El caso del candidato a la presidencia Andrés M. López Obrador en México es interesante. Incluso curioso y hasta digno de ser analizado en sí mismo.

Comienzo con las conclusiones de mi análisis. Un resumen de López Obrador en cuatro puntos.

A. Su intervencionismo económico

En resumen, sus medidas, propuestas y programas parten de una idea única: todo tiene solución por medio del crecimiento gubernamental. Absolutamente todo.

Quiere él «lograr el renacimiento económico, social, político, pero sobre todo, moral de México» por medio acciones de su gobierno. Más gobierno significará, en su opinión, mejor país, incluso éticamente.

Su gobierno distribuirá la riqueza, se hará cargo del sector energético, dará Internet a todos, establecerá un estado de bienestar, establecerá precios de garantía a productos agrícolas, limitará importaciones, abrirá refinerías, prohibirá exportar petróleo… todo girará alrededor actos de su gobierno. Más gobierno a su mando es la clave y condición de la prosperidad, según su plataforma.

El problema de esta idea es que no hay evidencia de que dé resultados, al contrario. La expansión del gobierno es un freno a la prosperidad.

B. Su intervencionismo moral

En resumen, el gobierno de López Obrador será también responsable de «hacer posible una república amorosa […] sustentada en el amor de a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la patria y a la humanidad». Su gobierno elaborará una constitución moral por consenso público.

La misma idea anterior, la de que todo tiene solución mediante la expansión de su gobierno. Más dosis de gobierno de López Obrador es lo mejor que le puede suceder al país. Incluso haciéndose cargo de definir el bien y el mal.

C. Su posición real

La base errónea de los dos puntos anteriores, no parece alterar su percepción pública. Es ignorada masivamente la inviabilidad de sus propuestas. Toda su posición está cimentada en otra base.

La posición real del candidato es, entre sus adeptos, otra, la de una opción salvadora ante un gobierno malo. La narrativa de López Obrador entre sus seguidores parece ser esta.

México no puede estar peor. El gobierno presente es malo, corrupto e ineficiente. Ante esto, la alternativa de López Obrador es la única posibilidad de salvar al país.

Esta narrativa es la que creo que lo ha colocado en primeros lugares de encuestas, aunque con datos tan dispares que no hay claridad.

La popularidad de López Obrador, con un tercio o algo más de preferencias está sustentada, por tanto, en la esperanza y la fe de esa porción del electorado y que ha sido más o menos razonada de esta manera:

Los gobiernos del PRI han sido malos. Los gobiernos del PAN han sido malos. Los gobiernos del PRD han sido malos. Todos los gobiernos anteriores han sido malos. La única opción no intentada antes es la de López Obrador que promete un gobierno bueno con el que se acabará la corrupción.

El razonamiento es en extremo débil, pero ha logrado establecerse son esperanza sólida entre sus partidarios, aunque no tan exitosamente como lo debería lograr una campaña que lleva más de una década.

D. Sus esfuerzos de camuflaje

Un buen segmento de sus partidarios y aliados es la izquierda radical que en López Obrador ha encontrado la opción más afín a sus ideas: por ejemplo, la izquierda venezolana:

«De hecho el eje fundamental del programa de Chávez estaba basado en una lucha contra los excesivos privilegios de la burguesía venezolana y contra el sometimiento del imperialismo norteamericano: un programa, que con sus matices, era muy similar al que hoy defiende AMLO». old.izquierdasocialista.org

Esto y los efectos de su  percepción como un «peligro para México» le han forzado a adoptar una posición de moderación en público a lo que ha ayudado el reclutamiento de personas vistas como moderadas responsables de persuadir a los segmentos que verían al candidato como radical y rodeado por radicales aún más peligrosos.

Una estrategia de camuflaje que persigue aumentar atractivo entre votantes indecisos.

Dentro de su coalición partidista, entonces, existen extremos radicales, miembros originales de su campaña, que son tratados de ocultar y elementos mesurados que son tratados de resaltar y que le dan al candidato una imagen de, por ejemplo, estar abierto a la apertura energética, que es totalmente rechazada por sus aliados radicales.

&&&&&

¿De dónde salió el resumen anterior? De los materiales siguientes:

1. He leído su libro de hace 13 años, López Obrador, Andrés Manuel. Un Proyecto Alternativo de Nación: Hacia Un Cambio Verdadero. 1. ed. México, D.F.: Grijalbo, 2004.

Un análisis de este libro fue publicado en esta página en 2005, bajo el título «La plataforma electoral de AMLO». En 2011 se publicó un resumen de lo anterior en «Las ideas de López Obrador».

2. Tiempo después, leí su otro libro López Obrador, Andrés Manuel. 2018 La Salida. Ciudad de México: Planeta, 2017. Lo leí dos veces, incluso haciendo anotaciones.

Lo que me permitió atreverme a escribir en abril de 2017 «AMLO: riesgos y pronósticos», un escenario posible de su presidencia.

3. He tratado de seguir los razonamientos de sus opositores y de sus partidarios a través de diferentes fuentes y ya desde hace tiempo. También he leído dos obras que me parecen aplicables a este caso (y que son altamente recomendables en sí mismas).

Una fue Scruton, Roger. The Uses of Pessimism and the Danger of False Hope. Oxford: Oxford University Press, 2010.

La otra, Hollander, Paul. From Benito Mussolini to Hugo Chavez: Intellectuals and a Century of Political Hero Worship. Cambridge, United Kingdom: Cambridge University Press, 2016.

Post scriptum

1. La defensa del régimen chavista y un socialismo diáfano puede ser demostrada con este video de un aliado de López Obrador.

2.El choque entre los aliados originales del cadidato y los moderados puede ser entendido en este video:

3. Un análisis del libro más reciente:

2018 la Salida: Decadencia y Renacimiento de Mexico2018 la Salida: Decadencia y Renacimiento de Mexico by Andrés Manuel López Obrador
My rating: 1 of 5 stars

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.