Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Inyecciones De Dinero
Leonardo Girondella Mora
8 julio 2015
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Es común encontrar la opinión popular de que falta dinero en la economía —lo que sucede cuando las personas perciben que la economía está estancada o incluso decreciendo

Esta es una opinión común que percibe como causa de una mala situación económica a la falta de dinero en circulación.

Resulta claro que la mala situación económica, según esta opinión, se remediaría inyectando dinero.

Este es un tipo de opinión muy común en los terrenos económicos, cuando las personas se dejan llevar por la percepción inmediata y superficial. Si un empresario, por ejemplo, ve que sus ventas se reducen, con facilidad podrán concluir que si hubiera más dinero sus ventas se elevarían.

Esa opinión tiene de común lo que tiene de equivocada —los problemas económicos, por ejemplo, el estancamiento de la actividad, no son problemas monetarios, ni podrían resolverse con un remedio tan artificial como el aumento de la oferta monetaria.

En realidad existe una opinión opuesta y que tiene mucho de razonable. Según esta opinión, cualquier cantidad de dinero en existencia es el necesario y óptimo, siempre que los precios sean establecidos en un mercado libre de intercambios voluntarios.

Esto sucede con frecuencia en Economía, donde las realidades suelen ir en contra de la intuición popular —el que cualquier cantidad de dinero que exista alguna economía sea la necesaria y óptima es algo que no puede ser fácilmente entendido.

Pero es razonable pensar así. Con una cierta cantidad de dinero circulación los precios fluctuarán ajustándose a esa cantidad de dinero —y si la cantidad de dinero se redujera a la mitad los precios se ajustarían a esa nueva realidad, siempre que los mercados fueran libres.

Esto es lo que sucede con la inflación en el otro sentido —cuando la cantidad de dinero en circulación aumenta, los precios de los bienes y servicios se elevan.

Es decir, la opinión popular de que falta dinero en la economía cuando ella está estancada o decreciendo es errónea — y ella conduce un remedio también equivocado, el introducir más dinero dentro de la economía. Hacer esto conducirá mayores problemas de los que se intenta resolver.

Si la economía está estancada o muestra un decrecimiento, las causas de esta situación debe verse en otros terrenos fuera de la oferta monetaria —en general, en los terrenos que afectan la producción de bienes y servicios.

Cuando la oferta de bienes y servicios está frenada por regulaciones gubernamentales, o la intervención desmedida del gobierno la economía, ello suele conducir al estancamiento y el decrecimiento de la economía —sin que la oferta monetaria tenga influencia alguna eso.

De lo anterior puedo deducir que la situaciones de estancamiento o decrecimiento en economía presentan un problema adicional al que ya tienen —un problema de mala interpretación que lleva a la aplicación de remedios basados en la ampliación de la oferta monetaria, lo que impide reconocer la razón misma del problema y tiene efectos colaterales terribles.

Creo que el origen de esta opinión equivocada radica en la idea de que aumentando la cantidad de dinero que el consumidor puede gastar, la economía será reactivada —una idea en extremo simple y que puede ser perdonada en un ciudadano común, pero no en un gobernante, el que debe saber mucho más que eso.

Una de las varias medidas que suelen tomar los gobiernos para reactivar la economía es de la elevación de los salarios mínimos obligatorios —una medida que de acuerdo a esa opinión colocaría más dinero en los bolsillos de los trabajadores, quienes gastarían más y así reactivarían a la economía.

Pero ya que la realidad indica que cualquier cantidad de dinero en circulación es el óptimo innecesario, esa medida no tiene sentido —una afirmación, que mucho me temo, no será aceptada con facilidad.

Nota del Editor

No resisto la idea de añadir al anterior el peligro de la opinión pública que puede llegar a presionar a los gobiernos a tomar medidas incorrectas, como la elevación de la oferta monetaria, una decisión que haría que los gobiernos aumentarán su popularidad.

Si a usted le gustó esta columna, quizás también Política Monetaria De México.

Sobre la elevación del salario mínimo, hay una buena explicación de sus efectos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras