Libertad y liberación 

¿Diferencia entre libertad y liberación?

Tengo la impresión de que en nuestros tiempos hay una mentalidad que interpreta a la libertad como una liberación general por la que todo es considerado un freno a la libertad, especialmente la noción de autoridad y la de normas culturales o tradiciones.

Un autor ha expresado de esta manera la redefinición de la libertad para entenderla como liberación absoluta:

«[…] tres revoluciones básicas de pensamiento, redefinen la libertad como la liberación de los humanos de la autoridad establecida, la emancipación de la cultura y la tradición arbitrarias, y la expansión del poder humano y el dominio sobre la naturaleza mediante el avance del descubrimiento científico y la prosperidad económica». Deneen, Patrick J.. Why Liberalism Failed (Politics and Culture) (p. 27). Yale University Press. Mi traducción.

El problema es de consideración para quienes defendemos a la libertad pues significa un cambio sustancial. La libertad, para defenderse, debe respetarse a sí misma y eso implica ciertas limitaciones. La liberación, en cambio, no admite esas limitaciones, ninguna.

1. Emancipación de las autoridades. Es la liberación de toda idea de autoridad externa y que convierte a la persona en una autoridad inapelable de su propia conducta. La persona es autora de sus propias normas y juez inapelable de sus actos. Nada hay fuera de ella que pueda reclamarle la menor autoridad.

2. Emancipación de la cultura. Es la liberación de todo lo creado antes, normas, tradiciones, costumbres, creencias y que se interpreta como un impedimento de la libertad. La persona, a partir de la nada, creará por sí misma el futuro desde el presente que ella quiera.

3. Emancipación de la naturaleza. Es la liberación de las limitaciones físicas que tiene su cuerpo y el mundo que le rodea, lo que será posible dados los avances científicos y tecnológicos. Esta liberación está bien ilustrada en:

«El transhumanismo se llevará a cabo mediante ingeniería genética, eugenesia embrionaria y prenatal, nanotecnología y biotecnología aplicada al cerebro y a potenciar las capacidades sensoriales y cognitivas del hombre. Mediante fármacos que controlen el bienestar emocional y reduzcan el impacto negativo de ciertas experiencias actuando sobre los centros de control y neurotransmisores». bioeticaweb.com

Esas tres emancipaciones muestran bien la diferencia entre la libertad y la liberación, la que puede resumirse en la creencia de ser capaces de regirnos cada uno con una autonomía absoluta.

Para poner esto en una perspectiva más aterrizada en la realidad debemos hacer una pregunta simple. La de si cada uno en lo individual tiene la capacidad para crear desde la nada una moral nueva, sin autoridad alguna; una sociedad nueva desde la nada, sin atadura alguna al pasado; y crearse una naturaleza nueva personal.

La capacidad requerida en cada persona, para poder realizar eso, sería fenomenal. Piense usted en esa frase de Newton de que le ha sido posible ver más lejos porque estuvo parado en hombros de gigantes. Una manera de expresar la necesidad de los adelantos de otros anteriores.

Me parece una hipótesis demasiado atrevida, en realidad imposible, el que cada persona tenga la preparación, el conocimiento y las capacidades como para construir de la nada todo eso que supone la liberación a la que se aspira. 

Por el contrario, creo sinceramente que nuestra naturaleza, reconociendo su imperfección, hace bien en interpretar a la libertad dentro de las limitaciones que existen de autoridades y códigos morales, de los frenos que imponen las tradiciones producto de siglos de experiencias y de la aceptación de esa misma naturaleza sin la que dejaríamos nuestra condición de humanos.

En otras palabras, la liberación está sustentada en la debilidad que tiene la soberbia, la fragilidad de la arrogancia y la flaqueza del orgullo.

Y una cosa más…

Un poco más sobre el transhumanismo:

«Mediante fármacos que controlen el bienestar emocional y reduzcan el impacto negativo de ciertas experiencias actuando sobre los centros de control y neurotransmisores. Mediante el uso de píldoras de la personalidad que eliminen aspectos negativos como la timidez o que aumenten la capacidad creativa y emocional». Ibídem

¿Podremos ser humanos si artificialmente desconocemos los malestares, la infelicidad, el sufrimiento?

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *