¿Qué es machismo? Definición, acusaciones, naturaleza, elementos. La propuesta de una definición mejorada y más completa de machismo.

Las definiciones tradicionales

A partir de las definiciones acostumbradas aquí propondré una definición más clara del este concepto. Una más fácil de entender y aplicar.

Comienzo con tres definiciones tradicionales:

«[…]es una ideología que engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a promover la negación de la mujer como sujeto indiferentemente de la cultura, tradición, folclore o contexto». es.wikipedia.org

«[…] tiene la idea que la mentalidad de que la mujer debe tener una actitud de sumisión hacia el hombre se manifiesta de diferentes maneras, por ejemplo, con actitudes y comportamientos de menosprecio, control. En algunas ocasiones, se manifiesta en agresiones físicas y psicológicas y se conoce como violencia de género». significados.com

«Se denomina como machismo a aquella actitud, comportamiento que alguien despliega, y en la que prevalece la discriminación y la desvalorización del universo femenino, como consecuencia de considerar que las mujeres son inferiores a los hombres». definicionabc.com

No son malas definiciones del concepto. Su significado sirve para dar una idea aproximada y estándar. Sin embargo, tienen poca utilidad para el diagnóstico del machismo y para poder encontrar situaciones claras de machismo.

Machismo, una definición mejor

La definición de machismo que propongo es la siguiente. La que sirve para aclarar a las acusaciones de machismo.

Machismo es un conjunto de acciones voluntarias y repetidas, que forman un patrón de conducta claro por parte de uno o más hombres identificables en contra de una o más mujeres identificables, las que son directamente maltratadas, o excluidas por causas ajenas a las propias y naturales de la situación en la que se encuentran.

Elementos del machismo

Los elementos del machismo que componen a esa mejor definición son los siguientes

Conjunto de acciones voluntarias y repetidas

Con lo que quiero resaltar su naturaleza intencional y consistente en el tiempo. Se descarta así a la acusación de machismo en actos aislados, accidentales, o involuntarios. El machismo por naturaleza contiene intencionalidad y permanencia.

Acciones que forman un patrón claro

Con lo que refuerzo la idea anterior. Para considerarse machismo tienen que existir actos múltiples que muestren con claridad un común denominador, ese patrón de conducta. Actos repetidos en el tiempo que puedan mostrar un patrón perceptible de conducta.

Acciones de uno o más hombres identificables

Con lo que señalo el origen o fuente de las acciones que deben provenir de una fuente única y fácilmente identificable, y no de varias indeterminadas y que no pueden identificarse.

Acciones contra una o más mujeres identificables

Con lo que quiero señalar que el machismo se da sólo entre hombres identificados que actúan intencional y consistentemente en contra de mujeres identificadas, dentro de una relación en la que una de las partes resulta directa y claramente dañada.

Maltrato o exclusión directa

Con lo que resalto que para considerarse machismo el daño recibido debe ser consecuencia directa del patrón de acciones voluntarias e intencionales. Y que ese daño debe ser fácilmente reconocible como maltrato personal o como exclusión deliberados.

Maltrato por causa ajena a la situación

Con lo que entro a un terreno escasamente explorado y que explico de la manera siguiente.

El caso más simple de tratar es el de la elección de personas, por ejemplo, para un puesto en un equipo de futbol, cuando por definición se excluyen mujeres. Ellas no cumplen con las características requeridas por el puesto y uno de esos requisitos es no ser mujer (un campeonato de levantamiento de pesas para hombres, por ejemplo)

Un caso más complejo es el de un profesor malhumorado, por ejemplo, que a todos responde de manera grosera, no es un caso de machismo, sino de mala educación. Solo podría ser machista su conducta cuando su maltrato sea dirigido exclusivamente a una o más mujeres claramente identificables y debido a su condición femenina.

Machismo, más precisiones

La anterior definición excluye la percepción subjetiva de quienes sienten ser víctimas de machismo. Deben evitarse las acusaciones de machismo sin fundamento y producidas por la posible hipersensibilidad. El machismo debe ser posible de ser observado por terceros.

La definición anterior admite la posibilidad de machismo en dirección opuesta. Eso que podría llamarse hembrismo y que también puede llegar a extremos.

También, la definición anterior se concentra en actos y acciones observables por parte de terceros, rechazando la idea de que también incluye opiniones internas no posibles de observarse externamente en el patrón de conducta.

Finalmente, lo que he tratado de hacer es precisar conceptos con detalles que impidan que actos aislados, no intencionales, e inocentes sean considerados como machismo. Un concepto cuya seriedad merece definiciones más exactas.

 Y una cosa más…

Quise ser consistente con la definición de discriminación que propuse en 2009 y tomé de allí los elementos centrales.

El machismo como acusación formal —no como actitud interna— debe ser tratado como cualquiera otra: la persona acusada debe ser tratada como inocente hasta que se demuestra su culpabilidad.

Es muy desafortunado que, en estos casos, la simple acusación merezca un juicio público inmediato que decrete culpabilidad.