Las elecciones en Nuevo León de 2015. Aquí se presenta en orden cronológico inverso, la serie de columnas que escribió Jorge Ramon Pedroza para Contrapeso.info acerca de esas elecciones, las que tuvieron un elemento nuevo: un candidato independiente que ganó.

Jorge Ramón Pedroza es Ph.D. en Mercadotecnia y Comunicación por la Universidad de Texas en Austin.  Después de dirigir su propia agencia de publicidad por 20 años, ahora se desempeña como consultor en materias de comunicación y mercadotecnia.  Además cuenta con 30 años de experiencia impartiendo cursos universitarios en 10 países diferentes.

.

26 junio 2015: Conclusión, Cuéntame una de Vaqueros

Erase una vez en el lejano Noreste un pueblo asolado por gobiernos corruptos y delincuentes organizados. Sin embargo, un buen día llegó un vaquero independiente a salvar a la gente.

En su batalla contra el mal, perdió un hijo, y una hija fue secuestrada. En dos duelos desafió cientos de balas de los villanos y salió victorioso.

Cuando decidió enfrentarse al mismísimo gobernador y a todo el sistema que lo apoyaba, soportó que reporteros vendidos lo ridiculizaran y atacaran. Con un corazón sincero debajo del sombrero, el pueblo apoyó al vaquero y juntos vencieron al gobernador y sus cómplices.

Y vivieron todos felices para siempre.

Esta podría ser una historia perfecta para El Libro Vaquero, la lectura preferida de Jaime Rodríguez, según respondió a la ahora obligada pregunta a candidatos sobre sus libros favoritos. En estas historietas, según el propio Bronco, “viene alguien de fuera a salvar a todos.”

Nuevo León 2015 significa la derrota de los malos gobiernos, del marketing político hueco, de la manipulación de los medios, de las encuestas amañadas y de las guerras sucias. Nuevo León 2015 significa también el triunfo de la opinión y hasta del buen humor de un pueblo, además de la tecnología que le permitió expresarlos.

Sin embargo, y como conclusión final, estas elecciones significan el triunfo de un héroe contra la adversidad y sus retos. Es el antiguo mito de Perseo, de Hércules, de Jasón y los Argonautas. Puede ser la historia de David contra Goliat o, vamos, hasta la de El Llanero Solitario. El Bronco es un nuevo mito en el imaginario popular y es mucho más grande que Jaime Rodríguez.

La gran lección de la elección es que nada es más fuerte que una buena historia bien contada. No se trata de hacer un focus group, encontrar cuatro o cinco argumentos y hacer comerciales pegajosos para una cara bonita. Tampoco se trata ya de las añejas manifestaciones de acarreados y de la operación de maquinarias electorales.

Un ingenuo colega incluso dijo que la magia del marketing de el Bronco es que no parecía marketing. Si no parecía fue porque ¡no era marketing!

Todo se trata de una buena historia bien contada.

Tuve la oportunidad de llevar clases de comunicación política con un buen profesor, el Dr. Roderick Hart. En su cátedra nos enseñó que la comunicación política se acerca más al drama, con protagonistas, antagonistas, personajes menores, escenarios y una trama. Todo esto se dio en Nuevo León 2015 y cada quien, quizá sin saberlo, representó su papel.

Del Dr. Hart aprendimos una lección fundamental. Entendimos que, en comunicación política, se le puede aprender más a William Shakespeare, que a Philip Kotler.

Y ahora lo que sigue tendría que ser Camelot.

.

23 junio 2015: Gobiernos, la conjunción de los desastres

En muchas narrativas la conjunción de los astros anuncia la venida de eventos trascendentales. En el caso de Nuevo León 2015, más bien fue la conjunción de los desastres lo que abrió la puerta a una candidatura independiente tan fuerte.

Para empezar estaba el desastre de las últimas tres administraciones municipales de Monterrey por parte de alcaldes panistas. Primero en el trienio 2006-2009 Adalberto Madero presidió un período lleno de acusaciones de corrupción en la asignación de contratos de obras y el robo del dinero de parquímetros. Llegó incluso a estar en la cárcel por una investigación de la Procuraduría General de la República.

Le siguió Fernando Larrazábal, cuyo hermano causó el llamado “quesogate”, pues fue filmado recibiendo dinero de los dueños de un casino, presuntamente como extorsión para no clausurarlo. La inverosímil excusa fue que el pago era por la venta de unos quesos, creando la semilla de infinidad de chistes que hoy aún perduran en la opinión pública nuevoleonesa.

Esta serie de malos gobiernos fue completada por Margarita Arellanes, que se dedicó más a hacer pre-campaña para la gubernatura que a administrar la ciudad. Aunque no fue ligada a actos de corrupción escandalosos, el abandono que exhibe hoy Monterrey, con calles llenas de baches y parques en descuido, es la evidencia de otro mal gobierno panista.

El segundo desastre fueron dos malas administraciones priistas al nivel del gobierno del estado. En el sexenio 2003-2009 Natividad González Parás endeudó a Nuevo León a niveles record para financiar un cuestionable Foro de las Culturas, y el edificio más alto de Monterrey, la Torre Administrativa, un proyecto lleno de fallas y presuntos moches que, aún hoy, no es utilizado completamente para lo que fue pensado.

Justo cuando se creía que no habría peor gobierno, Rodrigo Medina hizo palidecer el sexenio previo con mucha más deuda y obras que se tenían que tumbar a los pocos meses de inauguración por la mala planeación. La indebida injerencia de su padre en la administración, un secreto a voces durante todo el sexenio, explotó con fuerza a pocos días de la elección en una grabación filtrada a los medios y los memes, mermando las posibilidades del PRI de retener la gubernatura.

El tercer desastre es la mala imagen del gobierno federal actual. Desde el escándalo de la “Casa Blanca”, Enrique Peña Nieto ha tenido bajos índices de aceptación, que se agravan cada vez que comete un error al hablar en público. A mediados de la campaña, circularon memes con la pifia de haber atribuido a las ciudades de León y Lagos de Moreno el status de estados de la república, que contrastaban con la campaña nacional priista de que ellos “si saben gobernar.”

En un país en el que la población perdona a sus gobernantes que roben con tal de que hagan buena obra, los nuevoleoneses habían sufrido por doce años malas administraciones de ambos partidos dominantes, y estaban, como diría la campaña independiente, “hasta la madre.”

La escena estaba puesta entonces para la llegada de el Bronco.

.

24 junio 2015: Campañas, viva el pinche Bronco independiente

La campaña de el Bronco probablemente comenzó el 25 de Febrero de 2011. Ese día su camioneta blindada fue emboscada por ex policías que habían sido despedidos por el entonces alcalde. Un mes después sufriría otro atentado. Durante su gestión, uno de sus hijos moriría en un cuestionado accidente y una hija sería secuestrada presuntamente por los Zetas para presionarlo.

Apodado el Bronco por sus modos bruscos, Jaime Rodríguez se destacó como alcalde por plantarse contra el crimen. Desde el atentado sonaba para gobernador, pero su partido le cerró el paso y renunció al PRI a finales del 2014 para lanzarse como independiente.

Lo primero que hizo fue estrenar una película documental de su vida que narraba sus muy humildes orígenes, los atentados y su lucha contra el narco. Jaime Rodríguez iniciaba así la construcción de la leyenda de el Bronco.

Apoyado por el audaz publicista Guillermo Rentería, la campaña de el Bronco no se hizo contra Ivonne o Felipe, sino contra el sistema. Ciertamente que no fue una campaña políticamente correcta.

En un spot un grupo de jóvenes profiere maldiciones para quejarse de los partidos mientras que otro joven intenta traducir el hartazgo a un lenguaje “políticamente correcto.” Al final el traductor se desespera y termina concediendo que “estos cabrones tienen razón, viva el pinche Bronco independiente”.

Si esta campaña no hace historia, por lo menos es la primera que usa groserías para referirse a su propio candidato. El tono de la comunicación fue popular, profano, como habla el pueblo.

La trama de la campaña queda evidente en otra serie de spots. En un ring un luchador llamado Bronco sin miedo pelea contra dos rudos, el Demonio PRImero y el Averno Azul. El árbitro está obviamente vendido a favor de los rudos, y le pone condiciones imposibles de cumplir al Bronco que a cada obstáculo responde, “sí le entro.”

En el lado contrario los candidatos del PRI y del PAN usaban el molde de las campañas “photoshop” que han popularizado los gurús del marketing político. Con acartonados candidatos leyendo guiones, estas campañas se basan en la idea de que los políticos se venden igual que los detergentes. Usan jingles pegajosos y fotos retocadas en múltiples espectaculares, buscando lograr el “Top of Mind” o recordación espontánea. Si te recuerdan más que el otro, ganarás.

A nadie perjudicó más este modelo de marketing político que a Felipe Cantú. Habiendo derrotado a Margarita Arellanes, el candidato panista pudo haberse perfilado como alguien que recuperaría el idealista PAN nuevoleonés de antaño. Muchos querían que asumiera ese papel.

En su lugar se puso a prometer guarderías y, qué novedad, acabar con la tenencia, con jingles y frases ingeniosas pero huecas. En un spot particularmente frívolo e intrascendente la campaña panista cantaba Quién Pompó, de Chico Che, para prometer uniformes escolares. Era el mensaje de que el candidato albiazul no se tomaba la campaña en serio.

Y así, simplemente, no se puede competir contra la construcción de una leyenda.

.

23 junio 2015: Candidatos, huevos con sesos

Ninguna elección se puede explicar sin analizar a sus principales candidatos.

Ivonne Alvarez, ex conductora de televisión con una breve carrera política, fue seleccionada por el PRI en un proceso interno entre diez candidatos. Figuras como el Secretario de Economía Ildefonso Guajardo, la dirigente nacional de la CNOP Cristina Díaz y el ex gobernador Benjamín Clariond contaban con credenciales y trayectorias partidistas muy superiores a la candidata elegida. Todos fueron pasados por alto.

Ivonne aportaba su juventud y el apoyo del gobernador Medina. Ambas virtudes serían también sus defectos. Su candidatura también parecía un contrapeso ideal contra la alcaldesa panista de Monterrey, Margarita Arellanes, quien todo mundo pensaba sería la candidata del partido albiazul. De hecho, en las encuestas de Enero las dos mujeres punteaban la elección.

Sin embargo, en un giro inesperado, Arellanes perdió en la pre-campaña panista, dejando sin efecto una de las principales razones para haber seleccionado a Alvarez como candidata del PRI. El partido en el poder comenzaba entonces con un error en la selección de candidato.

En el PAN, Felipe Cantú representaba un cambio fresco a la cantada candidatura de Margarita Arellanes. Aunque discreto en su trayectoria política, Cantú había sido un aceptable alcalde de Monterrey, y estaba lejos de los escándalos de corrupción de sucesores panistas en el mismo cargo como Adalberto Madero, Fernando Larrazábal y la propia Arellanes. Para los panistas su candidato ofrecía una opción real de triunfo, que terminaría en una decepcionante campaña como veremos más adelante.

Para muchos el mejor candidato era Fernando Elizondo. Ex gobernador interino, con trayectoria que incluía la Secretaría de Energía y el Senado de la República, Elizondo había perdido como candidato del PAN la anterior elección, frente a Rodrigo Medina, debido a una supuesta traición de algunos líderes de su propio partido.

En los debates entre candidatos, Elizondo resaltó como un candidato serio y conocedor. Su problema, en esta ocasión, era ser respaldado por el novel y débil partido Movimiento Ciudadano. Con casi 17% de las preferencias al principio de la campaña, y a pesar de ser el candidato con más sesos, Elizondo fue perdiendo votos a medida que transcendían sus pocas posibilidades de ganar.

Finalmente estaba Jaime Rodríguez, un ex priista de no tan buena fama que se convertiría en el Bronco. Un personaje que todo lo quería resolver con “huevos”, porque así fue como consiguió las más de cien mil firmas para ser candidato independiente. En un debate entre candidatos el representante del Partido Humanista arrancó un aplauso cuando le dijo al Bronco que los “huevos no piensan.”

La respuesta no tardó mucho. Al día siguiente Fernando Elizondo declinó a favor del candidato independiente y prometió trabajar junto con el Bronco por la grandeza de Nuevo León.

Ahora los huevos tenían sesos.

.

22 junio 2015: Encuestas, la desmitificación de un Mitofsky

Todavía, a pocos días de las elecciones, Roy Campos, director de la prestigiada casa encuestadora Consulta Mitofsky, criticó la encuesta publicada por el periódico El Norte que daba ganador a el Bronco con un margen de 13 puntos de ventaja.

Declaró a López Dóriga que en todas las demás encuestas ganaba Ivonne Alvarez, pero que incluso Felipe Cantú, el candidato del PAN, tenía posibilidad de ganar la elección.

¿Qué pasó con las encuestas en Nuevo León 2015?

Siempre habrá encuestas a modo, de las que los partidos políticos publican para simular que sus candidatos van adelante, aún cuando los mismos partidos sepan que van perdiendo en las encuestas internas que nunca publican.

Sin embargo, y a partir de la elección presidencial del 2000, varias casas encuestadoras serias fueron consolidando su prestigio. Nombres como Mitofsky, Covarrubias, GEA-ISA y Parametría, entre otros, adquirieron renombre a medida que sus predicciones resultaban más o menos acertadas.

Aún con sus diferencias metodológicas, la constante es que en general estas casas encuestadoras coincidían y atinaban al ganador, aunque las magnitudes de la victoria variaban de encuesta a encuesta, como fue el caso de la elección presidencial del 2012.

Pero en Nuevo León 2015 hubo resultados tan dispares entre estas empresas de opinión pública que harían levantar la ceja del más rabioso defensor de la estadística electoral.

En el mes de Mayo hubo encuestas que daban a Jaime Rodríguez 15 puntos, mientras que otras le daban 40 puntos porcentuales de la votación. Una brutal diferencia hasta para las encuestas más amañadas. Mientras que unos lo ubicaban en primero, otros le daban un lejano tercer lugar.

Algo raro pasó con las encuestas en Nuevo León 2015.

El veredicto de la elección confirmaría los resultados de El Norte, de Saba Consultores y de Hora Cero, aunque ninguno llegó a reportar la eventual ventaja de 25% que registró la elección.

Lo que tienen en común estas 3 fuentes es que son de origen local de la ciudad de Monterey. Mientras que las encuestas realizadas por casas encuestadoras de la capital coincidían en dar el triunfo a Ivonne Alvarez, aunque algunas señalaban un margen apretado de victoria.

Independientemente de que si hubo errores metodológicos, o de otro tipo, en las encuestas, lo cierto es que la publicación de sus resultados no marcó el rumbo de la elección, como algunos sostienen.

Al final de cuentas, la gente cree lo que quiere creer.

Como el caso que se dio hasta el mismo día de la elección. En una atmósfera sombría que contradecía sus palabras, la candidata del PRI aún sostenía que “algunas encuestas de salida le daban una ligera ventaja”.

.

19 junio 2015: Guerra sucia, lo queremos de gobernador, no de marido

La guerra sucia es una de las más controvertidas tácticas electorales. Entre los practicantes del marketing político hay quienes dicen que es la única manera de ganar una elección, otros piensan que utilizarla puede resultar contraproducente. Difama, dice la frase, que algo queda.

Dicen que lo que no te mata te fortalece, y tal parece que ese fue el caso de el Bronco. Mientras más se le atacaba, más subía en las encuestas. Tal parecía que el candidato independiente tenía lo que se ha dado en llamar el “factor Teflón”.

Teflón era una marca de sartenes a la que no se le pegaba nada, de ahí la metáfora. La etiqueta le fue impuesta por primera vez a Ronald Reagan, que por más escándalos que había en su administración su popularidad nunca bajaba. Se ha llegado a atribuir el mismo fenómeno a otros políticos como Felipe González en España y Tony Blair en Inglaterra.

Cuando nadie daba ninguna posibilidad a Jaime Rodríguez, todo mundo lo veía como un folklórico pie de página de la elección. Sin embargo, a medida que tomó fuerza el movimiento independiente arreciaron los ataques a el Bronco.

Se le ligó al narco. Lo acusaron de rebasar topes de gasto de campaña. Su primera esposa denunció que la golpeaba. Felipe Calderón vino a Nuevo León nada más para compararlo con López Obrador como un peligro para México. Otros en cambio, lo caracterizaron como un candidato auspiciado por el poderoso empresariado regiomontano. También lo denunciaron por mentir respecto a los atentados que recibió por parte de los Zetas y del secuestro de su hija, durante su administración en el municipio de García.

El colmo fue que hasta los priistas le achacaron ser un ¡priista encapuchado!

el Bronco, ninguna etiqueta se le pegó, mientras que Ivonne Alvarez jamás pudo quitarse el estigma de ser la candidata del gobernador Medina.

Cada vez que El Norte publicaba reportajes documentando la riqueza inexplicable del gobernador y su padre, la abanderada del PRI perdía puntos en las encuestas. Cuando quiso desmarcarse de la influencia de Medina en un discurso difundido en el noticiero nacional de López Dóriga, simplemente no se le creyó.

La difusión de la ya mencionada grabación telefónica del “sha la la” confirmó a muchos todas las sospechas de que Ivonne sería una continuación de los malos gobiernos de Natividad González Parás y Rodrigo Medina.

Una diferencia entre ambas guerras sucias, es que mientras que a la candidata y su gobernador se les acusaba de abusar de la función pública, a el Bronco se le atacaba en lo privado, en su persona, y tal parece que esa es una línea que no se debe cruzar en México.

Un meme sobre la denuncia de su esposa lo explicaría todo, decía, “Lo queremos de gobernador, no de marido.”

.

18 junio 2015: Televisoras, tranquilícese María Julia

Habría que preguntarnos que hubiera sido de la elección de Nuevo León sin el precedente de la película La Dictadura Perfecta, de Luis Estrada, estrenada en el 2014.

Para quien no la haya visto, esta película cuenta la historia de una televisora que es capaz de imponer con su poder mediático a un Presidente de la República. Como lo dice en su principio el mismo largometraje, el parecido con la realidad es meramente intencional.

Esta película le abrió los ojos a muchos respecto al rol indebido que pueden llegar a jugar los medios de comunicación social en un proceso electoral.

El Bronco no solo carecía del apoyo de los spots asignados a los partidos políticos, sino que además tenía a las televisoras locales en su contra. Al principio le daban al independiente poca y sesgada cobertura noticiosa. Pero la campaña de el Broncocrecía, y a finales de Abril, según algunas encuestas confiables existía un despegue importante de Jaime Rodríguez sobre sus contrincantes.

Llegó entonces el evento que probablemente definió la elección.

El 30 de Abril se llevó a cabo un debate entre los principales candidatos en el periódico El Norte. En una de sus intervenciones Ivonne Alvarez cuestionó directamente a el Bronco si alguna vez había golpeado a una mujer. El candidato independiente negó rotundamente haberlo hecho.

Acto seguido, la candidata del PRI abandonó en forma atropellada el periódico al terminar el debate para dirigirse a Multimedios Estrellas de Oro. Ahí, se presume que se reunió con directivos del grupo mediático y la primera esposa de el Bronco, para producir una entrevista en la que esta última acusó a su ex-marido de haberla golpeado. Parecía el fin de la candidatura del Bronco.

Sin embargo, la maniobra fue tan burda, que al salir la noticia la reacción mayoritaria fue de repudio a… ¡Multimedios Estrellas de Oro!

Al día siguiente los ataques a la televisora en redes sociales eran tan agresivos y extensos que llevaron a María Julia Lafuente, su más popular conductora de noticias, a hacer un llamado a el Bronco a “tranquilizarse y tranquilizar a sus seguidores”, hasta ahí la televisora pensaría que le daría la vuelta al asunto.

El problema fue que la “opinión” de la conductora fue recitada en el noticiero nocturno, casi palabra por palabra, por el veterano y respetado Arquitecto Benavides. En el Facebook, pronto aparecieron ediciones yuxtapuestas de ambas intervenciones, para evidenciar la falta de autenticidad de ambos conductores. La credibilidad de Benavides y Lafuente puede contarse ya entre los damnificados de la campaña electoral 2015.

Televisa y TV Azteca jugaron un papel similar en la elección, aunque en forma más discreta

Lo que no midieron las televisoras es que en su esfuerzo por restarle impulso a la candidatura independiente, acabaron por darle al Bronco todo el tiempo de televisión que el sistema le había negado en spots y, por consecuencia, ayudaron a consolidar su victoria.

Los viejos políticos lo resumían en una frase. Que hablen bien, que hablen mal, pero que hablen.

.

17 junio 2015: Whatsapp, ya te cargó el Meme

La verdad es que nunca unas elecciones habían sido tan divertidas. La tarde del 7 de Junio, conforme se daban los resultados, una verdadera invasión de memesasaltó los Whatsapp de miles de nuevoleoneses.

En uno de los más difundidos un payaso cargaba a la candidata del PRI; la imagen no podía ser más elocuente. Sin embargo lo que realmente se había cargado a Ivonne Alvarez fue la avalancha de memes en su contra durante toda la campaña electoral.

Uno de los medios más populares en la Roma antigua era el graffiti. Las paredes romanas estaban llenas de consignas políticas pintadas a la sombra de la noche para criticar a tal o cual cónsul o emperador.

En el siglo 19, las hojas volantes, como las que ilustraba José Guadalupe Posada, constituían la válvula de escape para dar oposición a la dictadura porfirista. El pueblo no sabía leer, pero entendía la fuerza de una imagen. Hoy, el siglo 21 nos trajo a los memes como un formidable formador de la opinión pública.

El meme combina 4 cosas potencialmente letales para cualquier político. Primero es humorístico, sarcástico, muy en línea con el sentir popular de los mexicanos, que, por ejemplo, encontraron en Cantinflas y Palillo a voceros de su opinión durante la primera mitad del siglo pasado.

Segundo el meme es gráfico, sintético, resume en una imagen y un breve texto todo un mensaje para un pueblo que no es dado a leer largos manifiestos de campaña. Su memorabilidad y contundencia superan con creces incluso al mejor spot de televisión.

Tercero su viralidad puede ser asombrosa. En la discusión del impacto de la tecnología de la red en nuestras vidas, hay quienes opinan que la tecnología marca la diferencia y hay quienes sostienen que el “contenido es el rey”. El meme es una confirmación de esta última propuesta. No cualquier meme se contagia, tiene que ser bueno para pasarlo más adelante.

Finalmente, ahora sí, la mensajería instantánea, el Whatsapp, le da a estos memes una velocidad y extensión de contagio jamás vistas. Una epidemia prácticamente imposible de parar. Por eso hay quienes etiquetan a los memes como “virus culturales”.

Desde el principio los memes fueron particularmente atroces con la candidata del PRI. Aparecía como marioneta del gobernador Medina, la pintaban con orejas de ratón, y en uno en particular reproducían la imagen de Ivonne comiendo sensualmente un plátano, como lo había hecho años atrás cuando pertenecía al elenco de la televisora local de Multimedios Estrellas de Oro.

La puntilla fue un audio, filtrado posiblemente por gente del mismo partido que la postulaba. En esta grabación telefónica la candidata dialoga con su ex tesorero sobre el paradero de 26 millones de pesos no justificados ante la Auditoría Superior de la Federación. La recomendación de la aspirante del PRI a su subalterno fue, “decimos que lo invertimos en obras, y sha la la.”

En cuánto llegó el audio al Whatsapp, la candidatura de Ivonne Alvarez se enfermó mortalmente con este virus letal… y sha la la.

.

16 junio 2015: Redes sociales, ahora los que informan somos nosotros

Es un dato duro que esta es la primera elección en la que la mayoría de la población tiene acceso a Internet.

De acuerdo a datos de SABA Consultores, quienes puntualmente monitorearon la elección de Nuevo León, 74% de los habitantes del estado pueden consultar la red para cualquier tipo de información. En el 2012 apenas 40% de los mexicanos declaraban usar la red, según la Asociación Mexicana de Internet. Este es un verdadero salto digital.

México es uno de los mercados de mayor penetración de Facebook, la red social líder mundial. Según un reporte de Forbes, lo que más comparten los mexicanos en las redes sociales son noticias.

En general se considera que uno de cada 5 miembros de las redes sociales son activos participantes. En este contexto, si la página de Facebook de el Broncocontaba con cerca de 400 mil seguidores, entonces tendría a 80 MIL ACTIVOS PROMOTORES del voto a favor del candidato independiente.

En la elección de Nuevo León los ciudadanos se informaron más por el Facebook y otras redes sociales que por los medios tradicionales. En cada grupo habría un “bronconauta” reproduciendo los mensajes de Jaime Rodríguez, que siempre los terminaba conminando a su “raza,” como él llama a sus seguidores, a que los compartieran.

La difusión de la campaña de el Bronco tuvo en Facebook y Twitter sus principales medios de comunicación, ya fuera para difundir sus spots, defenderse de los ataques de la guerra sucia, o para invitar a sus eventos, cada vez más concurridos y sin el tradicional acarreo de los partidos.

Los partidarios del candidato independiente no solo comunicaban la palabra de el Bronco, sino que lo defendían con vehemencia de cualquier ataque u opinión negativa que los retara.

Fue un movimiento auténtico y natural, distinto al obvio manejo de apoyo organizado que se percibía en los mensajes a favor de la candidata del PRI en particular. Los comentarios a favor de Jaime Rodríguez eran apasionados, llenos de maldiciones, reflejando el hartazgo de la población con los gobiernos de los partidos. Los comentarios a favor de Ivonne Alvarez sonaban huecos, institucionales, al estilo de “estamos con usted mi candidata”.

Algunos de los videos que la campaña independiente subió al Facebook alcanzaron casi el millón de descargas, superando los ratings de los más populares programas y noticieros locales de televisión.

¿Quién necesita ahora los spots de radio y televisión que asignan los institutos electorales para ganar una gubernatura?

En el evento del cierre de campaña de el Bronco, los asistentes abuchearon a los representantes de las televisoras que habían atacado al candidato y se manifestaron con pancartas. Una de ellas en particular reflejaba la nueva realidad: decía, fuera televisoras, ahora los que informamos somos nosotros.

.

15 junio 2015: Las 8 lecciones de las e-lecciones

Antes se hubiera dicho que correrían ríos de tinta sobre lo que pasó en la primavera del 2015 en las elecciones de Nuevo León. Hoy, lo correcto es decir que fluirán océanos de megabytes acerca del triunfo del independiente Bronco Rodríguez en el proceso electoral de este emblemático estado de la República Mexicana.

En muchos sentidos Nuevo León 2015 ha resultado ser un gran laboratorio político que puede orientar las campañas electorales. De este experimento, que muchos califican histórico, se pueden derivar lecciones para el futuro de la política electoral.

La improbable victoria de un candidato independiente en un sistema partidista que le había cargado todos los dados en su contra es resultado no de uno, sino de 8 factores que debemos analizar en forma detallada. Algunos son políticos, otros son producto del impacto de la tecnología en la política, y otros más son de carácter del cambio social que pide cada vez más una democracia más plena.

Este es el primero de una serie de breves escritos sobre la elección. En estos artículos examinaremos primero el rol que jugó el Face y el Twitter en darle difusión a un candidato sin presupuesto.

Seguiremos además el impacto de la tecnología, el Whatsapp y los Memes que tuvieron un papel distinto y definitivo en cambiar el tono de las campañas políticas.

Analizaremos también, en contraparte, el equívoco de las televisoras que convirtieron su dictadura en imperfecta.

Otro de los aspectos que hay que tomar en cuenta es el uso de la guerra sucia en México como táctica electoral.

Desde un punto de vista académico, resulta muy interesante el análisis de las encuestas electorales y su precisión o, más bien, la falta de ella.

Obviamente, el perfil de los candidatos en la contienda tiene que ser tomado en cuenta si queremos entender el triunfo del Bronco.

También en el aspecto político, este resultado no se pudo lograr tampoco sin la acción o inacción de gobiernos de ambos partidos que dejaron sumamente insatisfecho al electorado.

Finalmente, estudiaremos las campañas que cada candidato desarrolló, revisando, a toro pasado, sus aciertos y desaciertos.

Mañana comenzaremos con el primer análisis, el de las redes sociales.