Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Necesidad de Observar
Leonardo Girondella Mora
19 octubre 2015
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Quiero mostrar en esta columna un caso llamativo de pensamiento económico —especialmente porque se trata de algo del siglo XVI: ideas del un grupo de profesores generalmente reconocidos como los escolásticos.

Esto eran, para sorpresa de muchos, dominicos y jesuitas principalmente, que tuvieron ideas que ahora mismo nos parecerían revolucionarias.

En lo que sigue cito algunos ejemplos que sólo pueden haber provenido de mentes con capacidad de observar la realidad:

• Quizás la más llamativa de las observaciones es clave para entender qué es el valor económico, es decir, el valor de las cosas, como un resultado de la evaluación común de las personas —esto es la definición de valor en términos subjetivos: las cosas valen lo que la gente cree que ellas valen.

Incluso aunque sea una evaluación loca y sin sentido, esa evaluación dará como resultado el precio de las cosas —una idea esencial para la más reciente Escuela Austriaca de Economía.

• Esta idea es francamente revolucionaria, más aún colocada en el siglo XVI y de la que los escolásticos derivaron una conclusión fantástica: es el precio de las cosas lo que determina su costo de producción, no lo opuesto —algo que le hubiera servido a Carlos Marx para corregir su error.

• El aceptar que el valor de las cosas, su precio, es producto de la evaluación común de las cosas, según ellos, conduce a otra conclusión: el precio justo de los bienes y servicios es precisamente el que se logra por medio de la evaluación común.

No solamente eso, la evaluación común que produce los precios varía en el tiempo —lo que significa que los precios se mueven hacia arriba y hacia abajo dependiendo de la cantidad disponible de los bienes y de la intensidad de esa evaluación común.

&&&&&

Lo más llamativo de esas ideas es que no fueron creadas en el momento histórico en el que la ciencia económica ya existía como un campo especializado de estudio. Esto sucedió en el siglo 16 —Adam Smith publicó su libro hasta finales del siglo 18.

Los escolásticos estaban ocupados en el estudio de la conducta moral de las personas —fue estudiando esa conducta que descubrieron ideas como las que he citado y que incluso pueden considerarse como el real y verdadero nacimiento de la ciencia económica.

Es llamativo también, que estos personajes hayan propuesto ideas como la reducción del gasto público para evitar inflación, a la que consideraban como lo que realmente es, un impuesto producido por el exceso de dinero.

He hablado de las ideas de los escolásticos por un motivo central —el de que observando a la conducta humana, con cierta sagacidad, es posible llegar a idea como ésas.

Construir una teoría económica desde dentro de una biblioteca o de una oficina de gobierno es un ejercicio inútil —que fue lo que le sucedió al marxismo y teorías conectadas.

También, es lo que le sucede a los planes económicos gubernamentales —concebidos desde una oficina de gobierno en la capital del país; ellos no son más que una serie de especulaciones teóricas que no tienen la más remota conexión con la realidad.

Para quien está encerrado en una oficina, la idea de que los precios suben y bajan de acuerdo con la apreciación de las personas, resultará una idea extraña — y le parecerá irresistible intentar mover esos precios de acuerdo con sus deseos personales, sin pensar en el daño que causa.

Lo mismo, para quien está encerrado en una oficina, la idea de que los precios son el factor que determina los costos, le resultara repulsiva —pensarán en la lógica contraria y creerá que los costos son los que determinar los precios.

Este es el punto que quiero enfatizar —el de que la economía requiere conocimientos basados en observación de hechos reales por parte de una mente que tiene la capacidad de sacar conclusiones apegadas a la realidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras