Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Fanil
ContraPedia ContraPedia
10 diciembre 2015
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Existe una cierta escasez de palabras que sirven para denominar objetos y acciones que carecen de un término que las designe. En aras de remediar esa falta del idioma, se ofrece un remedio siquiera parcial.

Fanil

Perteneciente a la nostalgia tecnológica, esta palabra designa a la pieza de metal qué en los teléfonos de disco facilitaba el marcado del número al detener el dedo índice exactamente en el lugar adecuado a cada número lo que permitía a las centrales telefónicas lograr la comunicación deseada.

Desde luego, esta gran intención de diseño anatómico fue rebasada por adelantos de la tecnología que ahora usan botones de marcado el lugar del disco de los antiguos teléfonos.

Pertenece el fanil a la serie de objetos que han sido desplazados pero que quedan en la memoria de quienes los han usado.

Desde luego, las más jóvenes generaciones ni siquiera sospechan la enorme utilidad que tuvo el fanil, mucho menos alcanzan a comprender, por ejemplo, las grandes complicaciones que tuvieron quienes usaban tarjetas perforadas como único medio de comunicación con una computadora que requería aire puro y frío.

Aunque no hay datos históricos sobre la invención del fanil, por lo general es aceptado que fue un producto lógico e integral de diseño de un teléfono de disco.

Sin embargo, resulta interesante mencionar que existe una añeja casa de nobles venida a menos en Oiseaux-sur-Couteax que se remonta al siglo XII con el nombre de Ducado de Fanille.

Uno de los miembros de esta familia, se sabe, emigró a los Estados Unidos y patentó varios inventos que desgraciadamente no prosperaron y por lo que se considera una posibilidad que haya sido él quien sea el autor del diseño original del fanil.

De lo que sí estamos seguros es de que esa persona de nombre Gustave Louis Gérard Philipede Fanille vivió en Nueva York donde era conocido como Gus Fanil simplemente y que sometió a la oficina de patentes de ese país invenciones como la tecla con un 0 para usarse en las máquinas de escribir y que era diferente a la letra O. También inventó una tasa con asa para zurdos, una tonalidad diferente de negro para los modelos Ford T y un peine especial para barbas y bigotes que retiraba con gran eficiencia los restos de comida.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras