Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Virtudes y Virtudes
Eduardo García Gaspar
5 enero 2016
Sección: ETICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Sucede incluso en medio de la secularización. La ausencia de religión no impide que ella sea imitada.

De otra manera, pero se copia. Un caso concreto, el de las virtudes.

Las hay en el “estilo viejo”, pero también en la moda post-moderna. Ver esto es irresistible.

Primero, las virtudes tradicionales, las de siempre: prudencia, justicia, fortaleza, templanza; son las llamadas cardinales. Se les añaden generalmente otras tres, las llamadas teologales: fe, esperanza y caridad.

Una lista breve, sencilla, directa, con poca posibilidad de error. No requiere mucha memoria, pero sí esfuerzo para practicarlas.

Segundo, el enfoque de nuestros días, las virtudes devaluadas a listas variables.

Por ejemplo, una lista de 90 virtudes y valores. En una página diseñada para resolver tareas de escuela, hay otra lista abundante.

Un libro reciente The Seven Deadly Virtues, trata el problema. Sus autores examinan siete “virtudes mortales” de nuestros tiempos: libertad, comodidad (convenience), progreso, igualdad, autenticidad, salud, tolerancia (nonjugdmentalism). Las consideran las virtudes cardinales modernas.

No se trata de examinarlas una por una, sino de ver su enfoque general. El libro las identifica bien:

«[…] las virtudes modernas fallan porque, en su mayor parte, se ocupan del exterior del ser, la fachada humana, la parte de nosotros que el mundo ve con facilidad —mientras que las virtudes clásicas forman un marco de organización de nuestro interior».

Ponga usted, por ejemplo, atención en la templanza. Se define como:

«… la virtud moral que modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad».

Nada o muy poco de las virtudes modernas se dedica a la moderación de los instintos y pasiones. Lejos de eso, las virtudes modernas parecen entender a la libertad sin ese freno de la templanza. Como si se definiera a la libertad omitiendo responsabilidad. Toda una innovación; mala, pero innovación al fin.

La orientación clara y fuerte de las virtudes tradicionales se percibe sin dificultad en otra de ellas, la fortaleza, entendida como:

«[…] la virtud moral que asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien. Reafirma la resolución de resistir a las tentaciones y de superar los obstáculos en la vida moral».

Todo un concepto que ve hacia dentro de un mismo, para construir carácter y fuerza de voluntad. Muy unida a la templanza, todas las virtudes tradicionales forman un conjunto entero, interrelacionado.

Tome ahora usted a la virtud moderna de la tolerancia, seguramente la mayor de todas.

Definida al menos como un mandamiento de «no me juzgues», invita incluso a la aprobación expresa de lo que sea como principio central de convivencia.

Esa «virtud» es curiosa porque impone la obligación de no pensar en los demás, dejarlos solos, abandonados a sus propios deseos libres justificado todo por la autenticidad, otra virtud moderna, ambicionar ser lo que sea que uno quiera.

Lo que en medio de la igualdad como virtud, crea una sociedad de seres aislados en sus propias debilidades. La templanza y la fortaleza no tienen allí cabida.

En fin, lo que he querido hacer es mostrar que existen virtudes modernas, un concepto acomodado a la secularización de nuestros tiempos y que muestra la imposibilidad de construir una nueva moral. Siempre tiene que partirse de la tradicional.

Y de la tradicional se hace una selección adecuada a los deseos personales, justificada por sí misma: debes evitar juzgarme, debes tolerarme, debes dejarme ser lo que yo quiera, cómodamente. Poco o nada existe para ver hacia dentro de uno, todo es exterior y eso, mucho me temo, crea seres de fachada atractiva con interiores débiles.

Seres amortiguados del exterior, como escribió Charles Taylor en A Secular Age, inmanentes y que todo pretenden encontrar dentro de sí.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Virtudes y Virtudes”
  1. ramon mitre Dijo:

    super Eduardo!





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras