libre comecio

¿Qué es una zona franca? Definición, significado, razones, elementos. Una porción territorial de un país bajo un régimen económico de excepción. Y su opuesto, la exclusividad territorial.

Propuesta frecuente

Las zonas francas o libres son propuestas más o menos frecuentes en campañas electorales. Uno de los candidatos mexicanos la ha propuesto:

«Cuando menos con 20 kilómetros de ancho, en esa superficie podemos hacer lo que nos convenga, daremos incentivos fiscales, bajaremos los impuestos, el precio de los combustibles y la creación del empleo» ejecentral.com.mx

Esa o cualquiera otra, persigue un tratamiento económico privilegiado en la zona marcada por el gobierno. En ella se gozará de excepciones, como impuestos menores, o algún otro tratamiento privilegiado.

«[…] reducir en esa área el Impuesto Sobre la Renta (ISR) al 20 por ciento, y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a 8 por ciento en promedio». elfinanciero.com

Zona franca, su propósito

Es una porción del territorio nacional. Ella tiene un régimen económico de excepción. Posiblemente sin aranceles de importación, impuestos reducidos y facilidades privilegiadas de inversión.

Su objetivo es una expansión de la actividad económica en ese lugar mediante normas de excepción nacional.

Las zonas francas, por eso mismo, proponen algo que cuestiona la política económica nacional de la autoridad.

Un elemento paradójico

Si para potenciar el desarrollo económico de un lugar se le reducen impuestos a la mitad, por ejemplo, resulta inexcusable preguntar la razón por la que no se hace eso mismo en el resto del país.

Si para expandir el progreso de esa zona se permite la importación y la exportación libre de impuestos, la pregunta que debe seguir es la de por qué razón no se hace eso mismo en el resto de la nación.

Si un candidato propone que se den subsidios en cierta zona para que ella florezca, debe preguntársele de inmediato por qué no da esos mismos subsidios en la otra parte de su país.

Si reducir el IVA de 16% a 8% se toma como un incentivo que recibe la zona franca o libre, para crecer económicamente, no hay otra opción que aceptar que esa misma reducción en el resto del país produciría ese mismo crecimiento.

Definición

La definición de una zona franca, entonces, es la de un territorio dentro de un país en el que se aplican políticas económicas de excepción. Mientras el resto del país se encuentra bajo un sistema económico, la zona franca o libre se encuentra bajo otro.

El sistema económico de excepción se caracteriza por políticas de facilitación de la actividad económica como: impuestos menores, ausencia de impuestos de importación y exportación, simplicidad burocrática y otras de naturaleza similar.

Su meta es el desarrollo económico de la zona; producir un boom económico en ella.

Si bien el resto de las leyes del país se aplican por igual dentro de la zona franca que fuera de ella, lo que diferencia a la zona franca es eso precisamente, un régimen económico de excepción y de mayores libertades

Es la ausencia de obstáculos para comerciar, para invertir y financiarse con el propósito de elevar inversiones, facilitar creación de empleos y, en general, tener un ambiente de incentivos económicos.

La pregunta se mantiene

Lo que planteo es una conclusión obvia: si se toman esas medidas para producir un desarrollo económico notable, ¿cuáles son las razones por las esas mismas medidas no se aplican en el resto del país y se logra así ese mismo boom de progreso?

Una zona económica franca es un territorio de excepción en el que se suspende la implantación de la política económica del resto del país suponiendo que ello producirá resultados positivos. Resultados mejores a los que se obtienen en una zona no-franca.

Esa pregunta deberá responderse, junto con otras que están ligadas con las zonas francas — ¿qué justifica que ciertos habitantes del país gocen de un trato preferencial al resto, por ejemplo, pagar menos impuestos?

En resumen

Lo que he intentado hacer es proponer una definición de zona franca al mismo tiempo que revelar la contradicción que ellas muestran con respecto a la política económica nacional.

Si alguien propone que para progresar en una zona el impuesto a las empresas debe reducirse al 20%, está aceptando sin remedio que sus impuestos de 40% en el resto del país son contrarios al progreso económico.

Las zonas francas o libres son una de las modalidades del intervencionismo económico.

.

Y unas cosas más para el interesado…

Debe verse:

Son las personas, no los países, quienes comercian

Otras ideas relacionadas:

.

Lo opuesto a una zona franca, la exclusividad territorial

La decisión de abrir o mantener una empresa es el resultado de una serie de evaluaciones empresariales —que concluyen que es aceptable el riesgo dadas las posibilidades de beneficios.

Entre las variables que influyen en esa decisión empresarial de abrir un negocio o mantenerlo hay una llamativa —la de tener el respaldo gubernamental para lograr una exclusividad territorial.

Si la empresa logra que el gobierno le otorgue esa exclusividad territorial —ceteris paribus—, los riesgos del negocio disminuyen porque se reducen las presiones competitivas: los beneficios empresariales serán mayores con esa exclusividad que sin ella.

Con la licencia de exclusividad territorial, la empresa evita competencia y obtiene ingresos superiores a los que tendrían sin ella —lo que se conoce como «búsqueda de rentas»: medios artificiales para elevar ingresos, típicamente la intervención gubernamental.

Cierre de fronteras

La licencia de exclusividad territorial otorgada a las empresas es el nombre que puede dársele al cierre de fronteras a mercancías extranjeras y funciona de manera similar a la de un monopolio.

Con el cierre de fronteras, los gobiernos distorsionan el estado natural de cosas —el de la libertad económica de las personas en todas partes— mediante la entrega de un privilegio a las empresas que lo logren.

Los beneficios que así se logran para las empresas pueden ser de cantidad suficiente como para que las personas cabildeen y persuadan a los gobiernos de que esa exclusividad territorial tiene beneficios nacionales.

Usualmente, utilizan pretextos como la protección de empresas nacionales y la preservación de empleos —lo que, dicen, será imposible si se permiten las importaciones.

Es acostumbrado que los socialistas brinden su apoyo a esta medida de exclusividad territorial, usando esas mismas razones —y añadiendo su rechazo a empresas internacionales y a la globalización. E

sta posición es paradójica pues así dan su aval a utilidades empresariales mayores, que no son precisamente sus intenciones.

Si los socialistas quisiesen realmente molestar a los empresarios, colocarlos en situaciones de apremio y difíciles, haciéndoles trabajar por el bien de los consumidores, harían lo opuesto —pedirían abrir las fronteras y dejar entrar bienes importados.

Lo que persigo apuntar es que el cierre de las fronteras comerciales y las trabas a las importaciones producen, por lo general, un beneficio artificial en las empresas.

Ese beneficio va acompañado de un daño producido a los consumidores con productos caros, malos y obsoletos —lo que permite asegurar que quien apoya el cierre de fronteras a importaciones está diciendo que la gente vive mejor con productos malos, atrasados y caros.

Me queda por resaltar el extraordinario éxito que en buena parte de la población tiene esa manera de pensar y que afirma que se vivirá mejor en el país impidiendo la importación de bienes —una posición insostenible lógicamente, pero que en política acostumbra producir votos numerosos y retórica llamativa:

«[El TLC] Genera desempleo femenino. Es mentira que los TLC generen empleo para las mujeres. La política de reducción del estado y la quiebra de pequeñas y medianas empresas debido a la injusta competencia con las trasnacionales, hace que las mujeres sean lanzadas del mercado laboral formal y obligadas a incorporarse al sector informal, sin ningún tipo de protección laboral». mujeresenred.com

Aunque la evidencia indica que no es así:

«[…] el desempleo no tiene absolutamente nada que ver con la apertura económica y se puede ser muy abierto y gozar de un muy bajo nivel de desocupación al mismo tiempo». Inversor.global

Es una noción arraigada en el panorama intelectual popular que la libertad comercial, el libre comercio, produce daños al país, como desempleo y cierre de empresas —un razonamiento superficial que se padece incluso en círculos académicos de altura.

Tengo que terminar con una frase de H. Hazlitt:

«El arte de la Economía consiste en mirar no solamente a lo inmediato sino a los efectos posteriores de cualquier acción o política; consiste en considerar las consecuencias de esta política no solo en un grupo, sino en todos los grupos».