Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Momentos de Arte
Eduardo García Gaspar
6 julio 2017
Sección: ARTE, ETICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


¿Qué sucede en ese momento? Ese instante en el que se está frente a una pieza de arte y la mente quiere permanecer así. Mirándola, escuchándola.

No siempre sucede eso. Quizá sea algo excepcional, pero cuya frecuencia aumenta conforme más expuesto esté uno a esas piezas.

Imagine usted que está frente a una pintura de Rogier Van Der Weyden, El Descendimiento de la Cruz. Usted puede verla un instante y con eso tuvo suficiente; pero puede ser que en su mente suceda algo y permanezca más tiempo mirándola, incluso examinándola.

Lo mismo con, por ejemplo, alguna pieza musical, digamos el quinteto para clarinete en A mayor K. 581 de Mozart. Después de unos pocos compases quizá usted tenga suficiente, pero puede ser que algo acontezca y usted siga allí, ya no oyendo, sino escuchando.

«El encuentro con el individuo es lo que hace al arte tan enormemente interesante: nosotros, la audiencia, hemos puesto de lado a nuestros intereses para abrirnos a lo que la otra persona es, dice y siente. No necesita ser nuevo; pero al menos debe ser de él. Una obra original hasta el punto en el que se origina en su creador». Roger Scruton Modern Culture.

Eso que sucede en el encuentro con el arte, entonces es mejor expresado como un encuentro con un artista y que es un fin en sí mismo. No tiene sentido pensar en la utilidad práctica que posteriormente tendrá el arte en nosotros. El arte no es un medio, sino un fin.

Creo que esto puede llamarse algo así como el momento personal con el arte, sea una pintura, un libro, música, arquitectura. Un encuentro personal que pasa de ver a mirar, de oír a escuchar, de leer a entender; una especie de profundización que es al principio muy ocasional.

Esto puede confundirse con originalidad. Por ejemplo, «Un urinario, la obra de arte más influyente del siglo XX», podrá ser en extremo original, pero lo es solo en relación a lo que antes hubo, llámale tradición o como quiera.

Usted puede ser original creando una pintura con tomates arrojados sobre una tela cubierta de brócoli, pero hay más que la originalidad en el arte y los momentos que crea en la audiencia.

Scruton cita a los últimos cuartetos de J. Haydn como una mezcla genial de lo conocido (el último). Quizá sea esta una clave del genio, eso que da sentido a la idea de Gombrich, la de que no hay arte realmente, sino artistas.

Por eso precisamente la búsqueda de originalidad conduce a un destino con poco sentido, a una especie de rebeldía sin razón y que ignora la posibilidad del genio que es quien produce esos momentos que detienen a la mente de la audiencia. Lo que hace que ciertas obras se mantengan nuevas a pesar de tener siglos.

En mi caso, eso me sucede con La cena de Emaús, de Caravaggio; contemplar las manos solamente me lleva tiempo. Lo que espero que me suceda algún día con el ciclo de los Nibelungos de R. Wagner.

Son estos momentos de arte que pueden sucedernos parte de lo que creo que produce diferencias notables en la sociedad. Conforme más frecuentes sean eso mostrará una elevación personal que impactará a todos.

Quizá esto pueda ser medido comparando la asistencia a alguna película comercial tonta contra la asistencia a algún museo local; o las ventas de los best sellers contra las de literatura de calidad.

¿Por qué hablar de esos momentos en los que el arte reclama la atención y la persona acepta ese reclamo?

Me parece que en eso radica parte de la sociedad, de su personalidad y posibilidad de prosperidad. Sí, lo material tiene importancia y sabemos cómo lograrla por medio de la libertad económica, pero hay más que eso.

Buena parte del progreso es la creación de tiempos personales. Qué hacemos con ellos muestra, en el acumulado, la esencia de la cultura social, sus creencias y valores. Scruton afirma algo que importa: «[…] la vida ética puede sostenerse y ser renovada solamente con el trabajo de la imaginación. Esto es, en resumen, el porqué la alta cultura importa».

En la medida en la que aumenten entre nosotros esos momentos de arte sucederá algo vital, se fortalecerá nuestra vida ética.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras