Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Individualismo e Individualidad
Leonardo Girondella Mora
2 septiembre 2015
Sección: ECONOMIA, ETICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Quienes defienden a la libertad económica suelen ser acusados de individualistas, algo que considero inexacto —quienes defienden la libertad económica no son propiamente individualistas, más bien defiende a la individualidad personal.

Son cosas diferentes. Un individualista puede ser fácilmente entendidos como un ser egoísta, a quien no le importa dañar a otros con tal de tener un beneficio personal —esto es totalmente diferente al entendimiento de la persona como una individualidad que debe ser respetada.

Si se entra al terreno económico, se podrá ver que la ciencia económica es en realidad el estudio del comportamiento humano en el mercado —en actividades de producción, consumo, distribución, innovación, inversión y otras acciones más.

El centro del estudio de la ciencia económica es esa acción humana la que siempre parte de un supuesto de individualidad —donde cada persona es el centro y origen de las decisiones y acciones económicas.

Lo mismo sucede si se entra al terreno de la moral, donde también se estudia al comportamiento humano partiendo de ese supuesto de individualidad —en el que cada persona está bien en el centro y origen de cada decisión y acción moral.

La anterior distinción entre economía y moral sirve solamente a un propósito didáctico, pues en realidad las decisiones en la vida cotidiana presentan una mezcla inseparable entre una acción económica y una acción moral.

Lo que digo con lo anterior es que el trabajo de la persona tiene siempre un contenido moral —aunque por facilidad de estudio puedan dividirse en acciones económicas y acciones morales.

Lo anterior puede verse en instancias extremas. Una productora de películas pornográficas y un monasterio tendrá conductas similares en el sentido económico, tratando de maximizar sus ingresos y manejar sus recursos —aunque obviamente en el sentido moral sus mismas decisiones económicas tendrán un diferente significado.

Mi tesis central es que el centro de estudio, sea de tipo económico o moral, es el sujeto —la persona individual, lo que implica subjetividad no en el sentido relativista, sino en el sentido de la individualidad.

Poner atención en la individualidad equivale a poner atención en las decisiones personales, sean económicas o morales —las que están sujetas a principios universales que rechazan la idea relativista.

Al reconocer la individualidad se reconoce también por necesidad imperiosa la idea de la autonomía personal —donde la persona es capaz de valerse por sí misma tomando decisiones y realizando acciones que necesariamente son individuales.

Sólo pueden ser individuales cuando son libres, lo que llevar a una conclusión inevitable: la persona necesita ser libre para tener mérito económico, o bien mérito moral; idealmente ambos.

La individualidad de la acción humana tiene sentido solamente en sociedad —un campo de complejas interrelaciones de decisiones individuales, en el que la desigualdad es una condición necesaria para el complemento mutuo.

Insisto en mi tesis de la individualidad y con ella presenta un argumento en contra de las escuelas morales y económicas que ponen su atención en colectividades y grupos, desdeñando el origen es centro de toda acción y decisión, la persona individual.

Es la persona individual donde al final recibe la causa última de la salud de la sociedad —salud económica y salud moral, las que pueden estudiarse por separado, pero que en la práctica son inseparables. Es decir, la economía no funciona en un vacío moral; y la moral no funciona en un vacío económico.

La defensa de la individualidad personal no supone hacer de lado la posibilidad de asociaciones que agrupan personas — al contrario, buena parte de las decisiones personales está formada por aquellas que llevan a la formación de organismos como la familia, las escuelas, los gobiernos, las empresas y muchas otras más, todas producto de la decisión individual.

Creo que es un error importante el confundir al individualismo con la individualidad —equivocación que aquí he tratado de corregir, llegando a otra conclusión: es también un un error el dejar de considerar como centro y origen de lo que sucede en una sociedad a la persona individual, una por una.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras