Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ignorancia y religión
Eduardo García Gaspar
27 noviembre 2017
Sección: CIENCIA, RELIGION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


«Ya no necesitamos a lo sobrenatural porque hemos explicado gran parte del mundo». Eso dijo la persona en conclusión.

Había ella expuesto sus opiniones acerca de la ciencia, la fe, los descubrimientos científicos y las religiones.

Su opinión central fue claramente explicada: sin conocimientos científicos en la antigüedad, los hechos se explicaban usando conceptos sobrenaturales y conforme se ha avanzado en las ciencias, las explicaciones sobrenaturales han sido poco a poco abandonadas.

Si en tiempos muy antiguos, los relámpagos y truenos se explicaban sobrenaturalmente como las peleas entre dioses que habitaban en los cielos, en nuestros tiempos esa explicación sobrenatural está de más.

No son pocos los que así piensan y su mecanismo de razonamiento puede comprenderse mejor de la manera siguiente.

— En un tiempo ancestral, con ningún conocimiento científico, el hombre, que siempre busca explicaciones, encuentra causas sobrenaturales de lo que ve a su alrededor: dioses, fuerzas cósmicas, espíritus y ánimas envueltas en leyendas y mitos.

— En los tiempos actuales, con un gran número de conocimientos científicos, el hombre ya no necesita explicaciones sobrenaturales, ni espirituales, puesto que la ciencia las ha encontrado.

Es un punto de vista que tiene mérito y establece una relación inversa entre explicaciones sobrenaturales y explicaciones científicas. Tener más de las segundas significa necesitar menos de las primeras.

Básicamente termina por establecer que lo que en este momento la ciencia no puede explicar, eso debe tener una explicación sobrenatural. Pero hay un problema, porque quizá mañana eso que no podía ser explicado lo sea y la explicación sobrenatural sale sobrando.

La conclusión general y amplia que se ha popularizado es la lógica: conforme avanza la ciencia se necesita menos a lo sobrenatural; y como lo sobrenatural es equivalente a cosas como fe, religión, Dios y demás, se termina diciendo que la ciencia desplaza a la religión y en nuestros tiempos tenemos muy poca necesidad de ella.

El tema, que espero haber explicado correctamente, es irresistible de examinar; una tentación imposible de soportar y que creo que bien vale una segunda opinión. Examinémosla un poco más a fondo.

La idea establece una relación muy clara entre términos a los que hace equivalentes. Lo que no tiene una explicación científica tiene una explicación sobrenatural. Lo no explicado aún por la ciencia tiene una explicación sobrenatural. Lo sobrenatural, entonces, es lo que no sabemos, nuestra ignorancia.

El asunto es si efectivamente lo sobrenatural puede hacerse equivalente a ignorancia científica momentánea. Tomando como real esta posición, entonces tiene que decirse que sí, que cada vez necesitaremos menos religión. Si no puedo explicar científicamente el movimiento de los astros, lo atribuyo a lo espiritual y sobrenatural, pero en el momento en el que lo explique, lo sobrenatural puede descartarse.

¿Qué sucede si lo sobrenatural no es equivalente a ignorancia científica? Las cosas cambian totalmente y lo espiritual se convierte en algo diferente y, lo más sorprendente, significa que lo sobrenatural puede estar sujeto a ser examinado racionalmente.

Esto es lo que pienso que es la verdad. Lo espiritual, lo sobrenatural, lo religioso, es simplemente otro campo de conocimiento que está sujeto a examen racional. Y lo ha sido, basta ver la cantidad de pensamientos filosóficos y teológicos que se han producido por medios racionales.

A pesar de eso, estoy seguro de que es una tarea ardua el quitarse de la mente el concepto muy arraigado de que la religión da explicaciones «mágicas» acerca de lo que aún no se puede explicar con las ciencias. Una posición que conduce a una vida restringida, que se limita a lo físico y material, dejando de lado todo lo que no pueda ser medido, calculado, experimentado.

Neto, neto, todo lo que he querido hacer es señalar una confusión que no es infrecuente y que aparece por todas partes. Las personas buscamos explicaciones. Está en nuestra naturaleza hacerlo. Aborrecemos la ignorancia y buscamos saber.

Cuando lo espiritual y lo científico se colocan en el mismo plano del descubrimiento de explicaciones de lo material, habrá conflicto entre ellas porque las hemos convertido en alternativas excluyentes de explicaciones satisfactorias.

Pero si entendemos que se mueven en diferentes terrenos, ellas se tornan en medios complementarios de más conocimiento. Descartar a cualquiera de las dos, a lo científico o a la espiritual, atenta contra nuestra naturaleza.

Imagine un mundo sin ciencias para darse una idea del drama que se presentaría. Ahora imagine un mundo sin lo espiritual y quizá pueda aceptar que se tendría otro drama, de distinta naturaleza, pero drama al fin. Un drama que, en mi opinión, sería aún mayor.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!