Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Inmunes al Error
Eduardo García Gaspar
22 junio 2016
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es una manera de razonar. De demostrar que se tiene la razón y que los demás están en el error.

Se le puede llamar inmunización contra el error. Una especie de vacuna que da la razón automáticamente. Su uso es universal.

Esta inmunización está bien ilustrada en lo que escuché decir a una persona:

«Los capitalistas no quieren ayudar a remediar la pobreza en el mundo. Si acaso algún capitalista dice que sí lo quiere hacer está claramente diciendo una mentira».

La estructura de esta forma de pensar es muy simple. Una persona dice que algo es cierto y para probarlo afirma que quien diga lo contrario miente (o de alguna otra manera ignora, oculta, o disfraza la «verdad»).

Es lo que puede decirse entre enamorados: «Sé que me amas aunque lo niegues y si dices ya no amarme es porque quieres ocultar tu cariño por mí»; algo que escuché hace ya tiempo en una telenovela.

El tema bien vale una segunda opinión. Afortunadamente la obra de Baggini, Julian. 2009. The Duck That Won the Lottery: 100 New Experiments for the Armchair Philosopher, nos da una buena idea.

Baggini menciona a Jean-Paul Sartre (1905-1980) y uno de sus conceptos, el de la angustia humana. Veamos esto con calma.

Lo que dice Sartre: todos los humanos sufren angustia. No muy optimista la tesis, pero eso es lo que afirma. El problema que se presenta de manera inmediata es obvio, pues no, no todos sufren angustia, La respuesta de Sartre es la que merece atención.

Dice que las personas que parecen no sufrir angustia es porque ellas la disfrazan o huyen de ella. ¿No sufre usted de angustia? No importa, eso se debe a que usted la oculta sin quererlo, o miente, o la ignora, o quiere escapar de ella.

Lo explica Baggini:

«El hecho de que no exista evidencia para negar una tesis, usualmente es una buena razón para suponer que sea verdadera. Pero algunas veces fallamos no dándonos cuenta de que la falta de evidencia contraria se debe al hecho de que su misma posibilidad ha sido descartada por la afirmación que se está haciendo».

Es como una especie de tribunal sesgado, de juicio predeterminado. Piense usted en el razonamiento que hace muchos años escuché para probar que existe una conspiración mundial oculta.

La persona sustentó su idea argumentando que el no tener evidencia alguna de la existencia de ese grupo secreto es prueba suficiente para probar su existencia.

«Me dices que nunca has oído de un grupo secreto que domina al mundo. Bueno, pues el hecho de que jamás hayas oído de ellos es una prueba de que efectivamente existe ese grupo».

Todos hemos pasado por la situación en la que alguna persona afirma algo como que los actos de terrorismo han sido realizados por los mismos gobiernos para… (escriba aquí la razón que usted imagine). Si alguien dice que esos actos en realidad no fueron cometidos por los mismos gobiernos y aducen pruebas, entonces se le responderá: «Eso es mentira, lo que los gobiernos han hecho es fabricar pruebas falsas».

La inmunización contra el error es, como dije, una especie de vacuna contra las evidencias en contra de lo afirmado. Como razonó una persona en la radio hace ya tiempo:

«Los donativos que las grandes empresas dan a los pobres no son altruistas ni desinteresados, al contrario, son egoístas y codiciosos pues solamente buscan que los pobres gasten ese dinero para que él regrese a manos de las mismas empresas».

El mecanismo de la inmunización suele tener éxito en demasiados casos, cuando no se profundiza siquiera un poco en los razonamientos. En su fondo consiste en asignar a la opinión contraria a la propia una posición que por definición la haga falsa: es mentira, es locura, está disfrazada, es inconsciente…

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras