Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Menú Papal
Eduardo García Gaspar
30 noviembre 2016
Sección: RELIGION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Lo escribió William McGurn, en una columna del WSJ, «Hillary Clinton’s Catholic Fan Club Under Pope Francis, Progressive Catholics exaggerate papal authority» (24 octubre 2016)

«Es ya difícil ser un católico que cree que los Papas tienen algo que decir acerca del mundo sobre la fe y la moral, y la dignidad de la persona. Pero celebrar al Papa como una autoridad de los detalles de todo, desde energía hasta finanzas globales, requiere una fe mucho mayor que la de este pobre pecador».

Tiene su punto y vale una segunda opinión.

Es posible resumir la idea: lo que sea que diga el Papa eso va a ofrecer un menú con dos variaciones, resaltar o ignorar. La decisión dependerá de las opiniones personales. Ejemplos notorios de esto son las celebraciones progresistas y socialistas cuando el Papa dice algo que concuerda con esa manera de pensar.

Si no concuerda, simplemente se ignora. Como resultado buscado, el Papa es colocado en los medios como un soporte a la ideología progresista y socialista. No es que otros, los liberales por ejemplo, no intenten algo así, pero no son tan visibles porque los medios, en lo general, simpatizan más con el progresismo socialista.

Se tiene por tanto una situación que parece no ser muy clara para todos. Las declaraciones, documentos, entrevistas, libros y encíclicas papales serán sujetas a esa labor de seleccionar lo ideológicamente conveniente. Esto era difícil en los casos de los dos papas anteriores.

Pero ha resultado fácil en el caso de Francisco. Sus declaraciones y documentos son con simplicidad expurgados por lo socialistas y progresistas, quienes lo elevan a una posición de autoridad terrenal cuando les conviene. Lo que no va de acuerdo con ellos es descartado, como cuando reprueba el aborto.

Pero cuando afirma que el cambio climático es producto humano, o reprueba el uso de aires acondicionados, los progresistas dan brincos de alegría pues coincide con sus ideas. Con los liberales haciendo tremendas rabietas y lanzando terribles acusaciones.

La situación es realmente compleja para el católico convencido. Escuchará él constantemente las más altas aprobaciones del Papa provenientes de los socialistas y progresistas, sin darse mucha cuenta de las otras partes. Y escuchará las más amplias reprobaciones de los liberales provenientes de la selección parcial del menú papal.

Porque creo que al final eso estamos viviendo, la existencia de un menú papal del que cada quien toma lo que le conviene tratando de jalar agua para su molino, mostrando al Papa como un aliado de su ideología. No es algo jamás hecho, pero sí algo que en el caso de Francisco es mucho más notorio. Quizá sea su forma de hablar, o su insistencia inexplicable en detalles ajenos a lo religioso.

¿Qué hacer? Depende de cada persona. Los progresistas y socialistas seguirán igual que hasta ahora. Quienes hayan sido convencidos de que el papa es un socialista progresista, lo mismo. Tal vez algunos puedan corregirse, pero lo dudo.

El resto tendrá que, ante todo, ser prudente, es decir, recelar de las apariencias públicas y las opiniones simples. Todo esto es más complejo de lo que aparenta y necesita un actitud personal de sensatez para evitar errar con las primeras impresiones.

En conclusión, tenemos otro caso más de lo que se llama atención selectiva:

«[…] cuando una persona da preferencia a determinados estímulos y es capaz de atender a los estímulos relevantes e inhibir los distractores. Su función es esencial debido a la limitación de la capacidad atencional». Psicología y Mente

O, mejor aún, de retención y distorsión selectivas: atendemos y retenemos lo que más se acomoda a nuestras ideas y creencias, distorsionado aquello que las contradice. Es decir, no solo existe un menú papal del que se toma lo que conviene, realmente existe un menú en casi todo.

Las personas atendemos, seleccionamos y distorsionamos a la realidad para acomodarla a lo que pensamos y creemos. Nos enfada y enfurruña encontrar realidades que nos contradigan y cuando las enfrentamos la irritación que sentimos nos lleva a no hacerles caso, a olvidarlas, o a modificarlas a nuestro gusto.

Y el caso del Papa no es la excepción a esta imperfección humana, y su forma de ser se presta muy bien a la atención, selección y retención selectivas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras