Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Inexperiencia Juvenil
Eduardo García Gaspar
13 septiembre 2016
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


«Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta» Aristóteles.

La experiencia del adulto contra la inexperiencia del joven. La comparación que se hace es común. Un asunto de madurez contra inmadurez, de puerilidad contra sabiduría. ¿Es justificado eso?

Me resulta irresistible entrar al tema. Veamos primero la naturaleza de la aseveración. ¿Son los jóvenes en lo general inexpertos y son los adultos en general experimentados? La respuesta usual es afirmativa. Hay una razón esencial para afirmarlo, el tiempo.

El joven ha vivido menos tiempo que el adulto, por ejemplo, una persona de 18 años contra una de 55. Este diferencial de tiempo existe siempre y, se dice, tiene un efecto. El más viejo ha vivido más que el más joven.

Eso quiere decir que el joven ha pasado por menos situaciones, ha vivido menos ocasiones, ha enfrentado menos problemas que el más viejo. Esto es algo que no puede contradecirse como regla general. Más años vividos representan más experiencias por las que se ha pasado.

Pero hay algo que falta. El haber vivido más problemas, más ocasiones, más experiencias no parece ser suficiente para concluir que efectivamente el joven es un inexperto y el adulto un experto. Todo lo que puede decirse es que ha vivido más tiempo y ha pasado por más situaciones.

Lo que creo que falta es una habilidad para sacar lecciones sobre lo vivido, haber sacado conclusiones sobre la vida y lo que ella presenta y significa. Es decir, pueden existir viejos que aunque hayan vivido muchas experiencias no ha sido capaces de sacar esas conclusiones. Y pueden existir los viejos que sí.

Igualmente, pueden existir jóvenes con capacidad para sacar conclusiones aún de sus escasas experiencias y jóvenes sin esa habilidad. La cosa, por tanto, ya no es tan sencilla.

Con una complicación adicional, la de la cierta tendencia general y variable del joven que desecha al viejo, considerándolo que no sabe lo que él. Es una especie de soberbia que le hace al joven decir «sé lo que estoy haciendo» frente al más viejo que no aprueba su conducta.

Un ejemplo actual en EEUU. Los jóvenes tienden a ser ahora más socialistas que sus padres. Esos jóvenes no han vivido realmente bajo el socialismo, ni conocen lo suficiente aún de historia (lo que introduce el tema la baja calidad de la educación de esos jóvenes).

Podemos concluir algo razonable, el de mayor edad sí ha vivido más que el joven y eso le representa una ventaja potencial. Una ventaja que se convierte en real si el de mayor edad tiene la capacidad para sacar conclusiones sobre lo vivido por él. Es decir, habilidad para examinar su vida y desarrollar eso que puede llamarse lecciones de la vida.

El corolario no es nuevo. Puede remontarse milles de años atrás, hasta Aristóteles y la capacidad de tener ideas morales que sirvan de guía en la toma de decisiones diarias. Es eso que se llama razón práctica y que es la que se usa en las acciones humanas.

Quizá entonces el tema de la inexperiencia juvenil pueda entrar en terrenos promisorios si se comprende que buena parte de la educación de los humanos, especialmente en la juventud y la niñez es el desarrollar su razón práctica (lo que no excluye a los más viejos).

¿Cómo hacerlo? No sé con exactitud, pero puedo apuntar una idea, la de no olvidar los aspectos “filosóficos” de la educación, los “humanistas” o como quiera decirles usted. Me refiero a Historia, Filosofía, Lógica, y en general, curiosidad intelectual, por no mencionar Economía. La ciencia y la tecnología no bastan, son buenas, pero no suficientes.

También, otra idea, la del terrible efecto que tienen en la educación los esfuerzos de adoctrinamiento ideológico, que son en realidad censura académica. Piense usted en el significado de una aula llamada Ho Chi Minh en una universidad mexicana.

La razón práctica en el joven le pondrá en menos desventaja con el de mayor edad. Y eso significa amor por la verdad, curiosidad intelectual, razonamiento disciplinado, pasión por la libertad y valentía intelectual.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras