Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Limaco
ContraPedia ContraPedia
14 abril 2016
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Existe una cierta escasez de palabras que sirven para denominar objetos y acciones que carecen de un término que las designe. En aras de remediar esa falta del idioma, se ofrece un remedio siquiera parcial.

Limaco

Si bien la palabra es conocida en alguna proporción, la acepción que se da aquí se refiere a la serie de personas que son conductores de vehículos automotores de todo tipo y que conducen de manera que es muy molesta para otros conductores.

La Asociación Nacional de Conductores de Kitale, en Kenia, encargó un estudio sobre este tema a la Universidad de Kojonup, en Australia, con el objetivo central de crear una tipología de limacos que pudiera servir de base a la emisión de regulaciones de tránsito y resolver a fondo el problema del limaco.

De acuerdo con la investigación realizada por el autor Hgdhala Vivihkandraputra de Karnal, India, existen amplios y variados tipos de limacos dependiendo de cuál es la molestia que producen en los demás conductores.

Lo que sigue es un resumen de los descubrimientos de ese investigador.

Limacus iluminorum. El conductor que lleva sus luces altas prendidas de manera que causa ceguera temporal en los conductores que lo enfrentan. Se subdivide en frontalis si el afectado lo encuentra de frente y retroris si el afectado lo ve por su espejo retrovisor.

Limacus milimetricum exactus. El conductor que maneja su auto a escasísima distancia del auto de enfrente, generalmente para poner presión y poder rebasar. Se subdivide en monstruosis si ese conductor maneja un trailer de más de tres toneladas y media y regularis si conduce cualquier otro vehículo.

Limacus lentibus. El conductor que lleva su carro a extrema baja velocidad en los carriles de alta velocidad. Se presupone que este tipo padece un complejo de auto que el cree inferior a los demás y esta es su venganza.

Limacus molestorum. Este es el conductor que aparece en el momento menos deseado cuando uno está buscando, por ejemplo, el número de una casa por la noche y tiene que ir a una velocidad en extremo lenta, hasta que aparece este tipo y empieza a manifestar su descontento. Si esto sucede por la noche se llama nocturnis y si sucede durante el día se llama diurnis.

Limacus sonoribus extremis. El conductor que hace sonar su claxon de manera que molesta a los vecinos de las casas frente a las que está detenido. Se han reportado casos de personas que por esta razón no han escuchado diálogos importantes de telenovelas, por lo que se le considera del género interruptibus.

Limacus musicorum bumbum. El conductor que ha puesto un equipo de sonido de tal potencia que sus preferencias musicales son dadas a conocer a las personas que transitan cerca de él, especialmente molesto en los semáforos. Por lo general se ha sospechado que esas personas siempre están oyendo la misma música pues suenan todas igual.

Limacus obstaculiensis. El conductor que estaciona su vehículo de manera que obstaculiza el libre tránsito de los demás automovilistas, generalmente un tipo sin gran conciencia de las consecuencias de sus acciones, muy asociado con las declaraciones de guerra y el rompimiento de amistades. Vivihkandraputra ha llegado a investigar que Hitler y Stalin eran este tipo de conductores.

Limacus indecisus. El conductor que ocupa dos carriles, causando así molestias en los demás y mostrando una clara falta de decisión en sus demás acciones cotidianas.

Post Scriptum

En caso del limaco presenta la necesidad de aclarar que existe un limaco animal y un uso peyorativo de la palabra:

«La palabra limaco designa aun molusco gasterópodo, una especie de caracol sin concha vulgarmente llamado también babosa… también metafóricamente es un término injurioso y en alguna ocasión se aplicó a las cortesanas».

El científico Willhem von Pfaff ha propuesto que por extensión del equivalente «babosa», se haya trasladado el significado hasta la dimensión de «tonto» e «idiota» en el campo automovilístico.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras