Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Etica: sus Tipos
Leonardo Girondella Mora
7 abril 2015
Sección: ETICA, Sección: Análisis
Catalogado en:


La libertad presupone la existencia de un poder de selección entre más de una opción de separador.001conductas posibles en un momento dado de la persona —algo que necesita de criterios que ayuden a la mejor selección posible.

Es lo que soluciona el problema de qué debe hacerse en tal o cual situación —y lo que se llama Ética. En lo que sigue intento dar una visión general de los diferentes enfoques que ha recibido esta cuestión.

&&&&&

Una de las grandes ramas éticas es la llamada no cognitiva y significa que no está sustentada en algo que se considere conocimiento —es una ética sustentada en sentimientos, sugerencias, ideas sueltas, muy bien ejemplificadas en sus tipos.

• Ética de la emoción, cuyo cimiento es la emoción o el sentimiento —las reacciones emotivas de la persona que rechazan o aprueban algo sin que medie análisis ni reflexión.

• Ética del experto, la que se basa en el consejo o sugerencia que se busca en alguien considerado experto —la que puede tener diversos grados de intensidad, desde ser una sugerencia hasta convertirse en una orden.

Este tipo de ética no tiene un cuerpo teórico sólido de análisis y coloca a la persona libre en un papel de solucionador aislado de sus opciones libres —a las que resuelve por medio del sentimiento, las primeras impresiones, las sensaciones.

&&&&&

La otra gran rama ética es la opuesta, la cognitiva y que tiene un sustento que lleva a poder emitir juicios sobre lo bueno y lo malo —es decir, hace de lado a las emociones y sostiene que hay maneras de hacer juicios éticos.

Existen dos tipos de esta rama ética, la subjetivista y la objetivista.

• El subjetivismo ético hace al juicio moral un producto interno de la persona misma. Es en el fuero interno de cada quien donde se encuentra la solución a lo que debe o no hacerse siendo libre —una decisión totalmente subjetiva y sin criterios externos.

Bajo este subjetivismo ético se clasifica al relativismo, sea personal o cultural —cuando lo bueno y lo malo sí tienen una definición, pero ella depende del juicio interno de la persona, o de las costumbres en las que vive.

• El objetivismo ético es exactamente lo opuesto —el que sostiene que lo que define a lo bueno y a lo malo es externo a la persona y no depende de ella.

El punto a discutir es el de cuál es ese criterio externo que permite emitir juicios éticos objetivos —lo que permite dividir al objetivismo ético en dos grupos.

Uno, el grupo del naturalismo —el que básicamente deriva lo bueno y lo malo dependiendo de la naturaleza misma del ser humano.

Dos el grupo del no naturalismo —el que sostiene que existen verdades éticas igual que existen verdades físicas.

&&&&&

El repaso anterior es útil para entender la dualidad que enfrenta el uso de la libertad para los humanos —los que se enfrentan a dos grandes posibilidades.

• Ser ellos mismos en lo individual quienes son sus propios jueces éticos.

Están aquí las modalidades subjetivas y emocionales de la ética —y que dan soluciones flexibles, posible de ser acomodadas ad-hoc por cada uno presuponiendo su validez y justificación plena.

Sean por sentimientos y gustos, o por creencias personales o de terceros, la ética que esto produce es cambiante y mutable —alejada de toda idea de universalidad objetiva.

Esto produce un medio ambiente ético sin solución, en el que lo que es bueno para unos puede ser malo para otros.

• Aceptar la existencia de un criterio de juicio externo a las personas, al que deben someterse.

Este es el objetivismo, sea derivado de la naturaleza humana o de otra base diferente —y que permite encontrar principios universales que se usan para poder emitir juicios éticos también universales.

El objetivismo moral, por tanto, produce un medio ambiente ético en el que sí es posible encontrar acuerdos sobre lo bueno y lo malo.

&&&&&

Lo que he intentado es proveer al lector con un marco general sobre las formas de pensar que emiten principios acerca de cómo decidir en libertad —algo que espero le haga pensar acerca de cuál de esas maneras de pensar es la mejor. No la más cómoda, sino la mejor.

Addendum

La clasificación de escuelas de ética que he usado es la de DeWeese, G. J., & Moreland, J. P. (2005). Philosophy Made Slightly Less Difficult: A Beginner’s Guide to Life’s Big Questions. IVP Academic.

Nota del Editor

Si le gustó la columna, quizá también:

La Venenosa Relatividad

Rebatir el Subjetivismo

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras