Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Quién Planea?
Leonardo Girondella Mora
30 agosto 2016
Sección: LIBERTAD GENERAL, PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Toda acción humana necesita planeación, sea en pequeña o gran escala —un tiempo corto o amplio que es dedicado a definir objetivos, evaluar medios, establecer resultados y anticipar consecuencias indeseables.

La planeación de la acción humana es en ocasiones tan veloz que parece haber dejado de existir, como sucede en acciones repetitivas o de consecuencias muy menores —como el beber cuando se tiene sed, o cargar gasolina al auto cuando tiene poca.

Conforme aumenta la importancia de las consecuencias y el desconocimiento del terreno, la planeación se hace más explícita —como cuando se adquiere un automóvil por primera vez, o se abre un negocio.

La planeación, es seguro, ayuda a mejorar las decisiones, haciéndolas más eficientes y exitosas —es decir, la planeación es necesaria y sucede, lo que me lleva a plantear la interrogante de quién es el que planea.

Cualquiera que enfrente esa pregunta responderá diciendo que las personas, esas que realizan las acciones decididas por ellas mismas —las que ha tenido la idea de actuar buscando cierto resultado, desde tomar un autobús para ir a algún lado, hasta pedir un préstamo para comprar maquinaria.

Esta planeación personal, rápida o lenta, reflexiva o impetuosa, prolongada o inmediata, presenta un panorama general de innumerables planeaciones individuales de un enorme número de personas —una visión asombrosa de planeaciones y acciones con números incalculables cada minuto del día.

Dependiendo del poder de decisión de cada persona, sus decisiones y acciones podrán o no ser autónomas y propias. Esto permite ver dos posibilidades esquemáticas de planeación/acción:

Posibilidad Abierta, en la que las personas gozan de gran autonomía propia para planear y actuar por sí mismas —buscando resultados personales.

En esta posibilidad, el poder se encuentra fraccionado en cada persona y aunque algunas de ellas puedan tener más poder que otras, no tienen el suficiente como para impedir significativamente la planeación y la acción de otros.

Esta posibilidad de planeación y acción autónoma propia con poder personal fraccionado podría calificarse como una estructura social global de libertades personales —en el que se acumulan los efectos de las innumerables planeaciones y acciones de las personas.

Posibilidad Cerrada, en la que las personas gozan de mucho menor poder para planear y actuar por sí mismas —incluso en casos extremos, de un margen de acción inexistente.

En esta posibilidad, el poder se encuentra concentrado en un segmento o grupo de la sociedad, el que suplanta la planeación y la acción del resto. Los planes y las acciones de quienes tienen poco o ningún poder son sustituidas por los planea y las decisiones de quienes tienen el poder suficiente para frenar las acciones ajenas.

Esta posibilidad de planeación y acción, concentrada en un segmento con mayor poder que el resto, podría calificarse como una estructura social global de violación de libertades personales —en la que se pierden los efectos acumulados de las planeaciones y acciones de quienes no pueden hacerlo.

Entre la Posibilidad Abierta y la Posibilidad Cerrada existen dos diferencias muy marcadas:

• El poder de planeación y acción que existe en la Posibilidad Abierta es reacomodada, dentro de la Posibilidad Cerrada, en dosis concentrada en un segmento específico de la sociedad —aquel que tiene el poder sobre otros para frenar su poder de planeación y acción.

• El conocimiento, las habilidades y los talentos en general que en la Posibilidad Abierta son utilizados por las personas en su planeación y acción personal, dejan de utilizarse en la Posibilidad Cerrada —en la que solamente se utilizan los del segmento que ha centralizado el poder de planeación y acción.

&&&&&

Las dos posibilidades presentan posibilidades de posiciones intermedias —es decir, de dosificación variable de concentración de poder de planeación y acción, con una conclusión posible: podrá pronosticarse que si todo lo demás es constante, la sociedad que se rija por la Posibilidad Abierta tendrá más recursos de talento en uso —más capital humano aprovechado— que la sociedad en un régimen de Posibilidad Cerrada.

Y eso producirá más adelantos, más innovaciones, más progreso y prosperidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras