Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Retórica sí, Contenido no
Leonardo Girondella Mora
31 agosto 2016
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


La discusión productiva entre partidarios del socialismo en general y los partidarios de la libertad económica es, como regla, un ejercicio improductivo —una exhibición de retórica con escaso significado que se niega a ver más allá de su mundo abstracto.

Quiero relatar una breve discusión mía con un socialista a quien considero honesto y decente —una buena persona con la que bromeo diciendo que siendo socialista él demuestra que nadie es perfecto.

He seleccionado algunas de sus ideas, tomadas casi literalmente y a las que a continuación añado un comentario mío.

«Hemos fracasado en nuestro llamado a la igualdad social, al altruismo, la tolerancia y la convivencia. Tenemos una crisis de valores en la que domina el egoísmo que el capitalismo fomenta y promueve».

Aunque no lo expresaría así, concuerdo en la existencia de una crisis moral —pero no veo que la causa de esa crisis sea el egoísmo capitalista. El egoísmo es un rasgo humano que se encontrará en el capitalismo, pero también en cualquier otro sistema económico o político.

«En el sistema actual de absoluto liberalismo económico se ha desarrollado un consumismo desenfrenado y materialista que no se tendría bajo un sistema socialista distribuidor de riqueza».

No creo que exista un absoluto liberalismo económico en parte alguna del mundo —menos aún en la región a la que él se refería, América Latina, donde ningún país es realmente liberal y muchos padecen dosis variables de socialismo.

Y tiene razón, en un sistema socialista clásico, como el que propone, no habría consumismo porque la oferta de bienes se reduciría —el consumismo es un problema que no preocupa en Venezuela.

«En el modelo capitalista la felicidad está definida por lo que tienes. lo que no sucede en el modelo socialista de igualdad que redistribuye la riqueza y reduce la desigualdad».

Es contradictorio. Si la igualdad es definida como buena porque redistribuye riqueza, entonces también promueve el «tener», es decir, lo material —quienes no tienen serán felices ahora que tengan.

¿Es la desigualdad el problema o lo es la pobreza? Ellas son cosas muy diferentes y necesita definirse si se va en una dirección o la otra. Si se quiere resolver la pobreza el camino más exitoso es la libertad económica, pero si si quiere igualar riqueza el camino debe ser el socialista —con un problema, el socialismo no produce riqueza y su distribución tiene límites severos.

«Estamos dominados por la ideología capitalista de acumulación inmoral que se ha infiltrado en todas partes, desde las escuelas y universidades hasta las iglesias y los medios de comunicación».

No sé usted, pero yo veo lo opuesto a lo que dijo mi amigo: las ideas socialistas son las que pululan por todas partes y las que reciben más promoción —será muy difícil probar que en la principal universidad de México se enseña a Adam Smith, cuando allí un auditorio ha sido dedicado a Ho Chi Min; por no mencionar a la teología de la liberación.

«La solución del mal modelo económico presente es la destrucción de ese modelo y la construcción de una nueva sociedad compuesta de ciudadanos altruistas y comprometidos con lo social, que den origen a un gobierno transparente con función social».

Demasiado soñador en mi opinión. Primero destruir para luego construir es demasiado costoso e imprudente, pues ninguno de esos dos sistemas es perfecto —yo recomendaría a mi amigo cambios parciales y pausados, viendo sus efectos y corrigiendo errores.

Suponer que su nueva sociedad mejorará a la naturaleza humana y, por tanto, a los gobernantes, no es algo que tenga evidencia alguna de poder realizarse.

&&&&&

El resumen de los puntos de mi amigo socialista y mis comentarios a ellos, creo, es una muestra representativa de los diálogos entre socialistas y liberales —jamás fui escuchado por él, jamás argumentó en contra de mis observaciones; solo repetía lo que había dicho antes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras