Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Egoísmo y Capitalismo
Leonardo Girondella Mora
4 junio 2015
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


Los economistas y el Capitalismo suponen que todos actúan de manera egoísta y codiciosa. Este fue el tema de la conversación que sostuve con una persona y que reproduzco a continuación en sus puntos centrales.

— La conducta del ser humano es egoísta y todo lo que todos quieren es maximizar su beneficio personal. Eso es lo que presuponen los economistas liberales y lo que sucede en el Capitalismo —dijo la persona.

— ¿Quiere usted hablar un poco más en detalle sobre eso? —le solicité.

— Digo que en el Capitalismo que defienden los economistas liberales se justifican las conductas inmorales egoístas sin importar el daño que causen. Suponen que las personas son todas codiciosas y estarán dispuestas a vender a sus hijos si eso les representa una utilidad.

— ¿Se refiere usted a egoísmo o a interés propio? Le pregunto esto porque no parecen ser lo mismo. El egoísmo y la codicia causan daños en los demás, pero no el interés propio.

— Son lo mismo y son rasgos del Capitalismo, rasgos naturales y propios de él.

— ¿Sólo hay egoísmo dentro del Capitalismo o puede existir dentro de otros sistemas económicos como el Socialismo?

— Lo que digo es que el Capitalismo puede funcionar solamente donde todos son egoístas y actúan buscando su beneficio propio a costa del daño que infringen en los otros.

— Entonces, si yo pudiera mostrar que no todos se comportan de manera egoísta dentro del Capitalismo, lo que usted dice se vendría abajo. Y es real que dentro de un sistema Capitalista puede haber y hay actos de altruismo y caridad.

— Bueno, no digo que todos sean egoístas sino que el sistema se basa en abusar de otros, en explotar al prójimo, en dañar a unos para beneficiar a otros.

— Eso es egoísmo propiamente definido. ¿Se tiene solo dentro del Capítalismo o puede también existir en un sistema socialista?

— Sí puede haber egoísmo en el Socialismo, pero allí habrá sobre todo altruismo y la gente buscará ayudarse entre sí, con los gobernantes siendo también altruistas y con conciencia social.

— ¿Cómo producir ese cambio en el humano, cambiando de sistema económico? Quizá sea más productivo pensar en otra posibilidad que evite supuestos débiles. Podría ser que los seres humanos sean todos capaces de acciones egoístas, que dañen a otros, y que ese egoísmo no dependa del sistema económico bajo el que se viva.

— Podría ser, pero incluso así la supervivencia del Capitalismo depende del egoísmo con el que actúan las personas, dañándose y destruyéndose unas a otras. Es la única manera de que el Capitalismo sea exitoso como lo ha sido.

— ¿Cómo es posible que un sistema sea exitoso destruyendo y dañando? Ninguna sociedad sobreviviría destruyendo a sus integrantes. Me parece que sería lo opuesto. Un sistema solo tiene éxito cuando hace prosperar a todos o a la inmensa mayoría.

— Mi creencia es que el Capitalismo es naturalmente egoísta y codicioso, es decir moralmente reprobable. Y eso es porque en el Capitalismo se trata solo de satisfacer el interés propio.

— ¿Es la codicia lo mismo que el interés propio?

— Ya le respondí que sí.

— Piense usted en una posibilidad teórica, la de que el interés propio pueda ser satisfecho sin que eso signifique dañar a otro. Seré más atrevido, una posibilidad teórica de que dos personas al mismo tiempo puedan tener una relación económica en la que ambas satisfagan su propio interés personal.

— ¡Una teoría especulativa solamente! Es imposible que en una relación de tipo económico las dos personas salgan beneficiadas al mismo tiempo. Mucho menos en el Capitalismo que se basa en el egoísmo y la codicia.

— ¿Cuándo fue la última vez que usted fue a un supermercado?

— Una pregunta tonta que nada tiene que ver con… hace unos días. ¿Por qué?

— Lo que sea que usted compró le representó un beneficio personal y el dinero que usted pagó a la tienda significó un beneficio para sus propietarios. Ya no es tan teórico. Sí puede suceder que ambas personas satisfagan su interés personal al mismo tiempo.

— Pero, el comerciante actuó con codicia, tratando de ganar dinero, satisfaciendo su interés personal. Se llevó mi dinero.

— ¿Y eso a usted qué le importa? De cualquier manera, usted satisfizo su interés personal al comprar naranjas o lo que sea que haya comprado. El comerciante lo podría acusar a usted de lo mismo: “ese egoísta que se llevó mis naranjas”.

&&&&&

Con lo anterior he querido mostrar los errores de (1) creer que el egoísmo es propio de un sistema económico solamente y no un defecto humano encontrado en todos los sistemas; (2) suponer que egoísmo y codicia son lo mismo que interés propio; y (3) creer que es imposible tener acciones económicas en las que sea posible que todos salgan beneficiados.

Nota del Editor

Si le gustó la columna, quizá también Egoísmo y Altruismo. También, Egoísta o Altruista, su Decisión.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras