Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pobreza: Rutas de Solución
Leonardo Girondella Mora
1 febrero 2017
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


La pobreza puede examinarse de forma esquemática —y quizá teóricamente— partiendo de una situación simplificada: una persona P no tiene la capacidad de adquirir un bien B que es necesario para una vida digna.

Desde ese punto, un análisis sencillo sugiere que la situación puede remediarse de dos maneras posibles:

• Reduciendo el precio de B hasta el punto en el que P pueda adquirir el bien y la situación se remedie.

• Aumentando el ingreso de P hasta el punto en el que B pueda ser adquirido y la situación se remedie.

Naturalmente, la tercera manera es una combinación de ambas —reduciendo el precio y aumentando el ingreso.

La ventaja obvia de este esquema es que provee un marco de comprensión de la pobreza con una dirección hacia soluciones posibles —las que están planteadas en tres rutas generales posibles.

• Tomar acciones que permitan una reducción del precio de B.

• Tomar acciones que permitan elevar el ingreso de P.

• Tomar al mismo tiempo ambos tipos de acción.

&&&&&

Existe un requisito natural que dichas acciones deben tener — y se trata de ser acciones que den soluciones sostenibles en sí mismas, es decir, duraderas e indefinidas.

Este requisito descarta acciones de efecto corto o transitorio —como lo serían el obsequio del bien B, o la donación de dinero para comprarlo. Aunque existan circunstancias urgentes de ayuda inmediata justificada para esto, lo que se busca es una solución lo más permanente posible.

• Acciones para reducir el precio del bien B.

Estas acciones pueden tomar rutas de muy diferente naturaleza —posibles de distinguir dependiendo de su método.

Una ruta directa es la intervención estatal para, por decreto, reducir el precio de B de forma que P pueda comprarlo —o métodos similares, como el subsidio a la producción de B, reparto de despensas, más otras variantes similares.

La otra ruta, indirecta, es la promoción de la inversión y fundación de empresas competidoras, entra las que varias producen B —haciendo que la competencia y la abundancia de B produzcan una reducción en su precio.

• Acciones para elevar el ingreso de P.

También, estas acciones pueden ir por dos rutas de muy distinta naturaleza.

Una ruta es la directa de intervención estatal y que puede tomar muchas modalidades —como ayudas en efectivo, pensiones a mayores, salarios mínimos, reparto de utilidades, agencias de ayuda social, seguro de desempleo y otras similares.

La otra ruta, indirecta, es la misma anterior —la promoción de inversión y apertura de empresas que, como efecto colateral, creen empleos en ellas y en sus proveedores, incluyendo posibilidades de capacitación y entrenamiento.

&&&&&

La atención a la solución de la pobreza, por tanto, tiene dos grandes posibles soluciones —que son capaces de mezclarse entre sí, pero en donde resulta preferible la ruta indirecta de la promoción de la inversión y la fundación de empresas.

Preferir ese camino es la solución preferible porque la ruta directa de la intervención estatal tiene una falla por diseño: ella no es sustentable por si misma al necesitar financiarse con recursos de sectores creadores de riqueza —por lo que no son soluciones permanentes ni durables.

No es posible negar que existen circunstancias en las que la urgencia de la ayuda a personas pobres solo puede realizarse mediante obsequios o traslados gratuitos de bienes y servicios —pero eso provee reparaciones momentáneas sin perspectiva de largo plazo sostenible.

La pobreza debe entenderse no como la imposibilidad de P para adquirir B, sino como la incapacidad de P para generar ingresos propios y adquirir B —un problema de convertirse en un elemento productivo para su propio bien y el de los demás, produciendo reducciones de precios en mercados competitivos.

Lo anterior, por último, tiene el mérito de señalar que los remedios por la vía estatal no son soluciones sustentables en el plazo largo, es decir, no solucionan la pobreza en realidad sino solamente la ilusión de haberla remediado —pues esas personas siguen siendo pobres, aunque no lo aparenten, porque no pueden aún por ellas mismas dejar de serlo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!