Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pornografía: la Plaga
Selección de ContraPeso.info
12 enero 2017
Sección: Sección: Asuntos, SEXUALIDAD
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta esta idea idea aparecida en aleteia.org a quien agradecemos el amable permiso de publicación. El título original de la columna es «7 razones para tirar la pornografía a la basura», donde puede ser leído en su totalidad.

Olvídense de virus del zika o el ébola, el porno es la auténtica plaga que corroe nuestra sociedad. Es una epidemia de masas y una crisis sanitaria pública de gran extensión.

La gran mayoría de los hombres admiten verlo de forma regular. Abogados, médicos, sacerdotes, esposos, quien sea.

Y a pesar de los mejores esfuerzos por parte de los padres, todos los niños estarán expuestos al porno más pronto o más tarde. Tal y como han destacado algunos expertos, no es una cuestión de «si sucederá o no», sino de «cuándo».

[…]

Aquí tenéis una recopilación de las mejores razones por las que es necesario neutralizar el porno en nuestro día a día.

El porno ofende a las mujeres de verdad

En la mayoría de ocasiones, tenemos la impresión de que el porno es algo inofensivo. Nos engañamos pensando que a las mujeres de esos videos les agrada lo que son y que participan en esa actividad por elección. Eso es meridianamente falso. Una mentira.

Son innumerables las actrices porno que han abandonado esta industria y han dado testimonio de sus problemas físicos y psicológicos, de la coerción que tuvieron que soportar. […]

El porno mata el amor

[…] En todos los casos, es algo que destruye la intimidad de una pareja. Ver porno es como clavar un cuchillo profundamente en el corazón del cónyuge. Le hace perder toda la confianza. El porno le transmite que ella nunca será tan buena, que no está capacitada para satisfacerte.

El porno transforma vuestros votos matrimoniales en una broma. Siembra las semillas de la amargura y el resentimiento. […]

El porno os hace apreciar menos el sexo

Una encuesta reciente ha revelado que un número creciente de hombres prefiere la pornografía al sexo real. ¿Por qué? Porque es más sencillo. Con sólo un clic podéis acceder a una amplísima colección de mujeres de todo tipo, bien dispuestas, por decirlo de alguna forma, y que hacen cosas que ninguna esposa en su sano juicio haría jamás. Ni siquiera es necesario preocuparse de dar placer a otra persona, en el porno todo gira en torno a ti.

[…]

El porno desnaturaliza vuestra visión de la mujer

[…] En el porno, las mujeres son objetos, marionetas. No tienen emociones ni necesidades particulares, en otras palabras, no tienen alma. Son únicamente un premio. Simplemente, no es posible observar a una mujer aguantando semejante violencia, ver cómo se la deshumaniza de la forma más horrible en innumerables pantallas, y luego pretender seguir conservando una visión saludable de la mujer.

[…]

Mata la gracia de Dios en vuestra alma

[…] Es un pecado tan grave, tan atroz que nos separa de Dios, dejando vuestra alma fría, sin vida, condenada al infierno. Puedes poner todas las excusas que quieras, pero mirar pornografía es un pecado mortal y te sitúa rumbo al infierno.

[…]

Y empeora con el tiempo

El porno se convierte rápidamente en algo muy adictivo, como el crack o las metanfetaminas. Y como toda drogadicción, empeora con el tiempo.

[…]

Te convierte en un egoísta

Esto debería ser totalmente obvio, pero cuando te dedicas durante horas a complacerte a ti mismo con imágenes obscenas, comienzas a obsesionarte contigo mismo. En vez de aceptar los sacrificios que exige el amor verdadero, comienzas a ver a los demás como objetos destinados a servir a tus necesidades y deseos… justo como las mujeres de fantasía de tu pantalla.

[…]

El porno os roba la alegría de vivir

[…] Cada vez que lo miramos, perturba nuestra conciencia. Incluso si nos confesamos sobre este tema de vez en cuando, el riesgo de sucumbir de nuevo nos desalienta y nos deprime y nos desespera.

[…]

El porno os convierte en esclavos

[…] El problema es que nos hacemos muy rápido dependientes de nuestros pecados y, de esta forma, entramos voluntariamente al servicio del demonio. Es como el hijo de un rey que baja al mercado de esclavos a hacer sus compras. Es perverso por definición.

Abrazad vuestra libertad como hijos de Dios, sacudíos del yugo que os inflige el diablo. Tirad el porno a la basura.

[…]

Hombres, si reconocéis ser adictos al porno, no tratéis de negociar con la adicción. Eliminadlo de vuestra vida, disparadle a sangre fría. Demostrad quién es el jefe. Combatidle como si vuestra vida dependiera de ello porque, en muchos aspectos, de eso se trata en realidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

Record de Visitas

ContraPeso.info logró en 2016 1,033,263 sesiones individuales de consulta, En nuestro primer año tuvimos 44,527 (datos de Google).