Libertad y globalización

¿Qué es globalización? El significado de globalización, mucho me temo, tiene connotaciones demasiado sentimentales. Especialmente entre sus detractores.

Esa es una buena causa para intentar tener un significado de globalización más objetivo, menos emocional.

¿Qué es globalización? Algo bastante mayor que la visión actual que se solo pone atención en movimientos internacionales de mercancías. En realidad, la globalización tiene varias facetas.

1.Movimiento de mercancías. Lo de comercio, que es a lo que estamos acostumbrados. El asunto de libertad en importaciones y exportaciones y que a los gobiernos les gusta controlar suavemente con tratados de libre comercio y duramente con proteccionismo.

2.Movimiento de capitales. Lo de dinero, capital, inversiones que las personas mueven de un país a otro. El asunto de libertad de mover recursos de un sitio a otro y que a los gobiernos también les gusta controlar.

3.Movimiento de personas. Lo de gente que emigra de una nación a otra, por voluntad propia.

La globalización solamente es comprensible en un mundo organizado por naciones con fronteras que son límites a cualquiera de esos tres movimientos anteriores.

En cuanto a los movimientos de personas y capitales, había más libertades hace un siglo que ahora en países desarrollados. En nuestros tiempos, la globalización se entiende cotidianamente como el consumo de aguacates mexicanos en EEUU, el consumo de vino argentino en México y cosas similares.

La libertad de emigrar, que es parte de la globalización integral, tiene una buena cantidad de controversia y restricciones por una situación peculiar: la facilidad de movimiento de cantidades enormes de personas que buscan huir de su país, generalmente una nación fracasada.

Propiamente eso no sería emigración voluntaria la que esta mejor representada por la decisión libre de ir a otro país por causa de mejora personal individual (como el ofrecimiento de un empleo mejor pagado).

Ahora es más fácil entender la naturaleza de la globalización que está sustentada en la libertad propia del ser humano.

• La libertad de dos personas, una en Bélgica y otra en España para venderse entre sí cerveza y jamón. La misma libertad que tiene las personas que están dentro de España para vender y comprar los bienes que ellas producen.

El que una persona se encuentre en Arizona, EEUU y la otra en Sonora, México, no debería se un obstáculo para que ellas comprasen una a la otra lo que desearan. Es un asunto de libertad que no puede pararse por razones fronterizas.

• Libertad de personas para mover su capital, dinero y recursos, donde ella lo desee. Con un efecto curioso: el incentivo de cada nación para proveer un ambiente de seguridad económica que beneficia a sus propios ciudadanos.

• Libertad de personas para vivir donde ellas creen que tendrán mejor vida por medio de trabajo y esfuerzo propio. Con otro efecto curioso: el incentivo nacional para atraer talento de otras partes.

Lo que creo que bien vale una segunda opinión es resaltar la asociación entre libertad y globalización integral. Quien piense que la libertad es un gran valor humano concluirá que la globalización es positiva; y lo contrario.

Y una cosa más…

Para esta columna usé la obra de Collier, Paul. The Bottom Billion: Why the Poorest Countries Are Failing and What Can Be Done About It. Oxford: Oxford University Press, 2007.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *