Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ganará el Malo
Leonardo Girondella Mora
2 agosto 2017
Sección: ECONOMIA, EFECTOS NO INTENCIONALES, POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Entre buenas y malas políticas económicas se encuentra la diferencia misma que hay entre un buen economista y uno malo —lo que puede calificar también al buen gobernante y al malo.

H. Hazlitt (1894-1993) lo ha expresado con brevedad en una obra clásica:

«El mal economista solo ve lo que se advierte de un modo inmediato, mientras que el buen economista percibe también más allá. El primero tan sólo contempla las consecuencias directas del plan a aplicar; el segundo no desatiende las indirectas y más lejanas. Aquél sólo considera los efectos de una determinada política, en el pasado o en el futuro, sobre cierto sector; éste se preocupa también de los efectos que tal política ejercerá sobre todos los grupos». H. Hazlitt, Economía en Una Lección

La disimilitud es diáfana —y se trata de la amplitud de panorama en la visión de cada uno. Del panorama restringido y limitado de uno a la perspectiva amplia y libre del otro.

El ejemplo más flamante y notable del panorama restringido es la política proteccionista de D. Trump en contra del comercio libre entre naciones —pero no es el único caso pues, por ejemplo, México, la adoptó durante años, y tiene una antigua tradición mundial.

La crítica usual contra el proteccionismo usa al efecto en el consumidor como la parte dañada e ignorada. El proteccionista defiende a la industria y al empleo nacional lo que intenta restringiendo o prohibiendo mercancías extranjeras, y creyendo que eso fortalecerá a la industria y al empleo.

Lo hará en cierta medida, pero olvida que los productos nacionales serán más caros que los importados, lo que producirá un efecto negativo en los trabajadores a quien quiso proteger —por no mencionar la posibilidad de contraofensivas de otros países restringiendo las importaciones del país que las impuso primero.

El asunto central que quiero enfatizar es el de la visión restringida y la visión amplia —obviamente, con la visión amplia, el buen gobernante no podría justificar la protección industrial de su país cerrando sus fronteras a las importaciones.

No es eso todo, en otra obra del mismo autor se tiene la misma idea —solo que ahora examinando a Keynes:

«Lo que Keynes ilustra […] es su persistente falacia (sobre la que descansa la estructura total de su Teoría General) de considerar los efectos de las tasas de interés sólo en los deudores y no en los acreedores, el efecto de los salarios sólo en los ingresos de los trabajadores y nunca en los costos de los emprendedores». H. Hazlitt The Failure of the New Economics

No es nueva la distinción hecha por Hazlitt —pues ya había sido hecha por otro personaje, F. Bastiat (1801-1850): un buen economista ve las consecuencias generales de las acciones económicas, pero no hace eso un mal economista.

«Toda la diferencia entre un mal y un buen economista es esta: uno se limita al efecto visible; el otro tiene en cuenta el efecto que se ve y los que hay que prever». bastiat.org

Lo que he expuesto citando a esos dos personajes no es un asunto arduo de intuir —cualquier persona con una mínima capacidad podrá discernir que antes de actuar resulta conveniente pensar en los efectos que tendrá el acto realizado.

Trasladar a la arena política ilustra, de otra manera, lo que estoy intentando comunicar —lo que puede entenderse muy bien en la plataforma de A. M. López Obrador, por ejemplo, en la elevación del salario mínimo, o determinar precios después de un análisis gubernamental de costos.

• El mal gobernante actúa prometiendo y realizando acciones con un panorama limitado a los efectos inmediatos que busca en ciertos segmentos o sectores —sabiendo que esto le dará gran popularidad inmediata.

• El buen gobernante actúa prometiendo y realizando acciones con un panorama general ampliado a los efectos inmediatos y posteriores en todos los segmentos y sectores —sabiendo que esto reducirá su popularidad.

Esto quiere decir que el mal gobernante tiene más probabilidades de ser elegido en un sistema democrático.

Addendum

La idea de F. Bastia está en Bastiat, Frederic (1995). Selected Essays On Political Economy. (George B. de Huszar). New York. Foundation for Economic Education, capítulo 1 What is seen and what is not seen, pp. 1-30. Véase Lo Que no se ve

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras