Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Acumulación de errores
Leonardo Girondella Mora
16 noviembre 2017
Sección: EDUCACION, LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


En lo que sigue sugeriré la existencia de un nudo gordiano actual —un embrollo de gran magnitud que complica las vidas de millones y que podrían ser mucho menos enredadas.

Según la leyenda, en un templo dedicado a Zeus, había una carro atado con un nudo imposible de desatar y quien lo pudiera hacer conquistaría Asia.

«Alejandro Magno, en su camino para conquistar Persia, pasó por la ciudad de Gordión. Allí escuchó la leyenda y decidió enfrentarse a ella para dar un golpe de efecto a su propia leyenda. Tras estar un rato mirando el nudo, Alejandro sacó su espada y cortó el nudo con ella. Al hacerlo, dijo en voz alta “tanto monta desatarlo como cortarlo“» siempreconectado.es

Un nudo de tanta complicación que es imposible deshacer por el método que se pensaría estándar, pero que es fácil deshacer por un método simple, una espada que lo corte.

Es mi creencia que estos tiempos presentan otro nudo —uno mental que presenta una situación desordenada y enmarañada. F. Hayek (1899-1992) lo ha definido de esta manera:

«[…] llegado a una etapa en la que es más importante limpiar el camino de los obstáculos con los que la estupidez humana ha abrumado nuestro camino y dejar libre la energía creativa de individuos, que concebir más maquinaria para “guiarlas” y “dirigirlas” —crear condiciones favorables al progreso más que “planear el progreso”». Road to Serfdom

Resalto la idea de «limpiar el camino de los obstáculos con los que la estupidez humana ha abrumado nuestro camino y dejar libre la energía creativa de individuos» —creyendo que esos obstáculos en su conjunto son el nudo gordiano que se padece hoy (a pesar de que el libro citado apareció en 1944).

La necedad humana, una constante inevitable, ha acumulado una buena cantidad de errores cuyo total es mayor que la suma de sus partes —y forma una especie de muralla que frena el potencial que tiene el talento humano y los resultados que el tendría.

El concepto que sugiero es ese, el de un nuevo nudo gordiano que es imposible de desatar por las vías tradicionales —y que puede serlo por otros caminos.

El germen de ese nudo es el depósito acumulado de conceptos equivocados, teorías erróneas, creencias inexactas, prejuicios sin fundamento, opiniones y juicios desacertados —que en lo individual tienen efectos limitados, pero que al ser fusionados crean un total general: ese nuevo nudo.

Los errores son una constante humana y no son objeto de sorpresa —lo diferente de estos tiempos es su acumulación sin solución. En un proceso general estándar las equivocaciones son encontradas, reconocidas y solucionadas con nuevas propuestas, las que a su vez son mejoradas posteriormente.

El problema es que se ha tapado ese flujo de encontrar errores y solucionarlos, lo que ha provocado esa acumulación de equivocaciones —como una tubería de desagüe que ha sido obstruida y provoca problemas.

Hago referencia a errores e inexactitudes en creencias y opiniones económicas, morales, sociales, religiosas, políticas, filosóficas, que están sin solución y se aglomeran formando el nudo al que me refiero.

El centro de la explicación que propongo es que esa acumulación de errores sin resolver se debe a una peculiaridad de estos tiempos: el olvido de la razón —un rasgo moderno que significa relegar el discernimiento y la reflexión que llevan a confrontaciones juiciosas que ayudan a resolver errores.

El olvido de la razón tiene causas, entre las que señalo algunas.

• El surgimiento del relativismo intelectual, el que pregona que no hay verdades universales y que cada persona posee su propia verdad personal.

• La popularidad de las ideologías como explicaciones personales del mundo y que están afectadas inconscientemente por la posición social de la persona —excepto, por supuesto, la ideología de la persona que eso afirma.

• La aceptación de la posverdad, a la que importan más las emociones y sentimientos personales que la verdad a la que reemplaza con «hechos alternos» personales.

• El énfasis en las sensibilidad intensa que reclama no ser afectado con lo que sea que contradiga a las creencias personales.

• La obligatoriedad, incluso legal, del uso de lenguaje políticamente correcto que cierra la posibilidad de estudiar temas y asuntos.

Estas modalidades mentales impiden el examen de errores e inexactitudes, los que se mantienen sin solución por no aceptar soluciones que usen evidencias, pruebas, razones y argumentaciones —el nudo crece en tamaño con cada nuevo error que no es solucionado.

El resultado es un estancamiento de los errores y eso es lo que complica la vida actual —eso que describen palabras como ‘paralización’ y ‘obstrucción’y, peor aún, la conservación de los errores.

Hayek, en su cita, menciona el de los obstáculos (errores) para liberar la energía humana creyendo que sus consecuencias pueden ser planeadas. Empleé esa idea para hacerla más general.

En resumen, lo que propongo es que el olvido del uso de la razón ocasiona una creciente acumulación de errores sin resolver y que su aglomeración creciente es la causa de una existencia menos buena de la posible —y puede ser que se llegue a un punto en el que haya una desintegración general.

Nota del Editor

No resisto la tentación de sugerir, a quienes interese el tema, la lectura del libro de R. Scruton Fools, Frauds and Firebrands: Thinkers of the New Left.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!