Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Para Crear (des)Empleo
Leonardo Girondella Mora
18 septiembre 2017
Sección: ECONOMIA, GOBERNANTES, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


D. Trump no es el único obsesionado con los empleos de sus ciudadanos —ella es una ansiedad frecuente entre los gobernantes: crear empleos es una siempre presente promesa electoral.

Cualquiera que dedique tiempo a meditar al respecto, podrá concluir que la creación de empleos es una de las consecuencias de la inversión productiva —la apertura de negocios, la ampliación de los existentes.

Necesitan ellos, para funcionar, personas que en un sistema de división y especialización, realicen labores necesarias para que el negocio funcione y tenga éxito.

Esta realidad no es esotérica, ni ha sido ocultada de la opinión pública —es un conocimiento disponible sobre el que se ha escrito, se encuentra en toda librería y biblioteca y que puede ser deducido con un simple ejercicio mental.

Si el político en campaña promete crear empleos, por lo tanto, tiene una decisión sencilla: promover y facilitar la apertura y ampliación de las empresas, incentivar la inversión productiva; favorecer la acción empresarial.

Sin buscarlo directamente, el gobernante creará empleos. Es un método oblicuo o colateral que entiende que los empleos son el efecto de otra causa, la apertura y ampliación de empresas. Lo que a su vez es efecto de políticas económicas que faciliten esas acciones.

Demuestro así que sí es posible que el gobernante cumpla con su palabra de crear empleos por una ruta no directa —pero también demuestro que el gobernante está en posición de inhibir la creación de empleos cuando entorpece la apertura y ampliación de empresas.

Esta explicación llana y franca no es siempre seguida por los gobernantes —y no lo es, por razones varias:

• Los gobernantes, debe aceptarse, no tienen siempre conocimientos económicos correctos —lo que les hace desconocer eso que apunté antes.

Sin ese conocimiento claro, pensarán en otras vías para la creación de empleos y que no son las correctas —porque verán relaciones simples e irreales entre las variables económicas.

«Hay un error frecuente que cometen no pocos académicos y muchos, muchos periodistas y analistas. Más que ideológico, me parece un problema de profunda ignorancia en materia económica. Estos errores por desgracia terminan replicándose en la mayoría de los políticos que terminan violando libertades esenciales». asuntoscapitales.com

• Por soberbia excesiva y una pasión desbordada de gastar, propondrán proyectos de infraestructura no necesaria —los que supondrán que crearán empleos, y efectivamente lo harán, pero con un efecto que desconocen.

Para realizar esos proyectos de infraestructura necesitarán dinero, que obtendrán por medio de impuestos —esto significa que se reducirán los recursos que tienen las empresas para invertir en nuevos negocios y ampliarlos.

Los empleos creados por el proyecto gubernamental y que suelen ser temporales, causarán una reducción en la creación de empleos productivos que acostumbran ser más estables.

La inauguración de grandes obras será ocasión de orgullo personal sin considerar que del otro lado, se habrán dejado de crear empleos.

«Oaxaca ─ Los gobiernos federal y estatal invirtieron más de 160 millones de pesos en construcciones que sólo sirvieron un día: el de su inauguración […] una planta de tratamiento de aguas residuales para la zona metropolitana […] una inversión de 139 millones de pesos, pero no opera […] El lugar está abandonado, aunque las instalaciones están cercadas con malla ciclónica». diario.mx

• Por creencias ideológicas, los gobernantes suelen tener una opinión negativa de las empresas —un rasgo extremadamente frecuente entre las alas de izquierda del espectro político y que les lleva a considerarlas sus enemigos.

Como consecuencia práctica, la vida de los negocios se dificulta y obstaculiza, lo que daña la creación de empleos y, produce desempleo —un problema que se podría solucionar facilitando la vida empresarial, pero que se prefiere atender con gasto gubernamental.

«La eliminación de la propiedad privada sobre los medios de producción de mercancías constituye la meta sobre el que debe transitar el socialismo para construir el comunismo. El transito de la propiedad privada capitalista a la propiedad socialista (o de los trabajadores) debe culminar con la eliminación de la propiedad sobre los medio de producción; es decir, con una economía comunista». aporrea.org

&&&&&

Termino con la idea central que he querido comunicar al lector.

A pesar de conocerse ampliamente la mejor ruta para la creación de empleos, ella es poco usada por causa de deficiencias en las personalidades, creencias y razonamientos que sufren los gobernantes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras