Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Precio de Las Cosas
Eduardo García Gaspar
5 noviembre 2015
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


La definición de precio da a veces la impresión de ser un secreto. La realidad es que saber qué es un precio ayuda como pocas cosas para entender a la Economía.

Una buena definición es esta:

«El precio es el encuentro dialogado entre oferta y demanda. El vendedor “dice” su valuación y yo “digo” la mía, ya regateando, ya diciendo si lo voy a comprar o no. De este diálogo multiplicado ad infinitum surge el precio, esto es el resultado del encuentro dialogado entre oferta y demanda».

Más tradicional, es esta otra definición:

«Precio, del latín pretĭum, es el valor monetario que se le asigna a algo. Todos los productos y servicios que se ofrecen en el mercado tienen un precio, que es el dinero que el comprador o cliente debe abonar para concretar la operación».

Si se trata de un productor tratando de vender sus productos, el precio tiene un significado de marketing:

«Para Philip Kotler y Gary Armstrong, autores del libro “Fundamentos de Marketing”, el precio es “(en el sentido más estricto) la cantidad de dinero que se cobra por un producto o servicio. En términos más amplios, el precio es la suma de los valores que los consumidores dan a cambio de los beneficios de tener o usar el producto o servicio”».

La idea centra de precio es la de una cantidad de dinero que se intercambia por un bien o servicio. Esa cantidad de dinero muestra una coincidencia de valuaciones del vendedor y del comprador, un acuerdo sobre el valor del bien o servicio.

La simplicidad de la definición es engañosa, por causa de una palabra vital “valuación” de esas dos personas en un momento concreto. Esto significa que los precios se moverán hacia arriba y hacia abajo, dependiendo de esa valuación personal doble en una situación concreta y momentánea.

Si existe baja escasez del bien, los precios tenderán a ser más bajos que cuando exista escasez alta. Si la valuación del vendedor es baja, como cuando quiere deshacerse de inventarios, los precios tenderán a reducirse. Si la valuación del comprador es alta, los precios tenderán a subir.

Los precios se mueven y esa es su naturaleza, lo que significa que se ajustan a las evaluaciones que hacen las personas de sus propias necesidades bajo las circunstancias que ellas perciben. Si el precio es «el encuentro dialogado» entre comprador y vendedor, el precio es en realidad una conversación dinámica que se acomoda a valuaciones personales.

Se mueven porque las valuaciones personales cambian, es decir, lo que las personas opinan es la causa de los cambios. Millones de ellas, actuando como compradores y como vendedores ocasionan los cambios en los precios.

Es un proceso en el que las personas actúan individualmente realizando valuaciones de bienes y servicios que llevan a intercambios que forman precios.

De lo anterior se intuye que el precio no es fijado ni establecido por nadie en particular. Esto va en contra del clisé común que supone que el precio es establecido por el vendedor a su entero capricho obligando al comprador a comprar a ese precio. Ni siquiera sucede eso exactamente en casos de monopolio.

Los precios se establecen de manera espontánea por medio de acciones voluntarias entre compradores y vendedores, lo que puede verse muy bien en el caso de un mercado libre, en el que hay varios vendedores en competencia y muchos compradores (pero que altera de manera importante un monopolio, como en el caso de la gasolina en México).

La información que forma los precios en un mercado espontáneo está desperdigada entre compradores y vendedores y no existe en ningún otro lugar que en sus mentes, en porciones distintas y parciales.

En realidad, toda la información que ha formado a los precios no puede ser centralizada en lugar alguno (mucho menos mantenida al minuto).

Finalmente, los precios solamente pueden existir como tales en un mercado espontáneo que permita a las personas hacer valuaciones y realizarlas en intercambios libres y sin interferencia de terceros.

Post Scriptum

Un caso fascinante de formación de precios es el de la Reventa de Boletos. La formación libre de precios en el mercado es algo tan obvio que pocos lo pueden ver.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras