Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Está en Cada Cabeza
Eduardo García Gaspar
28 junio 2017
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión, SOCIEDAD
Catalogado en: ,


«El carácter está hecho con el tipo de pensamientos que un hombre tiene cuando está solo y una civilización está hecha con el tipo de pensamientos con los que un hombre habla a su vecino». F. J. Sheen

Pensemos en un elemento. En algo que podamos llamar «calidad de los pensamientos», o «calidad de las ideas». Eso que las personas tenemos en la cabeza: reflexiones, intereses, juicios, meditaciones, aficiones. actitudes, conocimientos.

De allí es posible concluir sin error que eso que tenemos dentro de la cabeza es el material que usamos en nuestras relaciones con los demás. Aquello de lo que hablamos con otros, lo que guía nuestra relación con el resto.

Claramente, conforme más calidad exista en nuestros pensamientos e ideas, mejores seremos. Y mejor será también nuestra relación con los que nos rodean. Tiene sentido, entonces, decir que la calidad de la civilización depende de la calidad de los pensamientos e ideas que tienen quienes en ella viven.

¿Definir qué es calidad de ideas y pensamientos? No voy a definirla. Pero sí propongo que ella puede intuirse con facilidad. No sé realmente qué es exactamente una mala calidad de pensamientos y de ideas, pero creo que todos podemos reconocer muestras y rasgos de baja calidad de ideas y pensamientos.

El lenguaje de los gobernantes es un indicio de lo que está dentro de sus cabezas:

«Con ocasión del intento del Secretario General de la OEA de aplicar la Carta Democrática a Venezuela, Nicolás Maduro públicamente le manifestó que era “un basura” y que “enrollara la carta, la metiera en un tubito y se la meta por donde le quepa”». semana.com

«Pues hay que hablar al chile, las cosas, que decían que me había dormido, si me duermo lo digo, sí me dormí y qué pedo (…) Ya las tendremos, mi iniciativa ahorita es saludarlos a ustedes, no la hagas de pedo porque ahorita no las tengo […] Y entren en defensa mía cuando algún pendejo o pendeja me quieran insultar, defiéndanme, somos amigos o no somos?» Carmen Salinas, diputada del PRD, México

En las frases y conceptos, especialmente las frases hechas. El sin-contenido del discurso político: banalidad, estereotipo, obviedad, perogrullada. Más, la pobreza de la argumentación, cuando el sentimiento atropella a la razón. Cuando los ataques son prejuicios que acusan de prejuicio al otro.

Pienso que esto bien vale una segunda opinión. Es una simple llamada de atención sobre la calidad de lo que llena nuestras cabezas como algo cuya importancia es clave, pues de ello depende la calidad de nuestras vidas y, como consecuencia, de la sociedad en la que vivimos.

Si, por ejemplo, en la mente se entienden a las zonas genitales como un parque temático de diversiones, esto tendrá consecuencias en la persona y en quienes le rodean. Si se admira al delincuente, también habrá consecuencias.

Mi punto, insisto, es que medir la calidad de lo que está dentro de nuestras cabezas es quizá una tarea imposible, pero que al mismo tiempo sí podemos identificar situaciones en las que esa calidad es baja. Lo vemos en el lenguaje, en los razonamientos, en los intereses que tenemos.

Un indicio, en mi opinión, muy grande es la popularidad de políticos con propuestas imposibles pero que son creídas por numerosos grupos; por personas que incluso tienen educación formal alta.

Quizá sea esta la misma razón por la que personas sin mérito se convierten en celebridades. Los comentarios en páginas web dan muestras ilustres de vulgaridad sin neuronas. Lo mismo que las protestas temáticas callejeras, que llegan a extremos.

La calidad de lo que tenemos en la cabeza puede verse en los casos de maestros hartos de la mala educación de los hijos cuyos padres no han cumplido con sus obligaciones.

Usted puede hacer sus propios índices de la calidad de lo que tenemos en la cabeza, Vea la popularidad de programas de televisión, de los libros, de las estaciones de radio, de los conocimientos con los que se sale de las escuelas.

Vea quiénes son las celebridades que ocupan los primeros lugares de las noticias, los temas de las revistas más vendidas. Esas y otras cosas más le darán una idea de esa calidad y, por ende, de la calidad de la sociedad en la que vivimos.

En lo personal, un buen indicio de la calidad de lo que tenemos en la cabeza puede verse durante los períodos de elecciones y los desempeños de los gobernantes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras