La definición de ‘república’ puede ser lograda conociendo los elementos que forman al concepto —que es lo que pretendo a continuación.

Definición de república

Los elementos que forman el concepto de república son los siguientes:

• Se trata de una noción claramente de naturaleza política y corresponde a una de las maneras básicas en las que es posible organizar un Estado, al gobierno y la nación.

• El origen de la palabra ‘república’ viene de res publica, es decir, la cosa pública —o los asuntos públicos, claramente referido a los asuntos políticos de importancia general.

• La república tiene un gobierno de representación general —elegido por medio de elecciones de candidatos en competencia y que tienen una duración predeterminada de antemano en sus cargos, después de la cual se repiten las elecciones.

Este es el elemento democrático de la república —que es el más conocido y célebre, pero que queda incompleto sin incluir a la idea de república.

¿Qué es una república en esencia?

Los elementos que caracterizan a una república son:

• La república tiene un gobierno organizado bajo el principio de la división del poder por función: legislativo, ejecutivo y judicial —o cualquiera otro que impida la concentración del poder total del gobierno en una o más personas o agencias.

• La república tiene un gobierno que puede o no ser federal, dependiendo del nivel de autonomía de sus estados, regiones o provincias —todas unidas al gobierno federal, pero con independencia que varía país por país.

La república puede ser centralista cuando no existen esos estados o regiones de acierta autonomía —ni gobiernos locales, sino únicamente el central, localizado en la capital del país.

• La república puede ser parlamentaria, al estilo del Reino Unido; o bien representativa al estilo de los EEUU.

• La república tiene además un elemento central, el de constituir un estado de derecho: leyes respetadas y cumplidas; donde las instituciones dominan y se protegen los derechos y libertades de los ciudadanos.

La república, por tanto, está muy ligada a la idea del constitucionalismo —una ley suprema y superior, por encima de la voluntad del gobernante y el electorado.

• Los opuestos de república hacen más comprensible su esencia. Van en contra de la república los regímenes personalistas, los dictatoriales, los totalitarios y algunos monárquicos —todos aquellos en los que existe poder concentrado y poca o nula atención a la ley.

• La república supone que la soberanía radica en las personas que viven en esa sociedad, creyendo que ellas son capaces de autogobernarse —es decir, poseen una serie de creencias que facilitan la vida en común, muy especialmente el amor por su libertad (véase Democracia Desde Abajo para una discusión al respecto).

• En una república existe la idea subyacente de que toda concentración de poder presenta riesgos de abusos potenciales y que por eso debe evitarse —de allí que en una república la economía y la cultura/moral están separadas del gobierno (la idea de M. Novak es muy importante en este sentido)

La república divide al poder político

Desde otro punto de vista, una república es un arreglo político por medio del que se establece un estado de derecho destinado a respetar a las personas, sus libertades y sus posesiones por medio de mecanismos gubernamentales que rompen el poder de las siguientes maneras:

• División funcional del poder: la clásica división de poderes en legislativo, judicial y ejecutivo.

• División temporal del poder: las elecciones periódicas que permiten cambios pacíficos de gobierno.

• División espacial del poder: las estructuras que dividen en estados o regiones al territorio nacional con gobiernos locales.

Esta división persigue un solo objetivo real y tangible, el evitar abusos de poder por parte de los gobiernos —una tendencia natural en todos ellos. Se trata, por tanto, de un concepto de claro origen liberal.

Democracia no es igual a república

Fácilmente se confunde a la democracia con la república —cometiendo un gran error. Los elementos de una república ponen frenos a los abusos que pueden suceder en una democracia, cuando se pretenda implantar exclusivamente la voluntad de la mayoría sea la que sea y diga loo que diga.

En una república se frenan los excesos democráticos. Es una estado de derecho.

Nota del Editor

Puede verse también Democracia y República. Relacionado con lo anterior está ¿Qué es la División Del Poder?

Regímenes como el fascismo italiano, el nazismo alemán, el comunismo soviético y chino son claros ejemplos de lo opuesto a la república al igual que los casos presentes de Cuba, Venezuela, Corea del Norte, Siria. La lista de los 10 peores dictadores da una idea de los caso opuestos a la noción de república. Del otro lado, el Índice de Libertad Económica da una buena idea general de los países ejemplos que caen en la categoría de repúblicas.