Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Igualdad Vista de Cerca
Leonardo Girondella Mora
21 julio 2015
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


La desigualdad material es uno de los grandes temas de actualidad —comprendido dentro de un marco que la define como un problema que debe resolverse.

La solución es con claridad una, la reducción de la desigualdad a un nivel indeterminado aún, en el que no sea ya un problema — haciendo esa reducción por medios gubernamentales (como impuestos progresivos altos e impuestos elevados a las herencias).

El tema, que traté en Desigualdad y Pobreza, no hace mucho, es una papa caliente por dos razones —por su popularidad que lo ha convertido en una cruzada social y, además, por la superficialidad con la que es visto casi siempre.

&&&&&

La presente columna tiene como propósito tratar esquemáticamente el problema de desigualdad y su solución— la igualdad vista más de cerca.

Parto de una situación simple, pero que ilustra correctamente el mecanismo igualitario.

• Una sociedad en la que ponemos atención en dos personas, R y P; en la que R tiene un ingreso de 100 y P un ingreso de 10 —una situación desigual que pretende ser solucionada.

La solución igualitaria clásica despojaría a R de una parte de su ingreso para dársela a P. Si se tratara de lograr una situación totalmente igualitaria, ello se lograría sumando los ingresos de ambos (110) y dividirlos entre dos (55).

Se le quitarían 45 a R y ellos serían dados a P, con lo que ambos tendrían ahora 55 —una igualdad total entre ambos y, supuestamente, una situación mejor a la anterior, quizá incluso una situación ideal.

• ¿Ideal? Quizá no, seguramente no. La situación supuestamente justa se logró dañando a R, quitándole 45 del ingreso que tenía —es difícil aceptar que una situación es ideal si se llega a ella dañando a alguien.

Hay algo allí que todos reconocerían como indebido, el haberle quitado por la fuerza una buena porción de su ingreso a R —una injusticia severa que manda a conocer los medios por los que R logró tener ese ingreso.

• Pudo R haber logrado ese ingreso abriendo una fábrica, arriesgando su capital y produciendo algo que ha resultado exitoso —su ingreso, por esta razón se justifica.

Si, por el contrario, R ha obtenido ese ingreso por medio de robos y fraudes, ese ingreso debe serle quitado —no por causa de desigualdad con respecto a P, sino por usar medios ilegales.

• Luego está P, con un ingreso de 10, mucho menor que el de R. ¿Es eso malo e indeseable? No se tendrá certeza hasta saber más.

Puede ser que P sea un perezoso irremediable que no ambiciona ganar más que eso; o puede ser que esos 10 que gana le provean con una vida razonablemente buena. También, podría ser que efectivamente no sean suficientes como para darle un nivel digno de vida.

• La conclusión es la obvia —hasta no saber más de las circunstancias particulares de P y de R no podría implantarse una medida redistributiva de sus ingresos sin riesgos de estar cometiendo algo indebido.

• No se detiene allí la situación vista —hay otra posibilidad, la de la conexión entre R y P. Puede ser que R esté dando empleo a P, es decir, que la desigualdad de ingresos sea de beneficio para P.

Gracias a que R tiene ingresos altos, P tiene un empleo que no tendría de otra forma, cuando P y R tengan ingresos exactamente iguales —lo que haría que R ya no tuviera recursos suficientes para emplear a P (y a otros como él).

• Supóngase ahora que P recibe esos 45 que le han quitado a R. Ahora el problema de P es qué hacer con esos recursos adicionales —cuatro y media veces lo que gana usualmente.

¿Qué hará? No puede saberse, aunque sí se conoce que no tiene una preparación para administrar tal fortuna —quizá haga algo que le dé un ingreso mayor sólido, o tal vez lo pierda en aventuras sin sentido.

La realidad es que, una vez pasado el tiempo, se tendrá una nueva desigualdad. Podría ser que R haya tenido mala fortuna en los negocios y ahora gane 10, cuando por el otro lado a P le ha ido muy bien y es él ahora quien gana 100.

De nuevo tendría que entrar el mecanismo redistributivo para igualar ingresos. A P le tendrían que quitar 45 como antes le quitaron a R. Es decir, la igualdad tendría que ser un mecanismo sin fin y aplicado con independencia de la realidad de las circunstancias personales —algo claramente equivocado.

&&&&&

Vista más de cerca, la idea de que la igualdad material es una situación más deseable que la de la desigualdad, tiene muy serios problemas —tratamientos impersonales, medidas injustas.

Nota del Editor

Una cita ilustra en buena parte el tema de la desigualdad (la columna completa es fantástica):

«Para el pensamiento común y bien asentado europeo la desigualdad es la gran causante de “inestabilidad social”. Lo que esa frase significa es que ciertos ciudadanos están legitimados a cometer delitos de coacción, extorsión, lesiones, daños, hurto e intimidación, siempre y cuando lo hagan en nombre del sindicato y la sacrosanta “lucha contra la desigualdad»

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras