Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pobreza, dos precisiones
Eduardo García Gaspar
4 diciembre 2017
Sección: RELIGION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es parte del paisaje informativo frecuente. La preocupación cristiana por los pobres es tema común y habitual.

Como se expresa aquí:

«La preocupación por los pobres es la rama de la caridad […] la caridad significa cualquier ejercicio de piedad hacia el prójimo enraizada en el amor a Dios […] Entendemos pobre a las personas que no poseen ni pueden adquirir los medios para sobrevivir y, por lo tanto, son dependientes de la asistencia de otros». ec.aciprensa.com

Y también aquí:

«Este cuaderno es una antología de textos que demuestran hasta que punto la preocupación por la injusticia social y económica ha estado presente en el pensamiento de la Iglesia desde los primeros Padres hasta el Papa Francisco. Preocupación que llevó a un cristiano del s. XII a hablar de los pobres como “vicarios de Cristo”, o lo que es lo mismo a considerar la causa de los pobres como causa de Dios». cristianismeijusticia.net

Hay muy poca duda al respecto. Es parte esencial del amor predicado por el cristianismo el ayudar a quienes lo necesitan y es difícil encontrar a alguien que lo necesite más que los pobres. Esos que viven sin recursos, sin medios, miserablemente.

Eso es una obligación real y presente para todo cristiano: él debe amarlos y eso significa ayudarlos de la mejor forma que pueda. Una obligación constante que aplica a todos.

Hay en esta zona, sin embargo, un par de precisiones que no estaría de más hacer. Algo que bien vale una segunda opinión.

Una, la naturaleza de la ayuda a los pobres. Con esto me refiero a qué tipo de ayuda debe dárseles. Uno de esos tipos es la cesión de medios que resuelven de momento una situación de urgencia: dinero, comida, ropa y otros similares.

No son medios que solucionen la pobreza, nada más la alivian de momento, como la comida de hoy pero no la de mañana. No debe despreciarse esta ayuda, es algo vital, pero sí debe reconocerse que no es una solución aconsejable como remedio de fondo.

Por tanto, supongo que sería razonable aceptar que existe una ayuda de más calidad para los pobres. La que los lleve a valerse por sí mismos y volverse capaces de, por su propio esfuerzo, dejando de ser pobres.

Mi preocupación con la pobreza puede entonces ser explicada: temo que el énfasis mayor es dado a la ayuda momentánea y urgente, relegando a un lugar secundario lo importante de la ayuda que da una solución prolongada.

Dos, el riesgo materialista de esa ayuda. Es un asunto de definición de pobreza, especialmente una cuyo origen es fuertemente religioso.

Esta es otra de mis preocupaciones con la pobreza. ¿No hay acaso un énfasis excesivo en el aspecto material de la pobreza? ¿No sería más adecuado incluir eso que podría calificarse de pobreza espiritual?

La pobreza material, mucho me temo, recibe un tratamiento preferencial; lo que sorprende cuando eso viene de organizaciones religiosas. Que ella reciba atención única por parte de instituciones o personas ateas o seculares es natural, pero no de fuentes religiosas.

Me refiero a la posibilidad de pobres espiritualmente ricos y de ricos espiritualmente pobres.

Y me atrevo a decir que el problema creciente no es el de la pobreza material pues ella ha estado disminuyendo, sino el de la pobreza espiritual (las cifras en EEUU,  en el Reino Unido y en México son evidencias)

En resumen, algo que bien vale una segunda opinión.

Primero, el énfasis de la ayuda a los pobres por medios de solución temporal, relegando los medios de solución prolongada. Algo que, mucho me temo, lleve a la equivocación de remedios estatales artificiales redistributivos y no a soluciones de fondo.

Segundo, el olvido de que la pobreza material está decreciendo y de que sabemos cómo remediarla de fondo; y el olvido de que lo que está aumentando es la pobreza moral, espiritual y religiosa. Creo que esta merece una atención mayor pero es opacada por el énfasis en la pobreza material con soluciones de corto plazo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!