Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Inocencia Cínica
Eduardo García Gaspar
7 agosto 2017
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es una impresión mía. La de tener muchas personas una mentalidad curiosa.

Pueden ellas sospechar de todo, creer en poco o en nada de algunas cosas y, al mismo tiempo, creer en todo lo de otras.

Una especie de incredulidad general mezclada con candor inocente. Alguien lo ha explicado mejor que yo.

«Una mixtura de credulidad y cinismo ha sido una característica notable de la mentalidad de la turba antes de que se convirtiera en un fenómeno cotidiano de las masas. En un mundo siempre cambiante e incomprensible las masas habían llegado al punto en el que, al mismo tiempo, creían en todo y en nada, pensaban que todo era posible y que nada era verdad». Hannah Arendt

Alguien que conocí hace tiempo representó esto muy bien. Decía él con toda seguridad que jamás llegó el hombre a la luna y que en tiempos remotos los extraterrestres habían construido las pirámides de varias partes del mundo. Un cuadro mental que se presta mucho a aceptar las teorías de conspiraciones secretas y complots ocultos.

La mentalidad funciona, me parece, de la manera siguiente.

Este modo de pensar y tener contacto con la realidad tiene un principio de filtración de información del exterior al interior que es sumamente laxo y funciona suponiendo que todo lo que sea posible debe ser cierto.

Si algo es siquiera remotamente posible debe ser aceptado como muy probable y seguramente cierto. En actuall.com se mencionó una instancia de esto:

«La cantante Lana del Rey ha pedido a sus fans que se unan a un ritual ocultista contra el presidente estadounidense Donald Trump.“Estoy de acuerdo con Yoko Ono y John Lennon en que hay poder en la vibración de un pensamiento”, ha comentado la intérprete de Video Games, para animar a sus seguidores a sumarse a un mal de ojo masivo contra el presidente Trump».

Y cita a un artículo del NYT que establece «que los estadounidenses menos religiosos tienden a creer en fantasmas y Ovnis, con más frecuencia que los que van a misa los domingos».

Es un buen ejemplo de la mentalidad a la que me refiero. Al mismo tiempo que, por ejemplo, se rehusa a creer en los milagros de la religión se acepta sin remilgos la existencia de OVNIs. Sería más congruente la mentalidad que no cree en ninguno de los dos.

A ese principio de aceptar como muy probable o cierto a todo lo que sea remotamente posible, esta mentalidad añade otro filtro muy restrictivo. No creer nada o muy poco de lo que es demostrable mediante razonamientos y evidencias que siguen un proceso lógico. El resultado de esto es el rechazo sistemático de lo que es más probable que sea verdad.

Es el caso de una persona que asegura que inventores como N. Tesla (1856-1943), T. A. Edison (1847-1931), e incluso, S. Jobs (1955-2011), eran seres de otros planetas con la misión de difundir tecnologías no disponibles a los humanos.

Hay muchas más evidencias más fuertes que prueban que S. Jobs era humano que las que demuestran que era extraterrestre. Pero eso no importa, si el ser extraterrestre es remotamente posible eso debe ser tomado como realidad, sin considerar siquiera las pruebas que demuestran que era humano.

En los terrenos políticos esto tiene aplicación frecuente. Esta mentalidad facilita la aceptación de promesas políticas escasamente posibles y de proyectos nacionales utópicos. Por ejemplo, el suponer que todos los ciudadanos recibirán una renta por retiro a pesar de nunca haber ahorrado un centavo. El que eso sea casi imposible, no importa, es creído.

Y, al mismo tiempo, si a la misma persona que ha creído lo anterior se le muestran razonamientos y evidencias que prueban lo contrario, ella tenderá a no aceptarlas; no las considerará ciertas. Es esta mentalidad curiosa que, incluso en la mente del político, crea una ficción en la que todas las propuestas funcionan y funcionan muy bien.

Lo que he querido hacer es resaltar la existencia de esa llamativa forma de pensar, crédula e incrédula, ingenua y escéptica a la vez; y que por creer que lo posible debe ser cierto produce una ficción independiente de la realidad en la que la verdad no importa.

No solo no importa, sino que molesta y causa incomodidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!