Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Reclamo de Dejar Hacer
Leonardo Girondella Mora
31 octubre 2017
Sección: ECONOMIA, GOBIERNO, LIBERTAD ECONOMICA
Catalogado en: ,


El laissez faire es usualmente entendido con una laxitud indeseable —como una creencia en la pueril idea de que se tenga una sociedad en la que cada persona haga lo que tenga en gana y sin que se le impida eso.

Es la percepción general entre sus partidarios y sus detractores, la del gran sentido que tiene —o del que carece— esa propuesta de una sociedad calificada de anárquica, una acracia donde reina la libertad o el caos, según sea quién opine.

Mi intención en lo que sigue es afinar la idea del laissez faire a un concepto más concreto y específico —alejado de esa imagen de salvajismo caótico.

Sostengo que en el reclamo de «dejarnos hacer» hay un elemento de especialidad —«déjanos libres en la acción empresarial», el campo en el que los ciudadanos deben ser dejados libres para realizar sus iniciativas de empresa.

La libertad económica, los mercados libres, necesitan «un marco de reglas apropiadas dentro del que los mercados funcionen sosegadamente» —y es la tarea gubernamental el proveer ese marco institucional que permita existir a la libertad económica.

Es decir, hay un elemento de especialización y división de trabajo: (1) los gobiernos deben gobernar, no manejar a la economía y (2) los ciudadanos deben manejar a la economía, no gobernar.

No es que los ciudadanos sean ajenos a la política, ni que los políticos lo sean a la economía —pero sí es que con esas responsabilidades definidas y marcadas, se podrá gozar de ese «dejarnos hacer».

&&&&&

Visto así, el reclamo del laissez faire tiene un gran significado y claridad —especialmente en lo que se reclama: un gobierno que gobierna demasiado, con responsabilidades excedidas y funciones que no son congruentes con su especialidad.

Es común reconocer los problemas de países en los que se piensa que hay poco gobierno —eso que se califica de gobiernos fallidos o falta de gobernanza—, pero es muy escaso el reconocimiento del otro indeseable extremo, el de países con demasiado gobierno.

Expresamente afirmo que así como existen problemas obvios y visibles en lugares aquejados de gobiernos débiles, impotentes y sin poder, también existe el problema del lado opuesto, el de gobiernos desmesurados y excesivos —que suelen ser los que creen poder conducir a la economía mejor que los particulares.

Los dos extremos son riesgosos realmente, pero solamente la ingobernabilidad, ha recibido atención —no la posición en la otra orilla, la de gobiernos exagerados.

Esto, pienso, es el mérito del entendimiento que propongo del reclamo del laissez faire: el llamado de atención que debe atenderse cuando los gobiernos traspasan cierto límites y se extralimitan en funciones y responsabilidades.

Si se atiende ese reclamo de «dejarnos hacer» que hacen los ciudadanos para manejar sus asuntos económicos porque de ellos saben más que cualquier otro, se estará en la prometedora posición de crear progreso y mejorar la vida material de todos.

En resumen, mi tesis no es más que la aplicación del principio de especialización con funciones separadas, aunque coordinadas, por lo que el gobierno tiene la gran responsabilidad de crear las bases institucionales que hagan posible el máximo de libertad económica de los ciudadanos.

Los ciudadanos saben y conocen más que los gobernantes para tomar decisiones personales —que creo es el elemento central del reclamo de «dejarnos hacer».

Addendum

La cita es de The Essence of Hayek.

En México, por ejemplo, no existe reconocimiento alguno del riesgo del extremo opuesto a la ingobernabilidad —y esto puede verse en su Constitución misma en la que el gobierno se asigna a sí mismo la rectoría de la economía.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras