Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Afanito
ContraPedia ContraPedia
20 marzo 2017
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Afanito

Un término en extremo necesario y que se da a las terminaciones que tienen en sus dos extremos las agujetas o cordones con los que se amarran los zapatos.

La función central del afanito, descubierta por el famoso físico japonés, Boguslaw Boguslawsky, se refiere a la facilidad que permite para meterlas en los agujeros de los zapatos destinados a ese mismo propósito. Y, un segundo uso, el evitar que las agujetas se deshilen en sus extremos.

Es desafortunado que se ignore el nombre del diseñador del afanito, quien lo usó por primera vez, supuestamente en el siglo 11 de acuerdo con la leyenda que contiene una estatua en la plaza central de la ciudad de Innsksburgerber.

El monumento está destinado a honrar a un zapatero local de ese época, quien cumplió con los deseos del noble local, Barón de Gryshynsky, el que en varias ocasiones estuvo a punto de perecer durante sus partidas de caza debido a agujetas desechas o rotas y la imposibilidad de reemplazarlas de inmediato.

Y como es de sobra conocido, existe otra leyenda con cierto fundamento histórico, la pequeña ciudad de Onnsksburgerber, eterna rival de Innsksburgerber.

Esta segunda leyenda asegura que el inventor del afanito fue un primo segundo del Barón de Gryshynsky, con quien tenía una gran rivalidad, la que produjo al final, en ese mismo siglo 11, la Guerra de los Afanitos y que terminó cuando el rey Ostrarberto III decretó que había sido él el inventor del afanito.

Las cosas no terminaron allí pues luego hubo otro conflicto en el que ambas ciudades se disputaban la invención del afanito en colores variados y que produjo la Guerra de los Colores. Terminó el conflicto cuando, otra vez, el rey Ostrarberto III, decretó que él los había inventado castigando con pena de muerte a quien dijera lo contrario.

Al siglo siguiente, las esposas de los nobles de Onnsksburgerber se burlaron de las esposas de los nobles de Innsksburgerber, porque estas últimas llevaban afanitos de colores pasados de moda. Esto ocasionó que se declarara otro conflicto, que se hubiera llamado la Guerra de los Afanitos de Colores, pero que el rey Ostrarberto V pudo evitar mandando a la horca a las instigadoras del conflicto y decretando que todas las esposas de todos los nobles se vistieran de gris.

Existe en el museo de arte de Onnsksburgerber una pintura en la que una noble viste un vestido azul con tocado azul, abrigo azul, zapatos azules, pero sus afanitos son verdes. La pintura es obra de Johaan vaan der Haahaan, quien la pintó por encargo de campesinos locales los que así se vengaron del robo que las tropas les habían hecho de un burro confiscado para transportar armas.

Según el historiador Hilhem von Harakikito, el afanito tuvo un impacto importante en la historia humana. Después de diversos estudios y arduos cálculos, reveló la evidencia que de no haberse inventado el afanito y tenerse las consecuencias de ahorro de tiempo y material, el mundo estaría atrasado en su avance unos tres meses y medio.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

También en Twitter

ContraPeso.info tiene ahora su versión en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.