Bienestar general y sectorial

, ,

Es la política de bienestar sectorial —la de medidas gubernamentales dirigidas a sectores sociales específicos.

Por ejemplo, ayudas a madres solteras, ayudas a ninis, precios de garantía a agricultores, universidades gratuitas, regalo de preservativos, prohibición contra competencia a taxistas —decisiones gubernamentales con un sector específico en mente.

Estos casos son evidencias que ilustran una de las estrategias de gobierno, la política de bienestar sectorial, y que está caracterizada por la segmentación de la sociedad en sectores predeterminados a quienes se dirige cada una de múltiples acciones gubernamentales.

Pueden, por tanto, los gobiernos tener políticas enfocadas a sectores concretos —como estudiantes a quienes se da transporte gratuito, personas mayores a quienes se otorga una pensión, jóvenes a quienes se ofrecen abortos gratuitos, empresas a quienes se da protección contra importaciones, agricultores a quienes se dan créditos preferenciales y otras similares.

Este tipo de política de bienestar sectorial produce cientos y miles de programas, planes y políticas de tratamientos especiales a porciones de la sociedad —se habla de más de 5,000 programas sociales en México y de 13,000 en Argentina.

Los problemas de esa política de bienestar sectorial tiene los problemas obvios: duplicidades, ineficiencia de gasto, control dificultoso, fraudes frecuentes, burocracia multiplicada, clientelismo —más las usualmente olvidadas dificultades de cancelarlos sin riesgos de protesta violenta y su crecimiento ilimitado.

A la política de bienestar sectorial se ofrece una estrategia alternativa que es más eficiente, menos costosa, sin riesgos de duplicidad, con fácil control y un costo administrativo sensiblemente menor —es la estrategia de bienestar total y cuyo objetivo es la sociedad general, sin distinciones ni divisiones.

&&&&&

Se tienen, entonces, dos estrategias gubernamentales de bienestar —políticas por las que los gobiernos pueden optar para cumplir con sus funciones:

1. Política de bienestar sectorial. Es la ejemplificada en los planes mencionados antes, cada uno dirigido a un sector específico y concreto de la sociedad —y que no necesito explicar más.

Esta política sectorial es muy característica de los regímenes de centralización del poder, como los socialismos, el estado de bienestar y sus similares.

2. Política de bienestar general. Es la que no hace distinción entre sectores sociales y dirige sus decisiones a la totalidad de la sociedad sin diferencia alguna de derechos, libertades y obligaciones —el gobierno gobierna para todos.

Esta política de bienestar general es muy característica del liberalismo —como lo ha expresado Mises:

«El liberalismo siempre ha tenido a la vista el bien del todo, no de un grupo especial […] Históricamente, el liberalismo fue el primer movimiento que se dirigió a la promoción del bienestar de todos, no de grupos especiales». Ludwig von Mises Liberalism: The Classical Tradition.

Esta es la razón por la que el liberal puede oponerse a medidas de ayuda sectorial, dando una apariencia de insensibilidad y frialdad —pero lo hace porque juzga que esa medida reduce el bienestar de los demás, causa suficiente como para no aprobarla.

Un caso prototipo es el de aranceles a las importaciones para proteger a ciertas empresas y sus empleos, lo que tiene una gran apariencia bondadosa sectorial —pero esos aranceles elevarán costos de diversos productos y ello lastimará a todos, incluyendo a esos que están en los empleos protegidos.

Entre la política de bienestar general y la política de bienestar sectorial los gobiernos deben escoger su camino principal —y no hay duda de cuál es. ¿Por qué buscar beneficiar a unos sí y a otros no, cuando a todos puede beneficiarse?

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *