Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cosmos Cortos
Eduardo García Gaspar
6 junio 2017
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es de simple sentido común. Quizá por eso, sea ignorado con frecuencia. Es el fenómeno de la especialización desviada.

Consiste en la fuga de un campo de especialización en el que se es experto y sobre el que puede hablarse con autoridad, a otro en el que no se es experto pero acerca del que se cree poder también con autoridad.

Un ejemplo extremo: la persona A experta en Sonoquímica tiene autoridad para hablar acerca de ese campo; sus opiniones, suponemos, tienen valor y credibilidad y, es más, la persona es célebre en el mundo por ser la que más sabe de eso. Hasta ha ganado, imaginemos, un Premio Nobel.

La persona A sale ahora de su especialidad y se adentra, digamos, en el campo de la Etología Clínica; o de la Metafísica. Es obvio que la persona A no puede opinar acerca de estos campos con la autoridad que usa en su especialidad.

Es difícil, por ejemplo, que un célebre cantante de rock pueda ser llamado a una conferencia de profesionales en Teoría de Precios. O que un gran escritor de famosas novelas pueda escribir un libro sobre Teología.

En fin, un asunto de sentido común y que, quizá por eso, sea ignorado con frecuencia. Vayamos ahora, un paso más adelante. ¿Hay alguna forma de conjuntar los conocimientos de cada especialización en un todo congruente?

La respuesta es afirmativa. La llamamos Filosofía, la forma más cercana a esa armonización de conocimientos en cada especialización con el propósito de acercarnos a la verdad entera por medio de la razón. Se trata de una aproximación solamente.

La consecuencia es poco obvia, pero clara: cada especialista se enriquece a sí mismo si añade algo de Filosofía a sus conocimientos. Es la oportunidad de ver más allá de su campo limitado, del corto cosmos en el que vive y que tenderá a contemplar como si fuera la realidad entera,

Un ejemplo específico. En mi experiencia he encontrado que la gente que especializada en comunicaciones piensa que su especialidad es nueva. Me refiero a campos como publicidad, medios masivos, relaciones públicas, marketing, periodismo y todo eso que se engloba en «comunicaciones».

Suele sorprenderles que su supuesta especialidad moderna no lo es en realidad. Tiene antecedentes muy claros unos cuatro o cinco siglos antes de Cristo en Sicilia. Fue un producto de la necesidad de persuadir a los jueces acerca del reclamo de sus propiedades.

Eso se desarrolló, pasó a Atenas y se convirtió en lo que conocemos como Retórica, el arte y habilidad de persuadir. Donde cuentan las palabras, las frases, las figuras del lenguaje, la corrección y el estilo. No interesa aquí tanto la verdad como la persuasión y se dirige más a una audiencia común que a una de expertos.

Busca crear una actitud favorable hacia la opinión que se propone, en mucho usando emociones y buscando una inspiración a actuar, usando también algún proceso de razonamiento.

En fin, si usted examina los principios de la Retórica, como fue enseñada en esos tiempos, se sorprenderá de lo similares que son ellos a lo que se enseña en Comunicaciones actualmente. Es esta similitud la que le muestra su entrada a la Filosofía al alumno de esa especialidad. Y lo enriquece.

Esto es lo que bien vale una segunda opinión.

No es malo ser una especialista. No es negativo ser un experto en una especialidad. Al contrario. Sin embargo, hay algo de lo que la persona carece cuando se queda dentro de su cosmos corto y no sale a disfrutar de lo que existe fuera de él.

Es como vivir dentro de una casa, amplia, bella, segura, sin salir de ella por voluntad propia, dejando de conocer lo que existe afuera. Es como dejar de viajar y conocer otras partes. Como no conocer otras personas, otros platillos. Eso es lo que no debe hacer el especialista. Si sale, eso le producirá respeto hacia otros conocimientos.

Quizá así, el celebre cantautor ya no se arriesgue a emitir opiniones como si supiera mucho de Teoría Monetaria. Pero, sobre todo, se enriquecerá y será más completo.

Recuerdo un caso llamativo. El de un publicista, hace muchos años, aficionado a la música clásica y a la ópera. Era él una persona más completa que la mayoría de sus colegas y llegaba a pensamientos llamativos usando las historias, los personajes y la música de cada ópera.

Y quizá el corto cosmos de la especialización sea producto de una educación que ha ignorado la preparación básica de la mente para conocer, para razonar, para expresarse y para comunicarse. Sin eso, sin Filosofía, las personas se aíslan en pequeños cosmos cortos de especialización que les hacen suponer que su cosmos es el mundo total.

Post Scriptum

La historia de la Retórica la tomé de la obra de Sister Miriam Joseph, The Trivium: The Liberal Arts of Logic, Grammar, and Rhetoric.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras