Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Qué es Dirigismo?
Leonardo Girondella Mora
17 febrero 2016
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


La definición de ‘dirigismo’ puede ser lograda examinando los elementos que forman su concepto —que es lo que pretendo hacer en lo que sigue.

• Dirigismo es una palabra de origen francés, dirigisme.

• La palabra se aplica a campos políticos y económicos.

• El dirigismo describe un sistema político y económico que es una variante de los sistemas de poder concentrado.

• Bajo un sistema de dirigismo, los gobiernos poseen gran poder y utilizan gran influencia en la conducción de los asuntos económicos del país.

• El dirigismo es, por tanto, un sistema emparentado con el intervencionismo económico y una versión suavizada del socialismo.

• La precisión del significado de dirigismo es mala, pudiendo designar diversos métodos de dirección gubernamental de la economía del país: centralismo de decisiones, regulación amplia, orientación central por incentivos y coordinación estatal-privada.

• Ciertamente, el dirigismo en su esencia no involucra la negación de la propiedad privada al admitir, en oposición al socialismo, la propiedad particular de medios de producción —pero sí una influencia significativa sobre las decisiones de los propietarios.

• La ambición central del dirigismo es orientar, conducir y encauzar a la economía entera del país, bajo la hipótesis de que los gobiernos tienen un mejor y mayor conocimiento de las necesidades económicas de sus gobernados.

• La dirección o conducción económica realizada en un sistema de dirigismo puede tomar formas diversas y con diferente intensidad —desde la prohibición de importaciones de ciertos bienes para el fomento a su desarrollo nacional, hasta incentivos fiscales, o el uso de tecnologías limpias.

• Una faceta común del dirigismo es su labor de vigilancia intensa con el objetivo de «impedir que los comportamientos individuales perjudiquen la búsqueda del bien común, definida dentro del marco general de la política y estimulada por el debate público» —lo que sea que ello signifique.

• Una buena descripción del dirigismo es la del gobierno al mando de la economía, tomando las decisiones más importantes de ella —esas que orientarán su rumbo general afectando para bien o para mal a todo el país.

• El dirigismo no esta exento de riesgos que lo desvíen de sus intenciones ideales —incluso ha sido llamado «caramelo envenenado»:

«El caramelo del dirigismo y la planificación económica siempre ha resultado muy apetecible. Al político le permite aumentar su nivel de autoridad. Al economista le otorga una mayor preeminencia pública. Al ciudadano le resulta más cómodo esperar que la prosperidad sea “ordenada” por un grupo virtuoso al que se le confían habilidades casi místicas».

Es decir, la acumulación del poder económico en el gobierno eleva importantemente los riesgos de abusos de poder estatal y crea una expectativa irreal: el ciudadano pensará que la economía es posible de ser ordenada y conducida centralmente por rumbos predecibles.

• El dirigismo, al igual que el intervencionismo económico, implica la asignación de la responsabilidad de la prosperidad y la posibilidad del progreso al conocimiento y la honestidad gubernamental —retirando del ciudadano esa responsabilidad.

• El dirigismo ha sido llamado a veces «capitalismo de estado», una expresión sin real significado pues si es el gobierno el que dirige a la economía no puede tratarse de capitalismo en realidad —que es su opositor natural.

• Una manera de ampliar la comprensión del dirigismo es la mención de su opositor natural, la libertad económica que fracciona las decisiones económicas en los ciudadanos y recela de acumulaciones exageradas de poder, como los monopolios y la planeación central.

• Su significado original, que es claramente económico, ha sido ampliado hasta incluir la noción del dirigismo cultural.

&&&&&

En verdad, para su uso práctico, el término ‘dirigismo’ no es preciso en su significado y describe una situación real indistinguible del intervencionismo económico —a pesar de intentar enfatizar el manejo gubernamental de incentivos económicos, como la tasa de interés para incentivar a economías en problemas.

El dirigismo puede muy razonablemente ser agrupado entre las doctrinas que concentran la responsabilidad del manejo de la economía a una autoridad central, el gobierno —a la que suponen más experimentada, más conocedora y más moral que el resto de los ciudadanos.

Es por eso que el dirigismo presenta los mismos riesgos del intervencionismo y el socialismo, el abuso del poder gubernamental que aumenta significativamente al serle añadido el poder económico.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras