Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Personas, Sucesos, Ideas
Eduardo García Gaspar
11 abril 2016
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Preguntamos «¿qué es filosofía?». Abundaron respuestas, la mayoría malas aunque quizá en la dirección correcta.

La mejor, la de su origen etimológico, amor por el conocimiento, o sabiduría. No está nada mal, pero no es todo.

Hay otra definición de filosofía, una muy clásica y aceptada:

«La Filosofía es la ciencia que se ocupa de responder los grandes interrogantes que desvelan al hombre como ser el origen del universo o del hombre, el sentido de la vida, entre otros, con el fin de alcanzar la sabiduría y todo esto se logrará a través de la puesta en marcha de un análisis coherente y racional que consistirá en el planteamiento y la respuesta de cuanta cuestión se nos ocurra, por ejemplo, qué es el hombre, qué el mundo, qué puedo conocer, qué puedo esperar de tal cosa».

Muy bien, no hay mucho más que decir, excepto por una cosa que bien vale una segunda opinión.

Quizá pueda entenderse mejor a la filosofía si se propone una clasificación de ocupaciones mentales. Me explico con tres niveles de esas ocupaciones.

• Primer nivel. La mente en este plano se ocupa centralmente de las personas. El tema central en este estrato está formado por la gente: uno mismo y el resto de las personas. Esto es lo que constituye el foco central de estas mentes en este nivel.

Un caso de este nivel es la persona concentrada en sí misma, en su apariencia, en su vestir. aquí está la obsesión con la moda y la cirugía plástica. Pero también, están aquí las mentes cuyo tema central es el chisme y el rumor sobre los demás. Las conversaciones de vecinas hablando unas de otras.

Y, también, las mentes concentradas en las vidas ajenas, no tanto de sus amigos y conocidos, como de las celebridades, los artistas y demás. Las revistas como ¡Hola!, ejemplifican esto. Son las mentes enfocadas principalmente al conocimiento del último divorcio de los famosos.

• Segundo nivel. La mente en este plano se ocupa centralmente de los acontecimientos. El tema central de este estrato está formado por los sucesos, especialmente los del día, los más recientes. Esto es lo que constituye el eje alrededor del que giran las mentes en este nivel.

En este nivel están las mentes ocupadas con los acontecimientos y sucesos. Es la gente informada, al tanto de noticias e incidentes en muchas partes. Su dominio central es la información, como el que tiene el lector frecuente de periódicos.

Hay en este nivel especialidades, como el del aficionado al cine y que conocen mucho de eso; o el que sabe mucho de su especialidad de negocios. Domina en este nivel el aspecto práctico, el de resultados inmediatos y medibles, acompañado quizá con un cierto desprecio por lo abstracto y por lo teórico.

• Tercer nivel. La mente se ocupa centralmente de las ideas. El tema central de este estrato está formado por las ideas, las explicaciones, los conceptos. Esto es lo que constituye el foco central de las mentes en este nivel.

Este, creo, es el nivel de la filosofía, en el que domina la concentración en asuntos más abstractos; en principios, causas, explicaciones. En el que se manifiesta una alta curiosidad intelectual y se plantean grandes preguntas, esas que no tienen respuesta simple y que resultan irrelevantes en los otros dos niveles.

Es un nivel de inquietud mental, de intranquilidad intelectual, con altas dosis de creatividad y originalidad. El campo de las meditaciones y las reflexiones, de la búsqueda del sentido de todo.

No es un terreno exclusivo del filósofo profesional. Es el campo de quien sea que se inclina por pensar, tener ideas propias y deleitarse con las ajenas. Es la zona del que piensa tratado de concluir algo.

En fin, todo lo que he tratado de hacer es llegar a describir «filosofía» como un campo de ocupación mental, concentrado en ideas, teorías, reglas de razonamiento y demás.

Tal vez la filosofía pueda ser mejor entendida de esta manera y, mejor aún, una meta a la que puede llegar cualquiera que lo desee.

Post Scriptum

Lo que he hecho es sistematizar una frase conocida:

«Las grandes mentes discuten ideas; las mentes promedio discuten acontecimientos; las mentes pequeñas discuten con la gente».

Y que usé con una variación en la concepción de esta página hace ya varios años, en 1996:

«Las mentes promedio se preocupan de las personas y los sucesos de su tiempo. Las mentes grandes se ocupan de las ideas que explican a las personas y a los sucesos de todos los tiempos».

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras