Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Experto lo Explica
Eduardo García Gaspar
3 octubre 2017
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es una impresión mía. No creo estar desencaminado. Viene de muy diversas experiencias: lecturas, conversaciones, películas, música, noticias.

Existe una mentalidad aprobada sin mucha argumentación en favor ni en contra que establece que no debemos hacer caso de nada que no pueda ser demostrado científicamente, de nada que no pueda verse, de nada que no pueda tocarse, o escucharse. De nada que no puede ser entendido y comprendido fácilmente.

Esto explica, al menos en parte, la popularidad de un tipo de noticia frecuente:

«Expertos dicen que Trump violaría la Constitución desde el primer día» Yucatan.com.mx

«¿Qué pasa si un cadáver flota sin rumbo por el espacio? Según expertos, este podría generar vida en un nuevo mundo». latam.pcmag.com

«Los expertos dicen que 1 de cada 4 perros sufre de depresión». viraldiario.com

«¿Dejar de ser gay es posible? hablan los expertos». elpais.com.

Cuando no se cree en nada que no pueda ser demostrado con evidencias, las personas comunes tenemos que descansar en el experto. No podemos, por supuesto, saber de tantas cosas, realizar tantas pruebas como los expertos.

Entonces el experto es el conducta perfecto para esa mentalidad que en nada cree si no puede demostrarse científicamente.

«El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas estableció hoy el mandato de un experto independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación de las personas debido a su orientación sexual y su identidad de género» un.org

Resulta, entonces, que hay una paradoja fascinante. La gente que desprecia todo lo que no sea posible de demostrar con evidencias y pruebas, termina por colocar una fe ilimitada en «los expertos» sin siquiera preguntarse la calidad de la fuente.

Y no solo eso, lo creíble tiene que ser explicado de manera comprensible para cualquiera y de manera tan simple que no implique esfuerzo. Cualquier cosa que sea compleja, que requiera empeño para comprenderse, se vuelve sospechosa y poco creíble.

Si, por tanto, el experto dice algo de manera simple, tenderá a ser creído sin gran examen. Ha pasado las dos pruebas, (1) tener como fuente a un experto y (2) no requerir esfuerzo para su comprensión. La mente que presume de ser escéptica y racional acepta eso sin darse cuenta de su ingenuidad.

Más otro elemento de ese racionalismo: el desprecio de lo inútil y del largo plazo. para que algo sea creíble, tiene que tener resultados visibles e inmediatos. Las especulaciones filosóficas, las consecuencias de las ideas, el amor del saber por el saber, la apreciación de la belleza, poco importan.

Lo único digno de creer es lo que tiene resultados prácticos inmediatos acerca de lo que dice algún experto y que puede ser entendido sin trabajo. Es así que la mentalidad que presumía de ser sanamente escéptica y no ser crédula, termina por creer cualquier cosa y perder la curiosidad intelectual.

Con una variación interesante, el estar abierto a todo. Si es una posibilidad aunque sea remota, eso le confiere la categoría de ser probable.

«Para mí, según mis investigaciones y canalizaciones, Quetzalcóatl era un extraterrestre de la Nebulosa de Orión que llegó a Atlántida. Enseñó y aprendió ahí». era-de-acuario.blogspot.mx

En fin, que en estos tiempos en los que se presume de no creer nada que no sea posible de ser demostrado científicamente con evidencias tangibles, se ha terminado por tener una mente crédula e ingenua, capaz de tragarse cualquier cosa que diga un experto, el que sea, de manera que no se necesite esfuerzo para entender y tenga aplicaciones inmediatas.

Con una conclusión adicional. En el terreno de lo moral la conclusión de esa mentalidad racional tiende con fuerza a entender a los preceptos morales tradicionales como limitaciones inexplicables de la libertad. No han sido producto creado por expertos, no son comprensibles con facilidad y no se les ve utilidad práctica inmediata.

No extraña, pues, que la moral sea puesta de lado y se apruebe cualquier cosa que tenga algún apoyo de expertos, se entienda con facilidad y produzca beneficios inmediatos.

Esto es lo que lleva a razonar que por similitud de DNA, las personas deben tener la misma conducta que algunos primates y aceptar que la monogamia no es natural.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras