Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Monopolio de la Compasión
Leonardo Girondella Mora
14 marzo 2016
Sección: ETICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Para explicar la idea de la opción única del altruismo que se padece actualmente, necesito primero hacer una cita del presidente estadounidense G. Cleveland:

«Siempre puede confiarse en la amistad y la caridad de nuestros connacionales para el alivio de sus conciudadanos en desgracia. Esto ha sido demostrado repetida y recientemente. La ayuda federal en esos casos promueve la expectativa de cuidado paternal por parte del gobierno y debilita la fortaleza de nuestro carácter nacional, impidiendo la indulgencia entre nuestra gente de ese amable sentimiento y conducta que fortalece los lazos de una hermandad común».

Eso se dijo en 1887 y obedecía a una forma de pensar —la que sostenía que un gobierno central no tiene la obligación de extender su asistencia a casos no asociados con el servicio público.

En otras palabras, la caridad no es un asunto gubernamental, sino uno confiado a los sentimientos de caridad y compasión de la gente misma —la que se conmueve al saber de las desfortunas del prójimo.

La mentalidad de esos tiempos ha sido modificada sustancialmente, invirtiendo los papeles: ahora el individuo es es que se considera sin responsabilidad de atender esas situación, la que ha sido tomada por los gobiernos.

Lo anterior puede ser mostrado esquemáticamente:

Antes: las personas son responsables de obras de caridad, compasión y ayuda a las situaciones de los demás. Una responsabilidad que nadie más tiene y no puede ser delegada en otros.

Ahora: los gobiernos son responsables de la caridad, la compasión y la ayuda a las situaciones de los demás. La persona delega esa antigua responsabilidad personal en el gobierno.

En resumen, las obras de caridad han sido delegadas —del antiguo responsable, que era la persona, a una agencia con funciones caritativas, que es el gobierno.

&&&&&

La modificación es contraria al principio de la subsidiariedad —un fenómeno bien descrito por R. Sirico en Un Asunto de Distancias.

Lo que quiero agregar es esa idea mencionada al principio, la de la opción única del altruismo, por la que el marco mental de las personas les hace pensar en un canal exclusivo para obras de ayuda y caridad: el gobierno.

En ese marco mental, la persona se retira de la posibilidad de ser ella el sujeto activo de acciones caritativas y de ayuda a otras en situaciones de apremio —dejando así de verse como responsable de realizarlas.

Y si percibe necesidad de realizarlas, la persona reclama la acción gubernamental. Para ella, el gobierno tiene la función adicional de la caridad y la compasión —una mentalidad opuesta a la expresada en la cita del presidente estadounidense.

La regla cristiana establece como mandato el «amarás al prójimo como a ti mismo» —una clara obligación personal que dirige a la persona su acción personal. El mandato ha sido modificado a «reclamarás al gobierno que él ame a tu prójimo».

Un cambio que extrañamente ha sido aprobado por algunos sectores religiosos —eso que suelen ser partidarios del estatismo en sus diversas manifestaciones y que, con eso, relevan a la persona de sus obligaciones de caridad y compasión.

Puede llamársele neo-caridad a esta compasión a la que la persona renuncia delegándola en el gobierno —el que debido a esta nueva función cobra impuestos adicionales los que son la única participación del ciudadano.

Insisto en el efecto que produce este cambio de mentalidad.

Bajo esa mentalidad los gobierno y no las personas, son los responsables de la caridad y la ayuda la desfortuna de otros. Es el gobierno quien ahora tiene el monopolio de la compasión.

Si acaso, como ejemplo, la vecina es una madre soltera que necesita ayuda, bajo la mentalidad tradicional, ayudarla es una responsabilidad de su familia, de sus amigos, de sus vecinos.

Bajo la mentalidad actual, quien quiera ayudar a esa misma madre soltera le dirá «Ve a la oficina de gobierno e inscríbete en el programa de ayuda social para mujeres jefas de familia».

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras