Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Derechos Emotivos
Leonardo Girondella Mora
28 marzo 2016
Sección: DERECHOS, ESCUELAS, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Hace ya tiempo examiné el contenido de diversos libros de texto —libros oficiales del gobierno mexicano para la materia de educación cívica.

En lo que sigue analizo un documento oficial de la misma materia —en el que se establece que las competencias cívicas enseñadas al alumno significan

«Aprender a autorregularse implica reconocer que todas las personas pueden responder ante situaciones que despiertan sentimientos y emociones […]»

La idea central es la de saber controlarse al enfrentar ocasiones que «despiertan sentimientos y emociones». La pregunta que sigue es inevitable —la de si la emotividad es base suficiente para al control propio.

¿Control de reacciones emotivas? No creo que sea eso solamente lo que enfrenta la libertad. También ella enfrenta otra posibilidad, la de razonamientos y discusión argumentativa, con evidencias y pruebas.

Punto aquí el riesgo de enseñar al alumno Emotivismo Ético, una moral que :

«[…] afirma que los juicios de valor son emanados de las emociones individuales y que éstas tienen como objeto persuadir a los demás para que sientan lo mismo, intentando lograr que personas distintas valoren de forma idéntica lo que se observa».

El resultado será una arena de esfuerzos que busquen simpatías y coincidencias sentimentales y afectivas que no pueden ser sujetas de análisis racional.

&&&&&

Enn otra parte del mismo escrito que habla de otra competencia cívica la del «apego a la legalidad y sentido de justicia», dentro de la que se afirma que :

«Esta competencia alude a la capacidad del individuo de actuar con apego a las leyes e instituciones, siendo éstas producto del acuerdo entre los miembros de la comunidad, estableciendo derechos y obligaciones para ciudadanos […] Se busca que los alumnos comprendan que las leyes y los acuerdos internacionales garantizan los derechos de las personas, promoviendo su aplicación siempre en un marco de respeto a los derechos humanos […]».

Según esto, me parece, los derechos humanos son producto de acuerdos entre miembros de la comunidad y se establecen en leyes y acuerdos internacionales —lo que presenta otro riesgo.

El peligro de creer que los derechos humanos tienen como origen acuerdos entre personas —sean miembros de una sociedad o de un organismo internacional, es decir, producto de consensos y negociaciones.

Creer eso es igual a admitir que los derechos son arbitrarios y cambiantes, es decir, posibles de modificar —pueden ser ampliados o reducidos, pues son creados por convenios y transacciones, incluso votaciones.

Es el riesgo de la subjetividad en los derechos y que ignora que ellos nacen de la realidad inobjetable de la dignidad humana, igual en todos —sea o no reconocida por las leyes, sea o no garantizada por las autoridades.

&&&&&

He apuntado dos riesgos que están dentro de un texto oficial mexicano acerca de la enseñanza de civismo: (1) el riesgo del emotivismo moral y (2) el riesgo del subjetivismo en los derechos humanos.

Quiero combinar ambos riesgos en un solo concepto que creo es una amenaza significativa en la educación cívica y ética del alumno, el de volver imposible la justificación racional de los derechos humanos.

Los derechos humanos, bajo el marco mental establecido en ese documento, serían el resultado de una negociación en la que se hacen esfuerzos de convencimiento mutuo para sentir lo mismo, para tener las mismas emociones, los mismos sentimientos.

Los derechos humanos, las libertades humanas, terminarían siendo el resultado arbitrario de un escenario de confrontaciones conmovedoras de seguro; temperamentales y sentimentales —llenas de simpatías y apetencias con muy elogiables intenciones.

Pero, imposibles de ser examinadas racionalmente para encontrar justificaciones, incongruencias, efectos indeseables, conflictos internos.

Creo que va muy en contra de una buena educación el enseñar al alumno esa noción de moral emotiva y derechos subjetivos —un acto contrario al objetivo mismo de enseñar a usar la razón.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras