Decisiones con fondos públicos

,

¿Quién toma mejores decisiones de inversión?

Suponga el lector la existencia de varias posibles elecciones económicas de inversión —alternativas que perciben las personas para usar sus recursos y obtener un beneficio.

Hablo de utilidades empresariales, o pérdidas —éxito y fracaso de empresas.

El emprendedor calcula el precio al que en el futuro venderá el producto que producirá  —tendrá utilidades cuando los costos de adquisición de sus factores de producción sean menores que el precio de venta del producto que ofrece.

Es una labor de cálculo futuro, producto de la visión que tenga la persona y que puede moverla o no para tomar un riesgo personal evaluado y estudiado —pues no es su intención perder recursos en su iniciativa, sino lo contrario.

Tendrá él pérdidas cuando cometa errores en sus evaluaciones. Podrá equivocarse en el precio al que pueda vender lo producido —o estimar erróneamente los costos de adquisición de los factores de producción.

Las utilidades o beneficios empresariales tendrán un efecto, el de la supervivencia de la empresa. Sin utilidades no es posible mantener a la empresa en operación —de lo que se concluye la importancia de la evaluación personal del empresario.

A eso, dedicará él tiempo y esfuerzo pues los recursos son propios, o le representarán obligaciones personales —lo que muestra el centro de la decisión: el interés personal en tener éxito, es decir, beneficios de su inversión y trabajo.

Si por un azar fortuito la decisión de inversión no se hiciera con recursos propios, las condiciones de la decisión cambiarán totalmente. Si acaso, el empresario tuviera que decidir usando dinero ajeno que no le representa riesgo alguno para su persona, sin duda la decisión sería menos cuidadosa.

1. Por usar recursos propios, que representarían riesgos personales, el empresario tomará decisiones diligentes y concienzudas —examinando precios de lo producido, costos de los factores de producción, potencial futuro, reacciones competitivas, etc.

2. Pero cuando no se usan recursos propios que representen riesgos personales, quien sea que tome las decisiones descuidará su examen de precios futuros, de costos de producción, etc. Las pérdidas que sufra la nueva empresa no alterarán el bienestar de quien tome la decisión.

&&&&&

Ese simple estado de cosas es lo que hace que las inversiones en empresas, cuando son hechas con fondos públicos, sean realizadas con descuido y negligencia —haciendo muy probables a las pérdidas y los consiguientes subsidios para mantener a la empresa.

Por ejemplo, la decisión de construir una refinería, un aeropuerto, o un tren, estará en mejores manos cuando se toma usando fondos personales que signifiquen riesgos individuales —que cuando se toma usando fondos públicos que no significan riesgo personal alguno para el tomador de la decisión.

Inicié la columna con una pregunta. ¿Quién toma mejores decisiones de inversión? Ese que corre riesgos personales de pérdidas de recursos propios —y las peores decisiones de inversión serán tomadas por los gobiernos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *