Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Milagros Presidenciales
Eduardo García Gaspar
27 febrero 2017
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , ,


Las elecciones democráticas tienen un riesgo real. El peligro del enfermo que ha probado los remedios tradicionales sin éxito.

Ese enfermo, que no ha sido curado por medios normales, estará dispuesto a acudir y creer cuanta medicina de sea recomendada. Acudirá a brujos, charlatanes, clarividentes, embaucadores.

Escuchará y creerá remedios embusteros y farsantes. Dará crédito a lo más inverosímil y absurdo. Podrá su fe y su esperanza en lo descabellado e insensato.

Más o menos lo mismo sucederá en una democracia cuando el ciudadano perciba que su país está en una situación desesperada. Conforme más crea eso, más abierta estará su disposición a poner su esperanza en lo disparatado.

Los ejemplos son conocidos. Aquí voy a uno de ellos. Para mostrarlo, cito un texto en la contraportada de un libro que recién he leído:

«Si triunfamos en 2018 y llevamos a cabo los cambios que proponemos, a finales del sexenio, es decir, en 2024, habrá un nivel de bienestar y un estado de ánimo completamente distinto al actual».

La promesa es estándar para un candidato a presidente, como en este caso. El electorado recibe promesas emitidas por el candidato, todas ellas conteniendo la ofrenda corriente y común: «yo haré posible que el país logre el bienestar». Nada nuevo bajo el sol.

Y, sin embargo, el párrafo citado contiene un elemento adicional que no es estándar. La ofrenda al electorado es de «un estado de ánimo completamente distinto al actual». No dice si peor o mejor, pero suponemos que sea mejor. ¿Quién puede prometer que desde la presidencia puede cambiarse el estado de ánimo de todos?

La meta es ambiciosa, sin duda, y se entiende mejor en lo que sigue a esa cita:

«Tendremos una sociedad mejor, no solo por lo que vamos a construir entre todos y desde abajo en el plano de lo material, sino por haber creado una nueva corriente de pensamiento, por haber consumado una revolución de las conciencias que ayudará a impedir, en el futuro, el predominio del dinero, del engaño y de la corrupción, y la imposición del afán de lucro sobre la dignidad, la verdad, la moral y el amor al prójimo».

Habría buena base para pensar que eso fue escrito por un ministro religioso, por un líder espiritual, o por alguien de similar naturaleza. Pero no, es la promesa de un candidato a la presidencia de un país. Y lo ha escrito como promesa de campaña, como si fuera algo que pudiera lograr un gobernante en un puesto temporal y en un sistema político de división de poderes.

Bien vale una segunda opinión examinar parte por parte esa promesa de campaña política de crear una sociedad mejor. Ello será posible, según el candidato, mediante estos elementos:

• Producirá él «nueva corriente de pensamiento». Una promesa atrevida que lo pone a la altura de los grandes filósofos y líderes intelectuales. Estamos hablando de personajes notables, de Aristóteles, J. Locke, Hume, Nietzsche; de escuelas como el liberalismo, socialismo, racionalismo. empirismo, espiritualismo, nihilismo.

• Producirá «una revolución de las conciencias». Otra promesa atrevida que significa que los habitantes del país serán convencidos por el presidente y persuadidos de cambiar sus creencias anteriores por las creadas por él y su nueva corriente de pensamiento.

• Su nueva corriente de pensamiento que revolucionará conciencias impedirá «el predominio del dinero, del engaño y de la corrupción» y evitará «la imposición del afán de lucro sobre la dignidad, la verdad, la moral y el amor al prójimo». La promesa de campaña llega a un nivel en extremo alto: el presidente logrará la mejoría de la moral personal.

Hará que los ciudadanos sean espirituales, amen a su prójimo, hagan caridad, sean compasivos y desprecien lo material ante la espiritualidad. La verdad resplandecerá gracias a que su nueva corriente de pensamiento persuadirá a todos de amar al resto. Es como reescribir el Nuevo Testamento.

Las promesas electorales mencionadas pertenecen al género del mesianismo utópico por contener la propuesta de un paraíso terrenal gracias a un cambio en la naturaleza humana que llegará a su perfección gracias a una nueva manera de ver las cosas implantada por un gobernante.

Un elemento que puede encontrarse en la utopía de Fourier y en el cambio del hombre previsto por Lenin y Hitler. Está en Marx, en Comte, incluso en H. Chávez y en Perón.

La pregunta inevitable a la que esas promesas conducen es la de qué tanto poder necesita ese presidente para persuadir a todo el país de pensar como él y ser persuadidos de cambiar sus vidas, sus ideas y sus creencias morales. La respuesta es la lógica, un poder absoluto y sin límite temporal.

Y, la siguiente pregunta es la natural. ¿Es eso un sistema democrático de pesos y contrapesos? Por supuesto no lo es, no puede serlo.

Finalmente, el que se hagan promesas de tanta exuberancia es un fenómeno de nuestros tiempos, cuando se ha llegado a, al mismo tiempo, negar los milagros religiosos pero creer sin reserva en los milagros presidenciales.

Post Scriptum

Para comprender mejor esto, debe verse ¿Qué es Utopía?.

La cita es de la obra de López Obrador, A. M. 2018 La Salida: Decadencia y renacimiento de México. Planeta. 2017

Mi crítica al libro en Goodreads.com

2018 La salida2018 La salida by Andrés Manuel López Obrador

My rating: 1 of 5 stars

Escrito con un estilo coloquial y poco cuidado, esta publicación no es propiamente un libro, sino una pieza de propaganda política para las elecciones de 2018 en México (el tercero de los intentos de López Obrado).
La pieza está dividida en dos partes.
La primera es una lista preseleccionada de hechos, personas y números de denuncia, sumada a otra serie de halagos personales preseleccionados. La preselección intencional de ambas series busca demostrar que el país tiene un enemigo del que el autor lo liberará. Ese enemigo es el «neoliberalismo o neoporfirismo» que ha causado especialmente corrupción y que nunca define propiamente.
La segunda parte, y la más larga, es su plan de gobierno, las acciones que tomará siendo presidente. En resumen, se tendrá una economía nacional manejada desde la silla presidencial, decidiendo inversiones como refinerías adicionales, internet gratuito, redistribución del ingreso, apoyos al campo,aumentos salariales por arriba de inflación, precios agrícolas de garantía, prohibiendo el maíz modificado, sembrando árboles para evitar importaciones, estatizando la energía, abaratando la gasolina, obra pública para crear empleos, un corredor en el Istmo, más lugares turísticos, aumentando salarios de la burocracia, universidades gratuitas sin examen de admisión, pensión universal a adultos mayores y otras acciones similares.
Los recursos del gobierno vendrán de los ahorros producidos por el combate a la corrupción, que se realizará entre otras cosas creando una nueva oficina de gobierno, cambiando leyes, reduciendo sueldos, el presidente viajando en aviones comerciales y otras medidas de igual originalidad.
Hacia el final de esta parte, López Obrador abre su filosofía y declara su intención de construir un estado de bienestar «igualitario y fraterno [que] tendrá como ideal la protección de las personas a lo largo de su vida, desde la cuna hasta la tumba».
Y, adicionalmente, la construcción de una «república amorosa [auspiciando] una manera de vivir sustentad en el amor a la familia, al prójimo a la naturaleza y a la patria y a la humanidad» y culminando en la elaboración de una constitución moral por parte de su gobierno y que será difundida en «las escuelas, en los hogares. y a través de impresos, radio, televisión y redes sociales».
Quienes recuerden los gobiernos de Luis Echeverría y José López Portillo encontrarán en este nuevo plan de gobierno elementos comunes y retórica similar.

View all my reviews

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

También en Twitter

ContraPeso.info tiene ahora su versión en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.