Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Candidato Del Cambio
Leonardo Girondella Mora
27 febrero 2017
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


La defensa de un candidato a la presidencia fue el tema de esta conversación que resumo en sus puntos centrales.

— Este candidato es un hombre que representa un cambio, un cambio verdadero para el país y eso es lo que aquí se necesita, un cambio, un real cambio que le urge al país y ahora se presenta esta oportunidad.

— ¿Podría usted ampliar eso que ha dicho? —pregunté.

— Pues es claro, el país necesita un cambio y este candidato personifica al cambio. En este momento, el cambio está justificado y es urgente por el bien de todos. Elegirlo como presidente hará posible ese cambio.

— Pero un cambio ¿a qué? ¿Qué es en concreto lo que va a cambiar en el país?

— Un giro total que cambie las cosas, que retire lo que no sirva y cambie a lo que será benéfico para todos.

— Insisto, ¿qué en concreto cambiará? —pregunté.

— El país entero cambiará considerando los grandes retos nacionales y cambiando las cosas como nunca se ha hecho antes.

— Vuelvo a insistir. Dígame a qué cambios concretos se refiere usted y que este candidato realizará —volví a preguntar.

— Bueno pues con él habrá bienestar para todos, tendremos justicia y apertura, con inclusión a todos los sectores, haremos grande al país y todos trabajaremos para el bien de la nación. Tendremos justicia social y atención a la población, respeto a los derechos sociales empleos y salarios dignos.

— Esas son buenas intenciones, es decir, metas de gobierno y todos los candidatos dicen más o menos lo mismo. Lo que quisiera es que me dijera que políticas concretas implantará ese candidato —insistí.

— Políticas de riqueza para todos, de justicia para todos, de felicidad general en la población, de atención a grupos desatendidos, de bienestar y…

— No me ha respondido. Dígame solamente un par de políticas concretas de gobierno que tendrá el gobierno de ese candidato. Por ejemplo, ¿elevará o reducirá impuestos? ¿será proteccionista o no lo será?

— Pues, digo que serán políticas de impuestos justos y con conciencia social y respeto a derechos, con un gobierno formado para el servicio al país. Lo mismo para la política comercial colocando antes las necesidades de las personas y los diferentes sectores.

— ¿Elevará o reducirá impuestos? —pregunté.

— Serán impuestos justos y los recursos recolectados serán usados con criterios de honestidad y eficiencia.

— Sigue sin responder. Por favor, dígame si su candidato es de izquierda o de derecha, si es conservador o progresista, si reducirá o ampliará el tamaño del gobierno —pregunté.

— El cambio que representa el candidato no es ideológico, no cabe dentro de los estándares políticos acostumbrados. Se trata de un cambio por el bien del país, un cambio urgente que producirá felicidad en la población y siempre bajo criterios de justicia.

— Discúlpeme por decirlo, pero no me ha dicho nada concreto y eso me obliga a preguntarle por qué apoya a ese candidato si usted no sabe los detalles de lo que él hará si gana las elecciones.

— Lo que apoyo, y estoy convencido de ello, es un cambio con respecto a lo que tenemos ahora en el país y esta persona promete ese cambio que tanto urge.

— Pero si usted no sabe qué va a cambiar no entiendo su apoyo. Puede ser que ese cambio sin especificar empeore las cosas.

— Efectivamente, pero recuerde que será un cambio basado en el bien del país y en la justicia social, más una vocación de servicio a la comunidad y al país, con inclusión y sin sesgos sectoriales, sustentado en las instituciones y las leyes…

— Repito, dígame algo concreto, alguna medida específica. ¿Aumentará los salarios mínimos?

— Bueno, los salarios serán atendidos y cuidados de manera responsable para que sean dignos pero al mismo tiempo sean productivos, que el candidato con su conciencia y preocupación social atenderá personalmente…

&&&&&

La conversación siguió durante un largo tiempo y bajo el mismo tono —con lo que he querido mostrar una manera no infrecuente de preferencia electoral y que tiene rasgos distintivos:

• La preferencia por el candidato se sustenta en vaguedades, frases hechas y lugares comunes —el mismo material esencial de todos los candidatos.

• La convicción de la necesidad de un cambio, pero sin necesidad de detallarlo —la esperanza de un cambio sustituye a la obligación de explicarlo.

• El predominio del candidato y su imagen emotiva por encima de sus propuestas. El encanto personal percibido anula la posibilidad de análisis de planes.

Y, en general, la terrible ingenuidad imprudente que lleva a preferir a un candidato sin que medie conocimiento alguno de sus propuestas detalladas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

También en Twitter

ContraPeso.info tiene ahora su versión en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.