Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Explicación y Justificación
Eduardo García Gaspar
10 febrero 2016
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es un tema sabroso. Tiene sus sutilezas y bemoles. En otras palabras, es irresistible.

¿Es una explicación también una justificación?

Puede parecer una pregunta demasiado abstracta, pero tiene sus consecuencias muy reales.

Un ejemplo. La idea de que «el genoma humano y el del orangután son idénticos en un 97%». Entendemos con esto al ADN, lo explicamos.

No hay problema con eso de entender la gran similitud entre especies, con respecto al ADN. El problema surge cuando esa explicación de una cosa se convierte en justificación de otra cosa.

Por ejemplo, se ha razonado que si los bonobos y los chimpancés son promiscuos, la monogamia es «un estado impuesto por la sociedad, no una disposición genética».

La confusión queda clara: se entiende que los ADN son casi iguales y esta explicación se usa para justificar la promiscuidad de unos basada en la de otros. No tiene lógica. Es un razonamiento tonto. Podría usarse también para justificar el andar desnudo por las calles de Oslo.

Tome usted a alguno de los famosos detectives, Holmes o Poirot. Gracias a sus habilidades solucionan sus casos, los explican, encontrando a autores de robos, por ejemplo. El caso de un asesinato es explicado, pero tal explicación no es una justificación del acto.

Justificar no es equivalente a explicar. En un libro, A Natural History of Rape: Biological Bases of Sexual Coercion, se argumenta que para explicar a la violación debe ponerse más atención en una faceta biológica de estrategia reproductiva del macho que en otras variables, como violencia, desviación sexual y demás.

La obra tiende a verse como una justificación natural de la violación por ser explicada como algo propio de la naturaleza biológica. Aunque lo sea, lo que es dudable, la explicación no ofrece un argumento lógico para justificar a la violación. Piense usted en la realidad de que la inmensa mayoría de los hombres no son violadores.

No hace mucho, una persona justificaba a quien la policía había arrestado por golpear a sus hijos; decía que se sabía que el arrestado también había sufrido violencia cuando niño por parte de sus padres. Muy bien, es una explicación seguramente con alguna dosis de verdad, pero difícilmente puede usarse como una disculpa que retire la responsabilidad de los actos.

Lo que creo que bien merece una segunda opinión es el resaltar la diferencia enorme que existe entre explicar y justificar.

Estoy en el campo de la conducta humana. Puedo explicar que una persona cometió un fraude debido a su ambición material, a sus encantos personales y a sus conocimientos financieros. ¿Justifica la acción esa explicación? Por supuesto que no, lo mismo que no justifica la muerte de inocentes la explicación de un acto terrorista.

Quizá sea que la explicación suavice o ablande nuestra mente. Tal vez suceda que en algunos casos la compasión se desvíe y utilice a la explicación como una defensa de un acusado.

Tome usted a quien ha robado y recibido también atenuantes de pobreza y marginalización.

O puede ser que exista una mala forma de razonar que mezcle en una sola vasija a la explicación con la justificación, pensando que son ingredientes iguales. No lo son. Un libro de Baggini lo expone claramente:

«En realidad, la gente sí parece bar un fácil brinco entre explicación y justificación. Quizá se deba a que se piense que muchas explicaciones de la conducta muestran que las cosas deben ser como lo son, y que por tanto seríamos tontos al cambiarlas» Baggini, Julian, The Duck That Won The Lottery)

Es una buena manera de ver el asunto desde el otro lado. ¿Lo que es es igual a lo que debe ser?

Si la respuesta es positiva, entonces sí, si usted explica que por el ADN igual al de los chimpancés las personas justifican la promiscuidad y no hay vuelta de hoja (siempre que el ADN sea la explicación total).

Pero si la realidad no es igual a lo que debería ser, entonces tampoco hay vuelta de hoja: ninguna explicación va a justificar una conducta. Las justificaciones tienen otro estándar de validez, diferente al de las explicaciones.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras