Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Yugo de Las Masas
Eduardo García Gaspar
19 febrero 2015
Sección: EDUCACION, LIBERTAD CULTURAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es como una fuerza. Como una opresión presente y real. androjo

Un poder sobre la gente. Quizá como un imán que atrae a todos hacia sí, o al menos eso intenta.

Es lo que se llama cultura masiva o cultura de masas.

Algo que bien vale una segunda opinión.

No me refiero a la cultura popular sino a la cultura masiva. Eso que también ha sido llamado cultura de medios masivos. El concepto que supone que todos piensan, hacen, sienten, valoran y admiran lo mismo.

Es un fenómeno de nuestros tiempos, propio de la civilización de medios masivos. Es el efecto neto que se ejerce en la mentalidad de la gente y que es producto del pensamiento que aparece en los medios.

No es que los medios la fabriquen totalmente. Las mismas personas son también sus creadoras.

No suele hablarse de ella de forma amable. Se le ha calificado de enemiga de la cultura general, superficial y vulgar. Incluso de ser un factor que embrutece y atonta.

Está muy bien representada en la cobertura que los medios hacen de las celebridades y su vida íntima cuando antes dedicaban ese espacio a temas de mucha menor trivialidad.

Fuera de estas características, mi punto es que la cultura de masas es algo más que una creación de los medios masivos. Tiene un elemento de fuerza y poder que le lleva a desear imponerse en los demás.

Tal vez un producto de la democracia y la pasión que esta contiene por la igualdad extrema.

No creo que sea solamente un producto de los medios masivos. Es también un producto del pensamiento estándar que está contenido en lo políticamente correcto.

Creo que la cultura de masas es es muy buena parte una creación de la mentalidad progresista. No es casualidad que la mayor parte de los medios masivos contenga ese tipo de pensamiento.

También, la cultura masiva significa una fuerza que odia a quienes están en su contra. No es fácil rebelarse contra ella. Quien lo intenta sufren consecuencias, alguna suaves, algunas severas.

Este es mi punto central, el que la cultura de masas contiene un elemento de fuerza y de presión. Uno que premia la adhesión al pensamiento estándar. Y otro que castiga cualquier desviación.

La cultura de masas está bien representada en los contenidos de los medios masivos pero no sólo ahí, en los terrenos académicos la cultura de masas esta bien representada en el concepto de lo políticamente correcto.

Es en esa cultura donde están determinados todos esos conceptos que resultan tener la credencial de apoyo oficial.

En esa cultura de masas, hay un común denominador bajo y vulgar que se puede encontrar con extrema facilidad en la televisión, en el cine, en las revistas. Y tiene una faceta siempre presente, el rechazo a la altura de metas, al trabajo y el esfuerzo. Pruebe usted hablar de castidad en ese ambiente y verá a lo que me refiero.

Tal vez sea una especie de yugo que obliga y premia a quien se reduce a la mediocridad de promedio. Las burlas contra los alumnos más estudiosos y aplicados son un buen ejemplo de esta mentalidad de masas, la que aborrece el mérito que es individual. Hay aquí un elemento colectivista que ve como bien inmerecido el triunfo personal.

En la cultura de masas existe una ansiedad por lo simple y lo breve. Algo que está muy bien representado el pequeño número de caracteres que exigen Twitter. Es literalmente imposible resumir en ese espacio ideas complejas. Todo lo que puede hacerse es repetir eslóganes y clisés con escaso contenido.

En esa cultura de masas existe muy poco espacio que abra la posibilidad de un diálogo razonablemente productivo. En cambio, la extrema limitación del espacio se presta admirablemente ha expresiones de odio y a los insultos.

Todo lo que querido hacer es algo que creo que bien vale una segunda opinión. Un fenómeno de nuestros tiempos de demasiada televisión y poco seso.

Una cultura de esta organización universal que tiene un componente inusual, la fuerza de la mayoría para impedir el pensamiento independiente. No es otra cosa que una acumulación desordenada de frases hechas y lugares comunes.

Post Scriptum

Y a usted le gustó esta columna quizás también:

Pueblo y Masa

El Hombre Masa

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras