Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Facebookracia
Selección de ContraPeso.info
22 julio 2015
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


El uso político de Facebook y las redes sociales en elecciones políticas es el tema que presenta Jorge Ramón Pedroza. Agradecemos al autor el amable permiso de publicación.

Durante la Primavera Árabe en 2010, el poder de las redes sociales para activar movimientos sociales y políticos fue demostrado con fuerza.

En algunas naciones de medio oriente el férreo control de los medios de comunicación masiva por parte del estado fue desafiado por este nuevo medio de comunicación. Dictaduras de decenios como las de Egipto y Libia cayeron cuando unos cuantos activistas convocaron movimientos sociales masivos a través de redes como Facebook.

Ahora en México, los recientes triunfos de candidatos independientes mexicanos como El Bronco en el estado de Nuevo León, o Kumamoto en Jalisco, han sido atribuidos al uso eficaz de las redes sociales.

En este contexto habría que preguntarnos cómo se transformaría nuestro modo de gobierno con el advenimiento de Facebook.

Es indiscutible que los modos de comunicación han impactado de una u otra forma la manera de gobernar a los pueblos a través de la historia. Podríamos pensar que la asamblea con voto secreto dio pie a la democracia ateniense. Más tarde la imprenta nos traería gobiernos ilustrados, y la rotativa de la prensa masiva extendería la información y con ello la democracia.

La radio por igual difundió la dictadura de Hitler como la convocatoria de Churchill a no rendirse. La televisión, desde Kennedy hasta Obama, y con ejemplos como Peña Nieto en México, se ha convertido en impulsora de candidatos telegénicos, rostros amigables con la lente de las cámaras.

El Facebook pone al alcance de cualquiera la capacidad de comunicarse con grandes grupos de población a un costo mínimo. Esto abre caminos democráticos a personas que por carecer de fondos o apoyos jamás hubieran tenido oportunidad de llegar a gobernar. La pregunta ahora es cuál sería el verdadero impacto de las redes sociales en la democracia.

¿Más democracia o algo más ominoso?

Una de las formas degeneradas de gobierno se da cuando la democracia deviene en oclocracia, la dictadura de la muchedumbre.

Es importante distinguir que mientras la democracia tiene en su corazón el voto individual y secreto, la opinión en Facebook es abierta y de grupo y se parece más al asambleísmo de mano alzada de la revolución bolchevique en Rusia.

De esta manera el comportamiento en Facebook es más explicable por la psicología de grupos como entes en sí. En las empresas este fenómeno es conocido como «groupthink» que se propaga en las múltiples juntas donde ejecutivos concuerdan en una solución que no convence a nadie en lo individual, pero que la dinámica del grupo impuso a través de las interacciones sociales.

Cuando se trata de explicar cómo fue posible que un pueblo tan avanzado como el alemán cayera en el nazismo, hay quienes explican que la presión social de los demás los llevó a aceptar los excesos de un dictador. Esto llevó a un gobierno que en lo privado podría ser detestado, pero que en lo público tenía que ser amado.

¿Cuántas veces le hemos dado «like» a algo en Facebook, simplemente porque los demás lo hicieron?

¿No nos llevaría la red social a aceptar en lo público lo que nos disgusta en lo privado? ¿Podría un hábil demagogo manipular la red social?

Este son riesgos que nos trae Facebook, que en este caso podría convertirse en la tiranía de los «likes».

Nota del Editor

Jorge Ramón Pedroza es Ph.D. en Mercadotecnia y Comunicación por la Universidad de Texas en Austin.  Después de dirigir su propia agencia de publicidad por 20 años, ahora se desempeña como consultor en materias de comunicación y mercadotecnia.  Además cuenta con 30 años de experiencia impartiendo cursos universitarios en 10 países diferentes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras