Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El mejor uso de recursos
Leonardo Girondella Mora
27 septiembre 2017
Sección: ECONOMIA, PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Todo lo que se produce es el producto de una renuncia a hacer otra cosa —toda acción realizada contiene el costo de abandonar a las otras acciones posibles.

El dicho en inglés de que «No puedes al mismo tiempo tener un pastel y comerlo» expresa esa idea coloquialmente —la que se llama costo de oportunidad: lo que se deja de hacer cuando se se hace otra cosa.

Aclaro que eso no tiene la consecuencia de una suma cero producto de que lo perdido equivale a lo ganado, porque cuando una persona hace algo, ella ha hecho un cálculo intuitivo al menos: lo que gana haciendo algo es más de lo que pierde dejando de hacer lo otro.

La conclusión es insalvable: en cada acción decidida con libertad hay un beneficio neto positivo para la persona —es decir el beneficio de hacer algo es mayor al costo de no hacer lo otro.

Volviendo al lenguaje cotidiano: no puede tenerse todo —lo que es una manifestación de otra realidad de la situación humana: los recursos que se tienen disponibles son limitados y su uso implica una decisión de utilización selectiva.

Ni siquiera en una situación irreal de abundancia de, por ejemplo, comida se puede tener todo —pues en cada comida la persona tendrá que abandonar a toda la demás comida para comer manzanas en un momento.

&&&&&

Lo anterior sirve de introducción a una de las mayores decisiones económicas de todo momento —¿quién decidirá el uso de esos recursos limitados?

O la pregunta más afinada. ¿Quién tiene el mayor conocimiento y más interés para poder realizar acciones que consistentemente obtengan un resultado positivo? Decisiones por las que el costo de las acciones dejadas de hacer sea menor al beneficio de las acciones realizadas.

El problema es complejo y de su solución depende el avance económico —es decir, la prosperidad general de la gente en una sociedad: conforme más decisiones acertadas se tomen, más avance se tendrá. No es un asunto nimio.

Encontrar a quienes tengan (1) más conocimiento acerca de los elementos involucrados en la decisión y (2) más interés en tomar la decisión correcta —esta es la médula del mejorar el potencial de avance material general de la sociedad entera.

Es una realidad que dentro del total de acciones realizadas existirá un cierto monto de errores —lo que es ineludible dada la imperfección de las personas que no podrán acertar en todos los casos.

Pero la pregunta se mantiene tratando de entenderla como el quién realizará consistentemente las mejores acciones para el uso de recursos limitados —bajo el principio de que no puede tenerse todo.

Para responder razonablemente a ella, deben considerarse en detalle sus elementos: (1) más conocimiento acerca de los elementos involucrados en la decisión y (2) más interés en tomar la decisión correcta.

• Sobre el conocimiento es imposible negar que es enorme, complejo y difícil o imposible de recolectar —tan así que no admite centralización. Es imposible que una persona o grupo pequeño de ellas lo posean, comprendan y actúen.

Siendo imposible centralizarlo, resulta inevitable la otra opción —dispersarlo de tal manera que cada persona posea una fracción sencilla de ese conocimiento, solo lo necesario para sus acciones particulares y sin necesidad de saberlo todo. Una estrategia de diversificación saludable.

• Sobre el interés en tomar la decisión correcta, es posible entender esto en un terreno de incentivos o estímulos, donde la «tragedia de los comunes» permite una lección de provecho: los bienes propios tenderán a ser usados con mayor esmero que los bienes ajenos.

La consideración es vital pues implica el cuidado de recursos limitados y lleva a una conclusión sencilla: dejar que las acciones sean realizadas por los muchos propietarios de los recursos —que son los que más interés tienen en no perderlos y sacar el máximo beneficio posible de ellos.

¿Quién entonces tomará consistentemente mejores decisiones de uso de recursos limitados?

La respuesta es la que se ha dejado entrever en lo anterior: quien más sepa acerca de la decisión en detalle y tenga el más interés en los recursos que usará —una contestación razonable que indica una guía general de acción de utilidad para permitir el desarrollo material de la sociedad.

&&&&&

En lo anterior, dentro de la brevedad a la que obliga toda columna, he tratado de ser racional usando una exposición lógica y clara que examina un asunto crucial para la atención a problemas de pobreza.

Pero tengo la idea de que explicaciones como esta tendrán un escaso efecto en la multitud de marcos mentales en los que no ha arraigado la idea de que los recursos son limitados y cada acción realizada tiene un costo de abandono de otras —las personas que dándose o no cuenta de su error, ignoran que puede no tenerse todo; que no pueden tener al pastel y al mismo tiempo comerlo; y que, más aún, están convencidas de que saben más que el resto.

Estas personas, con sus acciones, usarán recursos con negligencia dañando a la sociedad entera y produciendo pobreza —sin que en ellas exista esperanza moderada de hacerles comprender su error.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!