Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Otra Variable Apocalíptica
Eduardo García Gaspar
1 febrero 2016
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIALISMO
Catalogado en:


No es invisible. Cualquiera lo puede ver. Por eso resulta curioso que pase desapercibido.

Y es una amenaza seria, severa, profunda. Me refiero al crecimiento estatal, a la expansión gubernamental.

Pero antes, hablemos del Reloj del Apocalipsis, que no es realmente un reloj sino un índice que presupone medir la cercanía de la humanidad con su destrucción final. Mide, entre otras cosas, el riesgo de una guerra nuclear, el cambio climático, tensiones políticas, tecnologías mal usadas y otras cosas.

Fue reportado que tal reloj,

«[…] se adelantó tres minutos este 2015 igualando al de 1949 y 1984, años de tensiones entre la URSS y Estados Unidos, con una carrera por crear arsenal nuclear más poderoso entre ambas naciones […] En 2014, el Reloj estaba a las 23:55. El año de su creación, el Reloj de Juicio Final marcaba las 23:50 y, el momento en que hemos estado más cerca del Apocalipsis fue en 1953, cuando este “reloj simbólico” marcó las 23:58.»

Total, el reloj en un índice de riesgo del Armagedón, del fin del mundo, según se mide con un índice multivariable. Un esfuerzo disciplinado de una pasión humana irresistible, la del fin del mundo.

Volvamos ahora al peligro invisible de la expansión gubernamental, una medición que en mi opinión debía ser integrada al Reloj del Apocalipsis (que no la contiene). Mi punto es simple: el crecimiento gubernamental lleva por un camino que conduce a una crisis realmente severa, catastrófica.

Veamos algunos datos (Hoppe, Hans-Hermann. 2013. Natural Elites, Intellectuals, and the State) :

«[…] antes de la Primera Guerra Mundial, el gasto gubernamental como porcentaje del PIB fue rara vez más alto que el 5%. Desde ese momento típicamente se ha elevado hasta alrededor del 50%. Antes de la Primera Guerra Mundial el empleo gubernamental fue típicamente menos del 3% del empleo total. Desde entonces ha aumentado hasta entre el 15 y el 20%. La edad monárquica se caracterizó por el oro como moneda y el poder de comprar gradualmente aumentó. En contraste, la edad democrática es la edad del papel moneda cuyo poder de compra ha disminuido permanentemente».

Añadamos otra evidencia notable. Cuando eran una colonia británica, en 1774, el gasto gubernamental en los Estados Unidos era el 2% del ingreso de los habitantes. Un siglo después, en 1870, el gasto gubernamental era el 7% del PIB, es decir, en 100 años se más que se triplicó proporcionalmente. Poco más de un siglo después, en 1980, la proporción fue de 31%.

Entonces, es posible reconocer una tendencia de ya muchas décadas: los gobiernos han crecido notablemente. Hay casos excepcionales que no muestran esa tendencia tan clara, pero hay otros en los que la expansión gubernamental llega a niveles de amenaza real y presente (recuerde a la URSS y al Nazismo hace tiempo, pero ahora vea a Cuba, Irán, Corea del Norte, Venezuela).

Mi sugerencia de añadir la medición de crecimiento gubernamental al Reloj del Apocalipsis está basada en la gran peligrosidad que ello significa: usted no puede seguir por la misma ruta y pensar que nada malo pasará.

Un ejemplo concreto, las propuestas de Bernie Sanders. el candidato demócrata socialista para la presidencia de los EEUU significarían la mayor expansión del gobierno en tiempos de paz para ese país, 18 billones (trillones en los EEUU).

Bernie Sanders, por tanto, acortaría el tiempo que lleva al final de los tiempos. Pero lo mismo sucede con las ideas de, por ejemplo, el PRD en México, Podemos en España y el resto de la lista. Las ideas de Chávez, Corea, Morales, Ortega y demás tienen ese efecto de acercarnos al Apocalipsis.

¿Exagerado? Realmente no. La tendencia de los datos es real y apunta una ruta en la que los gobiernos se asignan el manejo de proporciones creciente de los recursos, por ejemplo, con mayores impuestos y mayor gasto.

Esto es lo opuesto de lo que se necesita.

Pienso que lo anterior bien vale una segunda opinión: haber perdido de vista una de las mayores causas que producirían una crisis en verdad severa, la expansión gubernamental. Ella debe estar colocada al menos al mismo nivel de importancia del riesgo de un conflicto nuclear.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras