Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Empresas e Impuestos
Eduardo García Gaspar
4 febrero 2015
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No fue hace mucho. La noticia provocó la indignación del día. androjo

Más tarde desapareció para ceder su lugar a la siguiente noticia. Otra que seguramente provocó otra ola de indignación.

Y así, en un carrusel diario de noticias no hay tiempo para examinar lo que ellas tienen en su fondo.

Intentemos corregir eso con el caso, el de empresas grandes que pagan impuestos bajos.

Ella fue enmarcada así: “400 grandes empresas (casi) no pagan impuestos”. Firmas mexicanas como Cemex, Bimbo, Telmex y demás.

El marco noticioso fue ampliado: “acumularon ingresos por 4 billones 960,000 millones de pesos en 2008, pero apenas pagan 1.7% en promedio de Impuesto Sobre la renta”. Una cosa curiosa, porque los impuestos se pagan no sobre ingresos totales, sino sobre utilidades o beneficios netos.

El detalle no es menor y es indicativo de una noticia mal reportada, intencionalmente o no. Este es el tipo de observación que no puede hacerse en el carrusel de noticias diarias, en el que la gran noticia de hoy se reemplaza por otra en breves períodos.

Esta noticia permite hacer la pregunta del abogado del diablo. ¿Deben pagar impuestos las empresas? Casi sin pensarlo, imagino que la respuesta automática es “por supuesto”. Y que cualquier intento diciendo que no, será tomado como una herejía terrible.

Ahora sí, en serio, examinemos los argumentos que pueden usarse para justificar que las empresas no paguen impuestos.

Una razón simple: esos impuestos elevan el precio de los bienes producidos. Los impuestos a las empresas son un costo más de su operación, no diferentes a lo que ella paga por electricidad o materia prima.

La conclusión es clara: sin impuestos a las empresas, el costo de producción se abaratará y los bienes serán más accesibles para todos. La idea es fácil de entender. El monto en el que los precios bajarán será más o menos proporcional a la tasa de impuestos que pague la empresa.

En un escenario hipotético de cero impuestos para todos, nuestro poder adquisitivo se elevaría notablemente y viviríamos mejor. Sin embargo hay que reconocer que se necesita tener gobierno y que la situación ideal es la de uno eficiente, que necesite pocos ingresos y eso reduzca los impuestos.

Otra razón simple, una de mero sentido común. La idea de doble pago de impuestos por el mismo ingreso suele ser rechazada, pero eso es lo que sucede en el caso de las empresas.

Piense en esto, la empresa X tiene utilidades y sobre ellas paga una tasa, digamos de 30%. Una parte de esas utilidades se suele repartir como dividendos a accionistas, la otra parte se queda en la empresa y se utiliza en su operación.

El accionista, a su vez, paga impuestos sobre el ingreso de sus dividendos. Esa misma cantidad que ya pagó impuestos antes cuando fue considerada utilidad empresarial. Paga ahora otra vez porque es considerada ingreso personal. Una clara doble tributación.

Ya no es tan claro eso de que las empresas deben pagar impuestos, mucho menos eso de que deben pagar más impuestos que el resto. Esto último es algo notable realmente. Se propone que las empresas grandes paguen más impuestos que las otras, más que las personas.

Un buen truco del político. Algo que engaña al ingenuo que piensa que los impuestos no los paga él sino las empresas. La realidad es que él también paga impuestos, esos mismos, en alguna proporción, sin darse cuenta, cuando compra los bienes que ellas producen. La persona más avezada se da cuenta de esto.

Tercera razón, el efecto general de impuestos más allá de lo razonable. Por encima de cierto punto, los impuestos tienen una incidencia negativa en la actividad económica al quitar incentivos al trabajo. Eso aplica a personas y a empresas.

Finalmente, lo que resulta chocante es la negativa para discutir temas como éste. Y es que existen personas que parecen cerrarse a hablar de lo que ellas consideran intocable, como la idea de que las empresas grandes paguen grandes impuestos. Hay razones que al menos hacen que esa idea sea inexacta.

Post Scriptum

Si le gustó la columna, quizá también:

Impuestos, Impuestos

Máximas Fiscales

El Fondo de los Impuestos

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras